NN07 – No Nationality 07

NN07 es relativamente una marca joven que tiene su sede en Copenhague. La marca tiene su toque especial y un perfil diferente, algo que particularmente nos gusta, recordad: No seguimos modas.  

 Es una marca de ropa exclusiva y con buena calidad. NN significa “No Nationality” y 07 el año en que lanzaron su primera colección. “Sin nacionalidad” es una imagen que la marca trata de crear con “Originals of Tomorrow”  en lugar de simplemente seguir las tendencias. La marca se basa en el concepto de narración de historias, que se ve en sus anuncios, donde han viajado por diferentes lugares del mundo. Durante esos viajes por el mundo, las personas son suficientemente valientes como para descubrir el mundo a través de sus propios ojos. No importa de dónde vengan, Kenia, Argentina, Italia, Escocia o Japón, para ellos todos son iguales. Les atraen las personalidades, no las nacionalidades. Utilizan modelos locales para retratar una historia más auténtica sobre la ropa. A pesar de la corta edad de la marca, rápidamente ha ganado un gran éxito en la escena de la moda danesa y europea con sus estilos clásicos y atemporales.

NN07 mira el mundo desde su propia perspectiva, y hacen las cosas a su manera. Se inspiran en aquello que conocen,  buscando buenas telas, detalles y calidad. Se trata de apreciar las pequeñas cosas y saber la importancia de una buena artesanía.

La buena ropa es como la buena gente. Mejora con el tiempo.

Entrevista a Mamnick

Mamnick es el camino que sale del valle de Hope y asciende a Mam Tor, en lo profundo del esplendor del Peak District. ¿Qué significa esto para ti Thom?

La escalada de Mam Nick fue uno de los primeros lugares a los que fui en bici a el Peak cuando subí a la bicicleta hace poco menos de una década. Me sorprendió encontrar un lugar tan hermoso y remoto a solo una hora del centro de Sheffield. Todavía es un lugar al que me gusta ir ya sea en bicicleta o caminando, ya que la red de carreteras allí indica que se puede andar todo el día sin ver muchos coches (si es que hay). Sentía importante construir una marca auténtica, por lo que darle nombre a mi marca de un lugar real era importante. El logotipo de Mamnick son dos triángulos de las colinas a ambos lados de la subida: Rushup Edge y Mam Tor.

Hace años eras el batería de la banda de Sheffield, Heebie Jeebies y trabajabas en la tienda vintage Freshman en Carver Street. ¿Cómo fue tu vida desde aquel momento y por qué creaste Mamnick?

Buscaba alejarme de la escena vintage, buscando un nuevo desafío creativo. La banda era muy divertida, especialmente recorriendo Europa con dos de mis mejores amigos, pero a medida que crecía quería canalizar mi energía y tiempo en algo más sostenible. Comenzar con una marca parecía una buena manera de poner mis otros intereses creativos en un proyecto en el que potencialmente podría ganarme la vida, así como vincular esto con mi amor por la bicicleta. De alguna manera me las arreglé para encontrar el equilibrio perfecto entre trabajo y vida, en el que prácticamente estoy promocionando mi estilo de vida de recorrer caminos, dar largas caminatas y diseñar productos.

La mayoría de vuestros productos se fabrican en vuestra zona  de South Yorkshire, donde están vuestras raíces. ¿En qué otros lugares fábricas y qué  es lo que buscas?

Trato de encontrar a las mejores personas para hacer el trabajo, ante todo, he tenido la suerte de haber encontrado a mucha gente buena justo en mi puerta. Sin embargo, hacemos una pequeña colección cada año en Japón y esta es nuestra Black Label. Todo se vende exclusivamente a través de nuestros sitios web, la sala de exposición de Sheffield y la tienda principal en Tokio. De este modo, podemos mantener el control total sobre nuestros precios y establecer una relación adecuada con nuestros clientes, lo cual es de vital importancia para mí.

