La batalla de Copenhague

Hace un par de días se disputaba la final de la UEFA Europa League, y justamente ayer se cumplían 18 años de una de las finales más recordadas. No precisamente por su fútbol, sino por todo lo que ocurrió en la calle aquella tarde de mayo del año 2000 en Copenhague entre los aficionados de los equipos que la disputaban: Arsenal y Galatasaray.

Nos remontamos a abril de ese mismo año, se jugaban las eliminatorias de semifinales y el bombo emparejó al Galatasaray con el Leeds United. La ida se jugó en Estambul, como es costumbre cuando juega un equipo inglés, se desplazaron miles de aficionados para animar a su equipo en lo que era la antesala de una posible final. En una céntrica plaza  en la típica previa pre partido los ánimos se empezaron a calentar con los locales, lo cual ocasionó que se dieran las primeras trifulcas propiciando así que un grupo de ultras del Galatasaray denominados “The Night Watchmen” (algo así como “Guardianes de la noche”) ingresaran a la plaza poco después precipitando una pelea entre los dos grupos de seguidores que llevó a dos fanáticos del Leeds, Kevin Speight de 40 años, y Christopher Loftus de 37, a ser apuñalados hasta la muerte. Cuatro personas fueron detenidas relacionadas con los asesinatos.

Hay dudas sobre si la pelea la empezaron los fans del Leeds lanzando cervezas a los locales y cagándose en la nación turca o si la comenzaron los turcos mediante un lanzamiento de sillas a los visitantes. La vuelta se jugaría en Inglaterra pero con la prohibición de viajar a los visitantes, los chicos del Leeds juraron venganza en la próxima ocasión que se enfrentaran.

Era evidente que los ingleses tarde o temprano se cobrarían su venganza, y no tuvieron una oportunidad más próxima que la final que se jugaría un mes más tarde en Dinamarca ya que por casualidades del destino (y futbolísticas) el finalista que se enfrentaría al Galatasaray sería el Arsenal. Desde el momento que se supo que equipos disputarían la final se rumoreo que hooligans británicos de otros equipos (Chelsea, Leeds, Cardiff o Rangers) viajarían hasta Copenhague para vengarse de los turcos y darles su merecido. Pese a saberse de antemano que el ambiente iba a estar caldeado, el tremendo dispositivo policial (unos 2000 agentes desplegados) y de seguridad que había montado la Uefa no pudo contener lo inevitable. La noche anterior al partido comenzaron los disturbios donde unos 100 ultras del Galatasaray atacaron a 50 ingleses en  una bar da la capital danesa. Un calentamiento previo al gran día.

Llegaba el miércoles 17 de Mayo del año 2000, el día de la batalla, el de la venganza inglesa y el drama se mascaba en el aire húmedo de Copenhague. Los ciudadanos de la capital danesa y también los hinchas de ambos equipos sabían que algo pasaría. Los primeros acontecimientos del día comenzaron ya desde bien pronto cuando se produjeron incidentes en un bar, con el resultado de un seguidor del Arsenal apuñalado. Según pasaban las horas y se iba conociendo la noticia entre los ingleses ,cristalizaba la idea de que la violencia era inevitable. “Habrá lío. Esperemos que no muertos”, era la frase más repetida cuando caía la tarde.

Hacia las cuatro ya había comenzado todo. La idílica plaza del Ayuntamiento medieval fue tomada por los hinchas del Galatasaray y hacía allí se movieron los hooligans ingleses, convirtiendo la plaza en un campo de batalla entre las dos aficiones. Volaban las botellas, las sillas, las bicicletas y los golpes entre seguidores del Galatasaray y los ingleses, y digo ingleses porque no me atrevo a decir que solo había Gunners, ya que lo más probable es que hubiese gente de otras firms británicas en busca de venganza por los hechos ocurridos en abril. El odio que afloraba ya nada tenía que ver con rivalidad futbolística, y los golpes contundentes, rápidos y cargados de saña, se sucedían a velocidad de vértigo. Allí nadie pensaba ya en fútbol, en deporte ni en rivalidad. Se trataba de hacer daño al otro, de dar el mayor golpe, la herida más grave, la peor humillación, la venganza más grande posible. Se calcula que unas 500 personas intervinieron a lo largo del día en los incidentes, los cuales dejaron 4 ingleses apuñalados (uno de ellos cerca de morir apuñalado por la espalda, ya que le tocó un pulmón), unos 20 aficionados de ambos equipos heridos y cerca de 60 arrestados. Incluso el día posterior hubo pequeñas peleas en el aeropuerto al encontrarse gente de ambos equipos allí. La policía danesa fue duramente criticada por su poca dureza a la hora de paliar los altercados, pero es que Copenhague es una ciudad demasiado tranquila y poco acostumbrada a que la policía tenga que emplearse con dureza. Todo esto les vino demasiado grande y solo pudieron disolverla mediante gas lacrimógeno. Ya lo saben, larga vida a las competiciones europeas…y muerte a los infames que utilizan el metal.

Txorimalo

Anuncios

Adebayo Akinfenwa ‘The Beast’

Llevamos años escuchando que los futbolistas actuales no son como los de antes, que ahora se cuidan más y que son unos atletas. Ya no llevan bigote ni son rudos como hace algunas décadas. Sin embargo hay casos como el de Adebayo Akinfenwa, futbolista de 35 años que pesa unos 102 kg y juega en el Wycombe Wanderers de la League Two inglesa.

WY100715 - p 132 Wanderers v Barnet (arm).JPG.gallery

Nuestro protagonista parece más un luchador, jugador de rugby o levantador de peso que un jugador de fútbol. ¿Pero quién dice que para ser futbolista haya que tener un físico u otro? Aquí el caso del bueno de Akinfenwa, un delantero fornido seguidor del Liverpool que se pega con diestro y siniestro para conseguir su objetivo, dar una asistencia o meter un gol. Lleva más de 150 goles en su carrera, querer es poder. Se dice que es aficionado a las pesas y que sus anteriores entrenadores lo tenían que controlar para que no se pusiera aún más grande. También tiene una línea de ropa llamada “Beast Mode”.

El futbolista inglés de origen nigeriano apodado ‘The Beast’, ha jugado en 14 equipos durante su trayectoria, FK Atlantas (2001-2003), Barry Town (2003), Boston United (2003), Leyton Orient (2003), Rushden & Diamonds (2003-2004), Doncaster Rovers (2004), Torquay United (2004-2005), Swansea City (2005-2007), Millwall (2007-2008), Northampton (2008-2010), Gillingham (2010-2011), Northampton (2011-2013), Gillingham (2013-2014), AFC Wimblendon y su actual equipo el Wycombe Wanderers. Se dio a conocer al gran público con su gol ante el Liverpool en la FA Cup de 2015 con la camiseta del Wimbledon, su anterior club.

Este pasado fin de semana ascendía de categoría tras ganar su partido correspondiente contra el Chesterfield por 2-1. Akinfenwa metía 17 goles en 41 partidos ayudando notoriamente al ascenso de su equipo a la League One.

Adebayo-AkinfenwaHeader_1223302_16.91-1024x575

Sheffield, lugar de nacimiento del fútbol

Da igual a donde vayamos en el mundo que todos hablamos el mismo idioma, el idioma del fútbol. Puede que seas un experto y opines quien es mejor, si Messi o Ronaldo, o un simple paseador de perros que juega en la liga local. Todos tenemos una opinión al respecto.

Pero, ¿dónde comenzó todo? Para mí la respuesta es muy sencilla, ya que he crecido en la cuarta ciudad más grande de Inglaterra.

El Sheffield FC fundado en 1857 es el club más antiguo de fútbol, reconocido por el libro Guinness de los records y por la FIFA. Actualmente, el Sheffield FC ya no juega ni en Sheffield ni en Yorkshire. Cuando juega de local, lo hace en Dronfield, Derby shire, una pequeña ciudad situada en el lado equivocado al sur de la frontera de Yorkshire. Está atrapado entre Sheffield y Chesterfield. Si contamos la Premier como la primera división, el Sheffield jugaría en la octava división, en la  primera división sur de la Evo league. Cabe destacar que el Sheffield FC tiene la intención de trasladarse a un nuevo estadio en el centro de Sheffield.

El primer partido oficial lo disputó contra el Hallam FC, equipo formado en 1860 y que juega sus partidos de local en Sandygate  al sureste de Sheffield. Es el estadio de fútbol más antiguo del mundo, a día de hoy el Hallam FC sigue ejerciendo de local en dicho estadio. Aparte de por este hecho, el Hallam también hizo historia al ganar el primer trofeo oficial de la historia del fútbol, la Youden Cup en 1867. En la actualidad los conocidos como “The Countrymen” (algo así como compatriotas) exhiben este trofeo en cada partido que juegan en casa.

Esta temporada con una media de 200 aficionados por partido, el Hallam está compitiendo en los condados del norte, en la liga este de la 1ª división. Una división que equivale a la décima categoría del fútbol inglés. Mientras escribo esto, el equipo está situado en zona de playoffs por tercer año consecutivo, espero que esta vez haya suerte y logren el ascenso.

Estoy muy orgulloso de que me votaran para entrar en la directiva del Hallam FC en 2017 y ser parte de un club que pertenece al lugar donde nació el fútbol. Todos los que estamos relacionados con el club, lo hacemos por amor al fútbol y al club no por dinero, ya que no tenemos un salario. Yo me dedico a la decoración, así que aprovechando esto el verano pasado reuní a un grupo de personas para arreglar el campo de fútbol más antiguo del mundo, con capacidad para algo más de 1000 aficionados. También ayudo con las redes sociales, especialmente los días de partido redactando el programa del día. Es todo un honor y un privilegio para mi!