 Mucha gente cuando escucha Mamnick a parte de otros productos le viene a la mente vuestras navajas, cuchillos. En las que nosotros para serte sincero nos inspiramos y fabricamos también en Sheffield. Me imagino que este amor por el acero te viene de tu abuelo Eric Barnett, el cual trabajo toda su vida con este metal. ¿Qué influencia tiene tu abuelo en Mamnick?

Mi abuelo trabajó en la industria del acero en Sheffield durante más de 45 años, de hombre y de niño. Nos contaba historias sobre el trabajo cuando estaba vivo y cuando falleció, utilizar el material con el que pasó años trabajando me pareció correcto. Es una pena que no esté aquí, nunca tuve la oportunidad de mostrarle la influencia que ha tenido en la marca Mamnick y en mi vida en general.

En 2014 inauguráis tienda en Tokio, ¿Por qué elegís Japón para abrir una tienda y no otro lugar en el mundo?

El mercado japonés siempre ha considerado deseable la historia de Mamnick y la etiqueta “Hecho en Inglaterra”. Desde que lanzamos nuestro primer producto en 2013, hemos creado un pequeño lugar en el mercado. Abrir una tienda me pareció el siguiente paso. La cultura japonesa de esforzarse por la excelencia total en todo lo que haces es algo que admiro mucho y es bueno que la gente aprecie el espíritu de Mamnick de “haz una cosa a la vez, lo más hermosa posible”.

El ciclismo y lo que le rodea es una parte muy importante en la marca, con diferentes malllots y complementos para el ciclista. ¿De dónde te viene  este amor por el ciclismo?

Solía ​​jugar mucho al fútbol cuando era más joven, pero tratar de juntar gente y organizar partidos cuando te haces más mayor es más difícil. La bicicleta parecía genial y además algo que puedes hacer por tu cuenta o con un grupo. Me compré una vieja bicicleta de acero y me fui con ella. Algunos de amigos me enseñaron las cadenas y luego me uní a un club, me puse en forma y aprendí la etiqueta de montar en grupo. Conozco gran parte del Peak District como la palma de mi mano ahora, es uno de los mejores lugares del mundo para andar en bicicleta.

Una de mis prendas favoritas de tu marca es el Edale smock, una prenda con clara inspiración militar. ¿En qué te inspiraste para crear esta prenda?

Se basa más en los  smocks de la década de 1950 que en lo militar para ser honesto. Sin embargo, nuestro smock Pindale se basa en un smock de la WW2. Solo quería diseñar y hacer una chaqueta que fuera lo opuesto a todas las chaquetas técnicas, por lo que hice referencia a las primeras prendas hechas en el Reino Unido fabricadas por Blacks  y Belstaff, pero hechas con telas más lujosas como la lana italiana y la lana de cachemira.

Explícales a nuestros lectores en que consta black label.

Mamick Black Label es el producto que fabricamos en Japón, gran parte de este diseño está diseñado por mi amigo Osamu Aizawa. Algunos de los artículos menos conservadores se venden exclusivamente en Japón y en nuestra tienda principal también.

Vuestra lema dice One thing at a time, as beautiful as possible. ¿Qué significado tiene esto para ti?

Es un proverbio budista, y es la expresión más elocuente de la idea de vivir la vida en el momento que conozco; La idea de que una de las claves de la felicidad, la realización y el disfrute es comprometerse con lo que sea que esté haciendo sin distracción.

Interview with Mamnick

Mamnick is the road that starts in the valley of Hope and ascends to Mam Tor, deep in the splendor of  Peak District. What does this mean for you, Thom?

The Mam Nick climb was one of the first places I rode to in the Peak when I got into the bike just under a decade ago. I was surprised to find such a beautiful and remote place only an hour away from Sheffield city centre. It’s still a place I like to go now either on the bike or on foot as the network of roads there means you can ride all-day without seeing many (if any cars). It felt important to build an authentic brand, so naming my brand after a real place was important. The Mamnick logo is two triangles of the hills either side of climb – Rushup Edge and Mam Tor.

Years ago you were the drummer for the Sheffield band, Heebie Jeebies, and you worked at the vintage Freshman store on Carver Street. How was your life from that moment and why did you create Mamnick?