Desde mi casa al norte de Sheffield hay unos 20 minutos en coche hasta el estadio del Hallam, al que llevo siguiendo desde hace 5 años. Cerca de él esta mi primer amor, el Sheffield Wednesday FC y Hillsborough, el estadio más grande de Yorkshire con capacidad para más de 39000 personas, dicho estadio me queda a 5 min en coche.

Originalmente llamado desde 1867 The Wednesday FC, es el 4º club profesional más antiguo que hay contando los condados de Nottingham, Wrexham y Nottingham Forest. El nombre del club proviene del único día de la semana que los jugadores del club de cricket podían jugar al fútbol. El Wednesday corre por mi sangre ya que mi padre y mi abuelo siempre han sido aficionados de los “Owls”. ¡He sido socio del club desde que tenía 10 años, incluso me he casado con mi maravillosa esposa en el estadio de Hillsboroug en 2016! Nuestro estadio desde 1899.

El Wednesday es uno de los clubs fundadores de la alianza original de las ligas de fútbol en Inglaterra que se hizo para formar la Premier y por tanto uno de los primeros clubes cuando comenzó el campeonato en 1992. Ese año los “owls” (así se le conoce al club), cumplen 150 años y la mayoría del tiempo me ha tocado animarlos en la segunda división. Pese a que esto sea así ahora, no quiere decir que lo haya sido a lo largo de sus 150 años de historia, ya que este enorme club ha pasado muchos años también en primera división, ganando la liga 4 veces, 3 FA Cups, así como una Comumunity Shield y más recientemente una copa de la liga en 1991, este título nos hizo ser el club más exitoso del condado más amplio de Inglaterra, Yorkshire.

He visto a los Owls en todos los estadios de la Premier al menos 2 veces, pero el incremento del coste de las entradas en el fútbol profesional, ha hecho que me vuelva al fútbol base a seguir al Hallam FC. Una entrada para un partido del Hallam FC vale 5 libras y un carnet de abonado ronda las 65 libras. En Hillsborough sin embargo, el abono cuesta 555 libras, saliéndote el precio por partido en unas 24 libras. Fuera de casa, las entradas suelen costar 30 libras, incluso en algunos lados como por ejemplo Leeds, Ipswich o Norwich, puede ascender el precio hasta las 40, lo mismo que les pasa a los aficionados que visitan Hillsborough. Ama el fútbol, odia el negocio.

Antes de utilizar el estadio de Hillsborough hace más de 100 años, el Wednesday al igual que otros clubs de Sheffield, utilizaron el estadio de The Bramall Lane para entretener a la multitud. Este estadio ha tenido una parte importante en la historia del fútbol desde 1855, cuando originalmente era un campo de cricket. En 1862 su primer partido oficial fue entre el Sheffield FC y el Hallam FC. En 1867 el Hallam derrotó en este estadio al Norfolk para alzarse así por primera vez con la copa Youden. Un año más tarde el Wednesday también ganó aquí la copa Cromwell.

El segundo equipo de Sheffield el United fue fundado en 1889 para paliar la brecha de ingresos que quedó cuando el Wednesday se mudó a nuestro actual estadio. Hoy en día somos rivales en la Championship. Los dos partidos de esta temporada en que nos enfrentamos a ellos, se colgó el cartel de no hay billetes en Bramall Lane, que tiene capacidad para más de 32000 espectadores. En ambos partidos hubo incidentes tanto dentro como fuera del terreno de juego. En el boxing Day de 1979 y ante 49,309 (record de asistencia en Inglaterra en un partido de tercera división), los Owls vencieron 4 a 0 a los “Blades” (así se conoce al Sheffield United).

Brammll Lane fue el primer estadio en acoger un partido con luz artificial en el año 1878 entre dos equipos amateurs de Sheffield, que vestían de rojo y azul respectivamente. La Asociación de Fútbol de Londres, que ahora es conocida como la FA,  jugó en la FA de Sheffield en el primer partido entre asociaciones en Bramall Lane. La FA de Sheffield ahora se llama FA Sheffield y Hallamshire, que se formó en 1857 y sus equipos juegan al fútbol según las reglas de Sheffield, también conocidas como las reglas originales que se escribieron en 1857 en una reunión en Sheffield.

Sheffield puede jactarse de ser el inventor del saque de esquina, así como de los tiros de falta y de los lanzamientos de puerta. También se puede decir que los primeros jugadores en utilizar la cabeza en el partido, fueron los del Sheffield. Todo esto ha sido adoptado por la FA, la FIFA y por todo el fútbol moderno en general. Incluso antes de todo este fútbol, hay registros de un partido en 1794 entre Sheffield y Norton of Derbyshire que duró 3 días. Norton es  ahora un área dentro de la frontera de Sheffield.

El derbi original entre Sheffield FC y Hallam FC se disputa cada año para celebrar el aniversario del primer encuentro y todos los veranos se juega el “trofeo de las reglas originales”. He tenido la suerte de asistir a este partido y se lo recomiendo a todos los aficionados al fútbol que tengan interés en la historia de este deporte.

Este pequeño artículo que he escrito es solo un rasguño en la superficie del fútbol en Sheffield, donde hay muchos libros y artículos escritos sobre él a lo largo de los años. Pienso que Sheffield no se hace notar lo suficiente para la importancia que ha tenido en la historia del fútbol. El museo nacional del fútbol tiene su sede en Manchester y no menciona sus orígenes, salvo los eventos de la FA de Londres desde su fusión con la FA de Sheffield en 1863. En las 10 primeras categorías del fútbol inglés, Yorkshire cuenta con casi 70 clubes de fútbol, por lo que es una mina de oro de estadios para visitar, llenos de una rica historia.

IMG_7802IMG_7803IMG_7804IMG_7805IMG_7806IMG_7807IMG_7808

Glenn Poulton (@PoultonOwl).

Sheffield, the birth place of football (English version)

No matter where you go in the world we all speak the same language, and that language is football. Wether you’re an expert on who’s better, Messi or Ronaldo or just a dog walker passing a local Sunday league game. We all have an opinion on it.

But, where did it all begin? For me the answer to that is an easy one to know since growing up in England’s 4th biggest city. Sheffield FC are officially recognised by the Guinness book of records and FIFA as the oldest football club in the world dating back to their formation in 1857.

Now a days Sheffield FC don’t play in Sheffield or even in Yorkshire for that matter. They play their home games at the coach and horses ground in Dronfield, Derbyshire which is a small town just the wrong side of the South Yorkshire boarder. It’s wedged between Sheffield and Chesterfield. They now ply their trade in the Evo-stik league first division south, which is level 8 in England if you count the Premiership as level 1. I must add Sheffield FC do have plans to move back into central Sheffield with a new stadium in the future.

The first official game they played was against Hallam FC who were formed in 1860 and Sandygate Road in the west side of Sheffield is officially recognised as the oldest football ground in the world as Hallam still play their home games there until this very day. One to tick off for the ground-hoppers out there. Hallam also made history by winning the worlds first football tournament, The Youden Cup in 1867. The Countrymen (nickname) still own the actual trophy which is often on display on match days.

This season the part time club that average 200 fans a game ply their trade in northern counties east league, division 1, which is simply the 10th tier in English football. As I write this they are on course to finish in the play offs for a 3rd season running so hopefully this time round luck will be on Hallam’s side.

I’m lucky enough to have been voted on to the committee of Hallam FC since 2017 and I couldn’t be more proud to be part of such an important club from the birth place of football. Everyone who is associated with the club does so because of their love of the game and club and not 1 person is paid. I’m a decorator by trade/ day job, so last summer was the first time I got a small group of volunteers together to spruce up the worlds oldest football ground, which has a capacity of 1,000+. I also help out with social media, particularly on match days as well as write for the match day programme. An honour and privilege!

I’ve been following Hallam for the past 5 years or so and the stadium is only a 20 minute drive from my home in the north side of Sheffield. Closer than that is my first love, Sheffield Wednesday FC. Hillsborough the largest stadium in Yorkshire at 39,000+ and only a 5 minute drive for Me.

Originally named The Wednesday FC since 1867, Wednesday are the 4th oldest professional football club behind Nottingham County, Wrexham and Nottingham Forest. The only club in the world named after a day of the week which comes from the only day of the week the cricket club players had off to play football. Wednesday is in my blood with my dad and grandad before him supported The Owls. I have had a season ticket with my brother since I was 10 years old and I even got married at Hillsborough stadium to my wonderful wife back in 2016! Our home Stwdium since 1899.

The Wednesday were 1 of the founding clubs to the original football alliance league and also a founding team when the Premiership started in 1992. The Owls are now in their 150th anniversary season and have spent most of the time I’ve supported them, in the 2nd tier of English football. However over the 150 years of this giant club, they have spent most of the time in the top division. Having won the top league 4 times, FA cup 3 times as well as the community shield and more recently the league cup in 1991, that makes us Yorkshire’s most successful club. Yorkshire being England’s largest county.

I’ve seen the Owls play in all current 24 Stadiums in the championship at least twice but with the ever rising cost of football in England it makes me turn more to the non league, grass roots football such as Hallam FC. A ticket for Hallam is £5 per game or £65 for a season ticket. At Hillsborough my season ticket cost £555 which works out at £24 per game. An away game often tops £30 a ticket and some even £40+ at Leeds, Ipswich and Norwich to name a few. Same for the away fans who visit Hillsborough. Love the game, hate the business.

Before eventually settling at Hillsborough over 100 years ago The Wednesday a long with most other Sheffield football clubs used to use the Bramall Lane Stadium to entertain the crowds. Bramall Lane has played a major part in the history of football since 1855 where it was originally a cricket ground. Hosting its first football game there in 1862 between Sheffield FC and Hallam FC. Hallam beat Norfolk for the first ever Youden cup final in 1867 at thand same ground. A year later the Wednesday won the Cromwell Cup there too.