I was looking to get away from the vintage scene, looking for a fresh creative challenge. The band was a lot of fun, especially going around Europe with two of my best friends, but as I got older I wanted to channel my energy and time into something more sustainable. Starting a brand seemed like a good way of putting my other creative interests into a project that I could potentially make a living from, as well as tying this in with my love for the bike. I have somehow managed to find the perfect work/life balance, where I am practically marketing my lifestyle of riding the walk, going on long walks and designing products.

Most of your products are made in your area of South Yorkshire, where your roots are. In what other places do you manufacture and what do you look for?

I try and find the best people to do the job first and foremost, I’ve been lucky to have found a lot of good people right on my doorstep. We do make a small collection every year in Japan, though and this is our Black Label. Everything is sold exclusively via our websites, Sheffield showroom and flagship store in Tokyo. This was we can keep total control over our prices and build a proper relationship with our customers, which is vitally important to me.

Many people when listens Mamnick apart from other products comes to mind your knifes, knives. In which, to be honest, we are inspired and also manufacture in Sheffield. I imagine that this love for steel comes from your grandfather Eric Barnett, who worked all his life with this metal. What influence does your grandfather have on Mamnick?

My grandad worked in the steel industry in Sheffield for over 45 years, man and boy. He’d tell us tales about work when he was alive and when he passed away, using the material that he spent years working around felt right to me. It’s a shame he’s not here now, I never really got a chance to show him the influence he’s had on the Mamnick brand and my life generally.

In 2014 you opened a store in Tokyo, why do you choose Japan to open a store and not another place in the world?

The Japanese market has always found the Mamnick story and the ‘Made in England’ tag desirable, ever since we released our first product in 2013 we’ve crafted a small place in the market over there. Opening a store seemed like the next step. The Japanese culture of striving for total excellence in everything you do is something I greatly admire and it’s nice to folk appreciate the Mamnick ethos of “doing one thing at a time, as beautiful as possible”.

Cycling and to what around it is a very important part of the brand, with different maillots and accessories for the cyclist. Where does this love for cycling come from?

I used to play a lot of football when i was younger but trying to get people together and organise games when you get older it more difficult. The bike looked cool and more-so, something you can do on your own or with a group. I got my self an old steel bike and just went with it. I was shown the ropes by some friends and then I joined a club, got fitter and learnt the etiquette of riding in a group. I know large parts of the Peak District like the back of my hand now, it’s one of the best places in the world to ride the bike.

One of my favourite clothes of your brand is the Edale smock, a garment with a clear military inspiration. What did you get inspired to create this garment?

It’s based on the rambling jackets / smocks of the 1950s rather than military to be honest. Our Pindale smock is based one on the WW2 smocks though. I just wanted to design and make a jacket that was the opposite of all the technical walking jackets, so I took reference to the early British made ones manufactured by the likes of Blacks and Belstaff, but made with more luxurious fabrics like Italian wool and cashmere.

Can you explain to our readers what the black label consists of?

The Mamick Black Label is the product we manufacture over in Japan, much of it is design with my friend Osamu Aizawa. Some of the more less-conservative items are sold exclusively over in Japan in our Flagship store too.

Your slogan says One thing at a time, as beautiful as possible. What does this mean for you?

It’s a buddhist proverb, and it’s the most eloquent expression of the idea of living life in the moment that I know of; the idea that one of the keys to happiness, fulfilment and enjoyment is to commit yourself to whatever you are doing without distraction.

Atlántico sweatshirt

Atlántico sweatshirt es una prenda en color azul marino fabricada en Portugal con 100% algodón de primera calidad. Rinde homenaje al Océano que baña nuestra costa, el Atlántico. En la parte izquierda del pecho nos encontramos un bolsillo con cremallera vertical YKK con nuestro logo serigrafiado en color blanco. Disponible en las tallas XS, S, M, L, XL, XXL. Precio 60 euros.

A la venta el próximo lunes día 17 a las 15h en nuestra SHOP.