The 2nd professional side in Sheffield, United were formed in 1889 to plug the revenue gap which was left by Wednesday when we moved to our own Stadium. Now we are rivals in the Championship division. Bramall lane’s current capacity is 32,000+ and both games home and away this season were sell outs and bitterly disputed on and off the pitch. In 1979 The Owls beat the blades 4-0 on Boxing Day and the 49,309 crowd is still an English record for the 3rd division.

Bramall Lane was also the host venue for the first ever floodlit game in 1878 between a red and blue amateur sides of Sheffield. The London FA which is now just known as the FA played the Sheffield FA in the first ever inter-association match at Bramall Lane. The Sheffield FA is now named the Sheffield and Hallamshire FA which was formed in 1857 and its teams played the game of football by the Sheffield rules, otherwise known as the original rules which were wrote in 1857 at a meeting in Sheffield.

Sheffield can also boast to be the inventors of the corner, throw ins and even free kicks for a foul. It is also noted that players from Sheffield were the first to ever use their head to play the ball during a game. All these have now been adopted by the FA, FIFA, modern football in general. Before even all this the oldest recorded football match took place in Sheffield. A ‘Mob’ football match took place in 1794. The game lasted 3 days between Sheffield and Norton of Derbyshire. Norton is now an area inside the Sheffield boarder.

The original derby between Sheffield FC and Hallam FC still takes place every year to mark the anniversary of the first ever fixture. Every summer they play each other for the original rules trophy. I’ve been lucky enough to attend this fixture and one I recommend to all football fans who have an interest in football history.

I feel this piece I have written is just a scratch at the surface of football in Sheffield with their being many books and articles written about it all over the years. It’s something that I feel Sheffield doesn’t shout about enough or even at all. The national football museum is based in Manchester and as no or little mention of its origins apart from the London FA’s take on events since Its merge with the Sheffield FA in 1863. In the top 10 tiers of English football, Yorkshire boast nearly 70 football clubs making it a gold mine of Stadiums to visit, littered with a rich history.

IMG_7802IMG_7803IMG_7804IMG_7805IMG_7806IMG_7807IMG_7808
Glenn Poulton (@PoultonOwl).

Tomás Felipe “El Trinche” Carlovich

Si os nombro a Tomás Felipe “El Trinche” Carlovich,  probablemente no sepáis ni quien es, ni a que se dedicó ni nada por el estilo. Pero si os digo que gente como Maradona, Pekerman o Menotti hablan de él como uno de los mejores jugadores argentinos que han visto, tal vez le empecéis a prestar atención al siguiente escrito.

tomas-el-trinche-carlovich

En Rosario (Argentina) se podría decir que nació uno de los más grandes jugadores de fútbol de Argentina. Es zurdo y juega de 10. Y no, no es Messi. Se trata de Felipe Carlovich, más conocido en su ciudad natal como “El trinche”. De “esos jugadores que hoy no encuentras” dicen los paisanos de Santa Fe.

Empezó a darle al balón en las categorías inferiores de Rosario Central. Fue ascendiendo por las categorías inferiores del club hasta que en 1969 debutó con el primer equipo en un amistoso frente a Peñarol.

Hijo de padre inmigrante croata, el más pequeño de 7 hermanos, jugador de potrero, salido de la calle, de los que conectan rápido con el público y hacen que la gente se vea reflejada en él. “El trinche” jugaba en el medio, unas veces organizando al equipo y otras por detrás del punta, pero siempre, despertando pasiones. Unos decían que tenía lo mejor de Redondo, otros, de Riquelme. Pero en lo que todo el mundo coincide es en que ha sido uno de los más grandes peloteros de la Argentina. Tenía hasta su propia jugada marca de la casa, el “Doble caño” por el que hacía pasar la pelota entre las piernas del rival en dos momentos consecutivos.

carlovich

Empezó a darle al balón en las categorías inferiores de Rosario Central. Fue ascendiendo, hasta que en 1969, debutó con el primer equipo en un amistoso frente a Peñarol. El entrenador de aquel entonces, Miguel Ignoramiriello, no contaba con él y empezó un largo camino de cesiones hasta acabar en el club en el que haría historia y en el cual le recuerdan con más cariño en el Central Córdoba. Equipo de la B, difícilmente creíble que un jugador como “El trinche” acabara ahí, pero así fue, para la fortuna de los hinchas del Central, que han sido los que a ciencia cierta han podido disfrutar más tiempo de él. “El trinche” acabó en un equipo humilde y no en uno grande, porque entre otras cosas, fue un futbolista al que sus hobbies le pudieron más que su profesión. Amante de la noche según cuentan los lugareños y sobre todo amante de la pesca, no fueron pocas las veces que “El trinche” se ausentó de sus obligaciones como futbolista, de ahí nace el rumor de que faltó a una convocatoria de Menotti por la selección porque se fue a pescar.