Beograd

“Hay lugares jodidos. Y luego están los Balcanes”. A esa conclusión llego cuando mi amigo Ivan me despide en el aeropuerto. Ha sido una semana llena de emociones, he podido conocer lo que llevaba tiempo queriendo ver con mis propios ojos y experimentar con todo lo que eso conlleva. El avión despega y dejo atrás el Aeropuerto Nikola Tesla, contemplo el atardecer algo tenso, ya que hasta para las turbulencias son jodidos los Balcanes.

En el viaje de ida esas sacudidas hicieron que dudara, así que le recé a otro dios. Perdóname, Diego. Con los deberes hechos en casa, ya sé decir cuatro cosas en serbio pero eso no quita que el vendedor de tickets del transfer al centro se burlara de mí. Qué le voy a hacer, es un hombre de más de 60 años, con unos ojos azules que delatan las mil y una vivencias que debe haber superado esa persona. Me alojé en un pequeño estudio muy céntrico y sin ninguna otra comodidad que un par de estufas que me dieran calor por la noche y a la mañana. Llevaba un buen madrugón encima y las turbulencias me empujaron a tomar una pinta de cerveza. Me senté en una mesa fuera, en la terraza de un bar de Terazije a pesar de los 2ºC. Con los nervios algo destrozados, me animo a fumar un cigarrillo y el camarero que me atiende me invita a pasar dentro del bar. Le digo que no, que me apetece fumar. Él me mira y se ríe. Pone los brazos en jarra y me dice: “aquí se puede fumar en los bares. Esto es Serbia, my friend”.

“Hoy juega el FK Partizan contra el FK Proletar. ¡Ya tengo el ticket y voy al estadio esta noche!” pienso en mis adentros. Llego a la cancha y, dejando a un lado la fachada principal, parece una maldita cárcel. No va en coña, y eso que he estado en algunas de las peores canchas de Argentina. Lleno de graffitis y murales de amistades con otros grupos ultra, observo el dispositivo policial y parece que sea hoy el derby. Parecían las tropas de Saruman, armados y protegidos hasta los dientes. La entrada es gratis, tengo una en tribuna pero consigo una en el Sud, donde está Grobari. Hablo con alguno de los muchachos, voy a un bar a tomar un par de cervezas y termino tomando rakia. Hace un frío de la puta madre, a -6º viendo un partido sin más de la Superliga serbia. “Ni tan mal” pienso. Hasta que se encienden como unas 60 bengalas por todo el campo y las empiezan a tirar al campo de juego, el partido transcurre con normalidad y los operarios se apresuran a apagarlas. No entiendo una mierda de lo que cantan, pero hay hinchas que se sacan la camiseta, bromean y siguen cantando. Los lavabos son lo peor que he visto, a la altura de los baños de la cancha de Chacarita Jrs de Argentina.

Al día siguiente hay otro partido, juega el FK Rad contra el FK dinamo Vranje de primera división. Con una sola tribuna y el gol, los hinchas del Rad son pocos pero aprietan. Un ambiente muy familiar, todos se saludan con todos y los niños juegan y mandan pelotazos al campo, teniendo que interrumpir el juego a diferencia con las bengalas del Partizan. Hace un frío soportable hasta que se va poniendo el sol. Me tomo un té caliente y unas palomitas, disfruto de la victoria local y de las ‘puteadas’ en serbio que no llego a entender. Lo que sí que mola es ver como hay una fábrica de alquitrán en pleno funcionamiento un domingo mientras hay una práctica deportiva de primer nivel a apenas trescientos metros del estadio.

En el barrio del Dorćol hay la tienda casual de los hinchas del Partizan, buen sitio para comprar recuerdos alternativos. Hay los murales sobre los hinchas del club, intelectuales y personas del club, así como Eddie Grant y Nikola Tesla. Visita obligada al Museo de Yugoslavia, al Museo Tesla y un recorrido por el parque y las fortificaciones militares del Kalemegdran, así como un paseo por el Danubio y el Sava hacia Novi Beograd. Se puede entrar en un club de tiro y disparar con un AK-47, no sabéis lo que mola poder tachar esto de tu bucket list.