Debido a que por aquel entonces los partidos de las categorías inferiores de la liga argentina no solían ser grabados, impide que existan registros filmados de su juego. Esta ausencia no hace más que mitificar la figura de Carlovich. Y es que para que haya mitos, tiene que haber jugador y tiene que haber hechos difícilmente creíbles, como ese que relata que estuvo 10 minutos ininterrumpidamente con la posesión del balón en sus pies sin que nadie pudiera arrebatársela, hasta que el número 3 rival prefirió golpearlo para acabar expulsado que seguir corriendo tras él. O, como Bielsa recorría cada dos fines de semana los kilómetros que separaban su casa del estadio para verlo en cada partido.

1229812257357_fEn otra ocasión, jugando para Central, fue expulsado por el árbitro por un choque con el jugador rival. Sin embargo, la reacción del público que solo había acudido al partido para verlo, obligó al juez a anular la expulsión y a readmitirlo sobre el campo.

Sin embargo, el mejor partido de Carlovich y por el que desataría su fama, no fue jugando de forma oficial. Ocurrió en 1974. La selección Argentina, andaba de gira preparando el mundial y decidió organizar un amistoso contra una selección local de Rosario, cuna de grandes jugadores nacionales, muy del estilo de la calle. El seleccionado contra el que se enfrentaría la selección, estaba compuesto por 10 jugadores de primera, 5 de Rosario Central y 5 de Newell´s Old Boys, y tan solo uno de segunda división, un tal Carlovich. Aquella Argentina contaba con jugadores de clase mundial tales como Kempes, Carlos Aimar o Daniel Killer. Pero el que más clase tuvo no fue otro que “El Trinche”. El combinado local, con el susodicho comandando el ritmo y el tempo del partido, le endosó un 3-0 al descanso a la selección Argentina.Tal fue la exhibición, que el seleccionador argentino Vladislao Cap, pidió al seleccionador local que cambiase al Trinche en el descanso

Siempre nos quedará la espina clavada de no haber podido disfrutar del Trinche ya que no hay imágenes que atestigüen este relato, tal vez mito o tal vez real, pero sí existen testimonios que nos hacen pensar en él como uno de los grandes del fútbol argentino, y es que hasta Maradona fue contratado por Newells y entrevistado por un periodista que lo calificó de “el mejor del mundo”, y no dudó en afirmar que “yo creía que era el mejor, pero desde que llegué a Rosario escuché maravillas de un tal Carlovich”

Ya lo saben, tomen asiento, juega “El Trinche”.

Txorimalo

Working: videoclip del primer disco de Massimo Osti Boyz

‘Working’ es el videoclip de adelanto del primer trabajo de los malagueños Massimo Osti Boyz, el cual saldrá a la luz en las próximas semanas, en formato físico y en todas las plataformas digitales.

Captura de pantalla 2018-03-30 a las 0.39.33

Tras un año bastante prolífico en cuanto a edición de videoclips y liberación de temas a través de sus cuentas en Youtube, Spotify y Apple Music (Tanto como grupo, como de sus miembros en solitario), el combo se aventura con la auto-edición de un trabajo conjunto que no dejará indiferente a nadie.

Ya conocéis sus temáticas: 100% vivencias personales. El día a día en sus respectivos barrios, amor, desamor, violencia y, como no podría ser de otra manera: Ropa y peripecias en torno al mundo de las gradas que tanto nos gusta.

Captura de pantalla 2017-04-09 a las 16.05.15

El disco (Estará disponible en formato CD con libreto) contará con 10 cortes, de los cuales ‘Working’ es el primer disparo. No esperéis nada que no nos hayan ofrecido antes. Ritmos electrónicos, autotune, estribillos pegadizos… Todo bajo la producción de Fat Kingdom (Productor valenciano con el que ya nos tienen acostumbrados a trabajar). A los mandos de la grabación, la mezcla y el masterizado, otro habitual en sus trabajos, Johnny Beethoven, productor malagueño situado en la primera línea del Trap estatal.

Quedan claras sus intenciones en el estribillo de este adelanto ‘Nos follamos a los “Pegaos” siendo unos rookies’. Y es que, pese a que hace apenas un año que comenzaron su andadura inagurando su canal de Youtube, no han pasado inadvertidos precisamente. Autodefinidos como los ‘Cockney Rejects del siglo XXI’, más de 22.000 reproducciones en algunos de sus temas avalan su corta trayectoria. Criticados y odiados por unos, vistos con incredulidad por otros. Pero manteniendo siempre una premisa que han repetido hasta la saciedad: ‘Hacemos lo que nos sale de los cojones’.

Captura de pantalla 2017-04-11 a las 16.48.17

ICA

Decir también que, en los entresijos de este trabajo, encontraréis alguna sorpresa relacionada con nuestra marca. Así que permaneced atentos.

Sin más, desde Izquierda Casual os presentamos en exclusiva ‘Working’, adelanto del esperado primer trabajo de Massimo Osti Boyz.

Adidas Originals Forest Hills, el modelo icónico que ha vuelto.

Forest Hills es un barrio en Queens, Nueva York. Fue hasta 1978 el hogar del Open de Estados Unidos de tenis. El torneo de tenis de Forest Hills se produjo después de la larga y fructífera historia del West Side Tennis Club, fundado en 1892 en Central Park West, con solo tres pistas de tierra batida.

Después de siete años de su última reedición adidas trae de nuevo las Forest Hills con parte superior en cuero blanco y con el talón y las tres bandas en color oro. La lengüeta y la plantilla vienen en malla. Suela amarilla con parte delantera en azul marino. En resumen son unas zapatillas cómodas y clásicas.

IMG_20180329_142203

Su primer lanzamiento fue en 1976 y con este una característica prácticamente nueva, agujeros de ventilación en el exterior de la zapatilla. La parte superior era de piel de canguro y la zapa tenía una bonita combinación de colores blanco, dorado y amarillo. Ese mismo año se cambió la superficie de las pistas de tenis de hierba natural a tierra de color verde, es ahí cuando Adidas aprovechó para lanzar dicha silueta que ofrecía una Cupsole (parte inferior de la zapatilla) con función de protección al calzado de únicamente 246 gramos, una gran novedad para los años de los que os estamos hablando. Al parecer fue diseñada por la NASA para proporcionar la máxima comodidad y rendimiento.

En 1977 Adidas decidió entrar en acción. Un estadio icónico, respaldado por una marca icónica y ahora unas zapatillas icónicas. Se abrió el camino para que todos los grandes tenistas comenzaran a usar Adidas Forest Hills.

En 1979 se lanzaban las Forest Hills del modelo que he comprado y del cual son la mayoría de reediciones que se han hecho a lo largo de los años. Este modelo fue de los preferidos entre los casuals de finales de los 70 y principios de los 80.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Durante todos estos años este peculiar modelo de la marca alemana ha sufrido variedad de transformaciones y combinaciones de colores. Empezando con el lanzamiento de 1979. Tres años más tarde en 1982 se lanzó un modelo que difiere bastante de sus dos antecesores y que prácticamente solo mantiene las tres rayas y el talón dorado.

En 2009 se estrenaba la película basada en la novela de Kevin Sampson, Awaydays. Con este motivo se lanzaba una versión de la silueta de 1979 con una copia del libro y un DVD con el tráiler de la película. En el film se puede ver a algunos de los chicos con este modelo. Destacar que gracias a la aparición en la película de dicho modelo y del auge de las zapatillas retro ese año, muchos chicos británicos se volvieron a interesar por las Forest Hills y Adidas en 2011 tuvo que relanzarlas, ya que la edición especial del film no tuvo demasiadas unidades a la venta.

Desde 1976 las Forest Hills han recorrido un largo camino y como la mayoría de zapatillas deportivas de Adidas hoy en día, probablemente no serían las más adecuadas para el tenis, pero para aquella época eran toda una revolución.

Las Forest Hills fueron uno de los primeros pares de zapatillas que Robert Wade Smith logró conseguir. En 1979, las Forest Hills eran más exclusivamente de tenis, solo se vendían en tiendas de tenis en el Reino Unido, pero Wade Smith logró convencer a Adidas de que le enviaran 10 pares a “Top Man” la tienda donde trabajaba en Liverpool antes de abrir su propia tienda “Wade Smith” en 1981. En aquella época en Liverpool enloquecían con las zapatillas de Adidas y el precio de un par de Forest Hills costaban unas £ 39,99. Wade Smith vendió los 10 pares, y más tarde se dice que 490 pares en un mes se despacharon. Al parecer estos casi 500 pares eran los que no se pudieron vender en el resto del Reino Unido.

Wade Smith sirvió a toda una generación de Scousers, pero también a otros chicos procedentes de diferentes puntos del Reino Unido, proporcionándoles lo que necesitaban en aquella época, por lo que tuvo un gran papel en el surgimiento de una auténtica subcultura.

Aquí algunos modelos de Forest Hills:

Outhere

Outhere es una marca de ropa italiana creada por Graziano Moro y Renato Pigatti. Ropa técnica y con buena estética usando materiales de máximo rendimiento con una combinación de colores inspirados en la naturaleza y en el clima urbano. Todo fabricado con el máximo cuidado con una combinación de tejidos ultraligeros y detalles elaborados. La diferencia está en los detalles, como su logotipo en relieve dentro de un parche de material cuadrado técnico.

Dentro de su colección encontramos chaquetas, pantalones, shorts, bañadores, polos, etc. Una marca que quiere redescubrir la simplicidad que se ha vuelto cada vez más rara en este mundo.

Izquierda Casual en Frankfurt

Después de la visita hace poco más de un año de nuestros amigos alemanes de Sapeur, teníamos que devolver la visita y aprovechar para ver un partido de fútbol. Por circunstancias familiares solo podía ser el fin de semana del 9 al 12 de marzo, así que un par de meses antes me pillaba los vuelos a un precio irrisorio para volar desde Santiago de Compostela al aeropuerto de Frankfurt Hahn. Para el que no lo sepa, este no era el aeropuerto que estaba más cerca de nuestra ciudad de destino sino que está a unos 120 km de distancia. Una opción para movernos hasta Frankfurt am Main era coger un autobús enfrente al aeropuerto o por lo contrario alquilar un coche allí mismo y devolverlo a la vuelta. La segunda fue la opción elegida ya que el domingo iríamos a presenciar al Westfalenstadion (desde 2006 por motivos de patrocinio Signal Iduna Park) el partido que enfrentaría al Borussia Dortmund contra el Eintracht Frankfurt.