Visita al Estadio Marakana y al museo del FK Crvena Zvezda. Allí está la Champions League y la Copa Intercontinental de principios de los 90. La tienda de Delije vende más que la oficial del club, y yo diría que incluso tiene mejores instalaciones. ¡Y están al lado! La visita al estadio del FK Partizan es mucho más humilde, Sveti no habla nada de inglés pero me lleva a la sala de los trofeos, todas las oficinas huelen a tabaco y se mezclan con el polvo y los recuerdos de un pasado más glorioso. Alguno de los murales de Grobari me recuerdan mucho a los de Argentina.

Siempre es bueno escabullirse entre los bares del Dorćol, hay muy buen ambiente y la gente siempre te da conversa. Un par de librerias pequeñas y locales son una excelente opción si a uno le gusta los libros a pesar de no entender el cirílico. Los suburbios de Novi Beograd son bastante ‘crappy’ y turbios, una muestra del legado de la extinta Yugoslavia. Recorrer todas las calles, sin importar el barrio, es una buena opción para descubrir ese Belgrado gris y vetusto, con heridas muy abiertas y evocación a un pasado lleno de bombas y metralla. Después de ocho días en Belgrado, aún me cuesta entender y procesar todo lo que he vivido, hablado y visto. Me voy y siento que voy a tener que digerir este viaje con el paso de las semanas y tomar un poco de perspectiva. Porque Belgrado es así. Y los serbios son sólo una parte de una historia muy singular que aún le queda por sanar.

Groundhopper Barcelona

Favourite five: Jan (Eskapada Essentials)

Jacket / Chaqueta

I’m into functional jackets, mostly in olive green or black, inspired by military clothing. My favorite form is the British military smock of the 1950s. Smart stylish and timeless. Companies like Hawkwood Mercandile, Fjällraven Stone Island and CP Company are doing an excellent job.

Me gustan las chaquetas funcionales, mayoritariamente de color verde oliva o negro, inspiradas en ropa militar. Mi forma favorita es la British military smock de los años cincuenta. De buen gusto, elegante y atemporal. Compañías como Hawkwood Mercandile, Fjällraven Stone Island y CP Company están haciendo un excelente trabajo.

Trainers / Zapatillas

I love Saucony, New Balance, … but my favorite is adidas. My first adidas were a pair of football boots. Than, Sambas (in my Skinhead Times) later the ZX series, especially the iconic shape of the adidas zx 500 till today.

Me encanta Saucony, New Balance, … pero mis favoritas son las adidas. Mis primeras adidas fueron unas botas de fútbol. Después Sambas (en mi época Skinhead) más tarde, la serie ZX, especialmente la forma icónica de las adidas zx 500 hasta hoy.

Place / Lugar

I grew up on a farm in East Germany. We had everything from chicken to horse. So I’m a nature and animal lover. My favorite landscape is in Sweden and Norway. The raw, pure nature with no or a small population is what I prefer.

Crecí en una granja en el este de Alemania. Teníamos de todo, desde pollos hasta caballos. Así que, soy un amante de la naturaleza y de los animales. Mi paisaje favorito está en Suecia y Noruega. La naturaleza cruda, pura, sin población o con una pequeña es lo que prefiero.

Album

Since I’m 16 (now 34), I’m into hardcore, oi and punk, so I’ve been collecting vinyl and tapes ever since. The first record that I really remember gave to my brother and it was “Smash” from the “Offspring”.When i choose my top album it is “Welcome to the real world” by “The Business”. Now I´m more leaned back and im open to other genres.

Desde que tengo 16 años (ahora tengo 34), me gusta el hardcore, Oi y punk, por eso he estado coleccionando vinilos y cintas desde entonces. El primer disco que realmente recuerdo me lo dio mi hermano y fue “Smash” de “Offspring”. Cuando elijo mi álbum preferido es “Welcome to the real world” de “The Business”. Ahora estoy más inclinado hacia atrás y estoy abierto a otros géneros.

Favourite movie / Película favorita

I really do not have a favorite movie …´there are way to much. Of course I like Guy Ritchie or Tarantino. But there’s a movie I remembered for as long as I can remember. I get goose bumps when I think of “Stephen King’s” “IT”. I was 12 or 13 when I first saw it. Mindblowing.

Realmente no tengo una película favorita… hay muchas. Por supuesto que me gusta Guy Ritchie o Tarantino. Pero hay una película que menciono siempre y cuando puedo recordarla. Se me pone la piel de gallina cuando pienso en “IT” de “Stephen King”. Tenía 12 o 13 años cuando la vi por primera vez. Alucinante.

Fujieda MYFC, un club peculiar

En el mundo del fúbol hay todo tipo de clubs, pero en algunos casos tienen un toque peculiar, y en este caso también exótico.

¿Os imagináis que os juntáis unos cuantos colegas del pueblo y mediante internet compráis un club de fútbol?. Pues eso es lo que pretende el proyecto “My Football Club”,  y así es como se fundó en 2009 el equipo nipón de la ciudad de Fujieda en Shizuoka, el Fujieda MYFC.

El proyecto se llevó a cabo gracias a  cerca de 25.000 internautas que aportando cada uno lo que consideraban apropiado lograron comprar el equipo Fujieda Nelson y posteriormente el Shizuoka FC. Unieron ambos conjuntos creando así el Fujieda MYFC. Este equipo tiene como financiación principal la que todos estos socios accionistas aportan anualmente a las arcas del combinado. Debido a este tipo de gestión, todos los movimientos deben de ser consultados en auditoría por todos los participantes, ya sea el precio de los abonos o entradas, las ofertas de patrocinio o incluso los fichajes que quieran realizar para la primera plantilla. Incluso el color de las camisetas fue sometido a votación,  donde se decidió que fuera el color purpura para la primera equipación y blanca completamente la de reserva.

Tienen un estadio bastante modesto con capacidad para 5.056 espectadores llamado Parque Complejo Deportivo de Fujieda. Puntualmente han llegado a jugar en el Fujieda Citizien Ground con capacidad aún menor, tan solo cerca de 3000 espectadores. La idea del club es poder construir un estadio más grande y tener cabida para un mayor porcentaje de suscriptores.

El equipo comenzó compitiendo en la primera categoría semiprofesional de Japón,  en la Liga de Tokai, donde consiguió entrar en los playoffs de ascenso pero quedó finalmente quedó eliminado. No en vano, esto no desmotivó a los socios ya que  quisieron seguir jugando al PC Fútbol pero en la vida real. Al año siguiente volvieron a renovar sus suscripciones para seguir financiando al club y poder seguir compitiendo. Este año consiguieron su primer ascenso entrando así a formar parte de la Japan Football League,  algo equivalente a la cuarta división y primera categoría profesional del país. Actualmente compiten en tercera división,  en la J3 League,  todo un mérito para un club tan peculiar.

Muchísimos jugadores han pasado por el club durante los pocos años de vida que tiene el club, pero podríamos destacar uno  por encima de todos,  ya que llegó  a jugar el mundial de Francia 1998 con la selección de Japón. Toshihide Saitō militó con 39 años en el Fujieda en el año de su fundación, y es que el jugador internacional era de la región de Shizuoka y suscriptor del club, por lo que para los aficionados fue todo un honor haber podido contar con él en la primera temporada del club. Tal fue el honor que pese a solo jugar durante esa primera temporada, los suscriptores decidieron que había que retirar el número 2 con el que jugaba.

Actualmente y tras 9 partidos disputados ocupan la quinta plaza de la clasificación,  a tan solo 1 punto del liderato. Algo que seguro allá por 2009 pocos podrían imaginar.

Txorimalo

STONE ISLAND PROTOTYPE RESEARCH_SERIES 04

Prototype Research Series son ediciones limitadas originales. Este proyecto limitado consta de una numeración de 01 al 100 correspondiente al número de piezas. Son proyectos únicos de pocas prendas numeradas, realizadas con tejidos y/o con tecnologías fruto de investigaciones y experimentaciones que aún no se han industrializado.

SERIES 04_MANUAL FLOCKING ON NYLON METAL GRID-OVD es una parka de bajo asimétrico confeccionada en Nylon Metal, un tejido icónico de STONE ISLAND de aspecto metálico y tornasolado. Sobre la prenda acabada se realiza un flocado artesanal de vanguardia llevado a cabo por personal altamente especializado: la parka se rocía con una sustancia adhesivante a base de agua y después se expone al flocado de algodón. La creación de un campo electromagnético endereza estas pequeñas fibras, que son atraídas hacia la prenda gracias a la singularidad de esta técnica innovadora.

A continuación, la prenda se somete a un elaborado proceso de doble teñido para obtener colores fuertemente contrastantes entre el nailon y el flocado de algodón. Estos dos tratamientos dan un aspecto único e irrepetible a cada prenda. El flocado se irá desgastando con el uso de manera natural, especialmente en los puntos de mayor roce. La adición de un agente especial a la fórmula de tintura proporciona a la prenda un efecto hidrófugo.

 A la venta en exclusiva online desde mañana jueves 23 de mayo a partir de las 16:00:

 – stoneisland.com

– stoneisland.co.uk, para el Reino Unido

– Stone Island App, para Estados Unidos y Canadá

Entrevista a Beard Painter

¿Cómo empezaste con esto de la ilustración? ¿En quién te has influenciado?

Esta historia es muy divertida: comencé hace menos de 2 años y no tenía ordenador. Mi pasatiempo era, en el ordenador que usaba para el trabajo, rastrear el perfil de los deportistas retratados en fotos en programas informáticos básicos (como el Paint). Mi hermana vio estos dibujos de aficionados y decidió darme un ordenador  con un programa gráfico. Entonces, en mi formación gráfica, me inspiraron los gráficos de muchos artistas “casuals” que intentaban inspirarse sin copiar a nadie.

Podríamos definir tu estilo de ilustración como sencilla y elegante, ¿Qué opinas?

Sí estoy de acuerdo. Mi rasgo gráfico quiere rememorar mi personaje. Apariencia simple y mínima pero llena de detalles. La elegancia, además, es subjetiva, estoy muy feliz de que haya sido uno de los primeros adjetivos que te vinieron a la mente para describir mis dibujos.

Beard Painter es tu nombre artístico ¿a qué es debido este nombre?

En la época en la cual nació el nombre tenía una barba muy larga. Ahora todavía tengo una barba larga pero no como en el pasado. Decidí unir dos de mis pasiones por mi nombre artístico: la pasión por el dibujo y el culto a la barba.

Según he visto sobre tu trabajo artístico la mayoría es sobre el deporte, y mayoritariamente sobre fútbol. ¿Para quién has trabajado haciendo ilustraciones?

Soy aficionado a los deportes de todo tipo. De hecho, mi época favorita del año es en agosto de cada 4 años: ¡Los Juegos Olímpicos! En mi joven carrera tuve el honor de trabajar para Riccardo Saponara (el centrocampista que actualmente juega en la Sampdoria). También estoy en contacto con muchas jugadoras de la Fiorentina Femenina que, hace dos años, ganaron el campeonato de liga y la copa, clasificándose para la liga de campeones femenina. También trabajé para todo el equipo de baloncesto de Varese que estuvo muy cerca de ganar la Copa de Europa FIBA (perdieron en semifinales) y para muchos atletas que luchan en las artes marciales, como en la UFC.

Dime 3 ilustradores que te gusten y ¿Por qué?

Mattia Egitto es verdaderamente el primer nombre que se me viene a la mente. Cuando empecé a dibujar, me ayudó mucho con consejos y opiniones. Sus dibujos son muy detallados y nunca banales, las colaboraciones que estableció hablan por él.

Hallynk es otro perfil que siempre sigo minuciosamente. La pasión por el deporte que surge de su trabajo, siempre muy mínima, se encuentra con gran impacto en los productos finales. La idea de reproducir jugadores históricos y actuales con el estilo Subbuteo es brillante.

El último pero no menos importante es Kieran Carroll. Su diseño más bonito, para mí, es Steven Gerrard, que  levanta la Liga de Campeones. Me gusta mucho este tipo de artista porque transmite lo que no dibujo y entra mucho más en los detalles de cada ilustración

¿En qué tipo de proyectos te gustaría trabajar próximamente?

Tengo algunos proyectos en mente pero no definidos hasta el punto de poder dar una anticipación. Hace poco comencé una columna con la representación gráfica de algunos accesorios del “Corteo Storico della Repubblica Fiorentina” para dar importancia a lo que, con demasiada frecuencia, no se representa gráficamente. En los próximos días, además, también habrá un top 11 de jugadores escandinavos no muy conocidos por el público en general.

Cómo aficionado de la Fiorentina que eres ¿Quién ha sido para ti el mejor jugador de la historia del equipo florentino?

Los dos nombres que vienen inmediatamente a la mente son Giancarlo Antognoni y Gabriel Omar Batistuta. Tiendo a preferir este último solo por una cuestión de edad. Viví los últimos años de Batigol, con nuestra camiseta, en el estadio. Sin embargo, les recuerdo a todos que la Fiorentina fue el primer equipo en llegar a la final de la Liga de Campeones, por lo que no podemos olvidar a jugadores como Julinho o Montuori. Si tengo que dar mi preferencia, desde luego Gabriel Omar Batistuta.

¿Cómo ves a día de hoy el fútbol italiano después de años de corrupción y amaños?

Lo que ocurrió en 2006 con “Calciopoli” fue una de las peores páginas de nuestro fútbol. Lo que no me hace feliz es que, después de lo sucedido, no hubo progreso, hubo castigos (más o menos graves! ) para los involucrados en el escándalo, pero luego no se hizo nada para revivir esto, que en la década de 1990 fue el movimiento más destacado del mundo.

Eres un amante de los deportes y de las artes marciales, explícales a nuestros lectores que es lo que te ha llevado a tener estas aficiones. ¿Practicas alguna de ellas?.

Tenía 4 años cuando entré en un dojo para ver a un amigo mío que practicaba judo. La maestra me invitó a ponerme en el “tatami” para probar y desde allí no paré durante los siguientes 18 años.

El trabajo me ha alejado de practicar esta maravillosa disciplina porque necesito mucho tiempo, mucha perseverancia y mucho sacrificio. Sin embargo, empecé a seguir, además de mi querido judo, otros deportes de combate como el boxeo y, últimamente, estoy siguiendo muchas artes marciales mixtas.

Mi pasión por las disciplinas de combate procede de esto y se alimenta al ver cómo de difícil es alcanzar una meta y cuánto respeto hay para aquellos que, como usted, han luchado y quizás no han llegado.

Para finalizar, en Junio se celebra el Calcio Storico Fiorentino del cual ya hablamos hace unos años en nuestro blog y donde se enfrentan cuatro barrios de la ciudad en la plaza de Santa Croce. Explícanos lo que significa este deporte para ti y un poco desde tu punto de vista en que consiste.

El Calcio Storico Fiorentino, para cada habitante de esta ciudad,  es un evento que nunca te deja indiferente. Hay personas a las que no les gusta ver escenas de lucha en la plaza, pero les gusta ver la procesión por las calles de Florencia durante la tarde del partido.

Ahora no hablo como aficionado sino como amante del evento. Pensar que Florencia se divide en 4 cuartos organizando cenas (cada una en su propia plaza), creando un vínculo entre los habitantes de esa parte de la ciudad y el color de pertenencia, es algo que me enorgullece de mi ciudad.

Estamos todos los 11 meses en el estadio juntos hablando sobre la Fiorentina, pero en junio todos ocultan la información sobre su equipo porque entonces, en Piazza Santa Croce, estalla la guerra.

Lo que más me gusta del Calcio Storico Fiorentino es que estoy seguro de que cualquier persona que lucha en la plaza, y que desfila en el desfile histórico, me representa.

En junio pasado, además, puedo decir que fui representado de la mejor manera posible porque mi color “Rossi di Santa Maria Novella” ganó el torneo.