IMG_20180310_153348_HDR

El viernes, llegaba sobre las 18h al aeropuerto de Frankfurt Hahn, recogía el coche de alquiler que tenía reservado y metía los datos del hotel en el google maps, pero como era de esperar siempre que uno viaja algún lado, algo tiene que pasar. Media hora y no me pillaba buena cobertura, por lo que me fallaba la señal y no sabía hacia dónde ir. Vi un cartel de Mainz, sabía que no estaba lejos de Frankfurt, así que tiré hacia allí con la suerte de que a los 10 min el móvil cogió señal y pude llegar al hotel sin problema alguno.

A las 21h había quedado de recogerme Mark uno de nuestros amigos de Sapeur en el hotel, para ir a buscar a mi acompañante, mi compadre el Txorimalo (para ellos “el otro” ya que les costaba pronunciar su nombre) que venía desde el aeropuerto de Colonia en bus.

Nos llevaron a cenar algo. Eran las 22h, una hora demasiado tarde para cenar allí, ya que a esa hora cierran normalmente las cocinas de los garitos. Así que arreglamos con un par de cervezas y un plato típico de allí que era como lomo de cerdo empanado. Luego fuimos tomar una cerveza por una zona donde abundaban los personajes, para acabar en un club privado donde había que tocar el timbre para que te abrieran, con una primera planta y un sótano, a donde nos dirigimos. Al entrar había unas tres personas en la única mesa que había, parecía un bunker y pudimos degustar unos gin tonics mientras charlábamos un rato.

IMG_20180309_220154

IMG_20180310_000303_HHT

Al día siguiente, sábado, mi compadre y yo nos levantamos pronto para tomarnos un buen desayuno e ir andando hasta el centro de la ciudad. Entre plazas y calles con tiendas nos encontramos con unos grandes rascacielos de fondo, ya que a Frankfurt se le conoce de forma no oficial como la capital económica y financiera de la Unión Europea. También apodada Mainhattan. En la “milla de oro”, desde la calle Zeil encontramos todo tipo de tiendas pero en la Goethestrasse cambia la cosa y es donde las firmas más exclusivas tienen su espacio, como Versace, Gucci, Cartier, Chanel, Prada, Burberry, Louis Vuitton, Dior, Armani, etc.

En varias tiendas pudimos encontrar marcas como Stone Island, donde su uso es mucho más utilizado que aquí, y no me refiero a los seguidores de la cultura casual o cultura de grada, sino que es muy común ver por la calle a niños en edad escolar o adolescentes con su parche de la marca italiana.

IMG-20180310-WA0030

IMG-20180311-WA0012

IMG_20180310_115021

Mark nos recogía el sábado después de nuestro paseo por el centro para ir a ver el estadio Commerzbank-Arena del Eintracht Frankfurt con capacidad para cerca de 50.000 personas. Diferentes murales y pintadas de Ultras Frankfurt decoraban los alrededores del estadio. Como en los demás campos de Alemania los fondos no tienen sillas sino que son gradas de pie. En los bajos del estadio visitamos el museo del equipo.

IMG-20180313-WA0131

IMG-20180313-WA0144

IMG-20180313-WA0147

IMG-20180311-WA0036

IMG-20180311-WA0039

IMG-20180310-WA0051

IMG_20180310_132614_HHT

Llegaba la hora de comer y nos juntábamos con los demás chicos en Naiv, situado en Fahrgasse 4. Bonito local donde comer y tomar unas cervezas artesanas de barril. Después de comer, hablar y beber era hora de tomar un expreso y seguir viendo la ciudad con nuestros anfitriones, que nos llevaron a ver tiendas y lugares de su bonita ciudad, como el El Römer, el antiguo ayuntamiento de la ciudad, la colegiata de San Bartolomé, más conocida como la catedral de Frankfurt, the Eiserner Steg (el puente de hierro), la Main tower, etc. Una ciudad con mucho movimiento y multirracial, donde según nos contó Mark el 50% de su población es inmigrante.

IMG_20180310_143128

IMG-20180313-WA0084

IMG_20180310_155607

IMG-20180313-WA0177

IMG_20180310_120223_HHT

IMG_20180310_140501

IMG-20180313-WA0095

IMG-20180310-WA0066

IMG-20180311-WA0007

IMG-20180310-WA0062

Para la cena eligieron un bonito lugar a las afueras de la ciudad, una casa grande de varios pisos donde en la planta sótano tenía unas mesas como metidas en cubas donde pedimos un plato típico balcánico. Más tarde y para terminar, ya que al día siguiente nos esperaba un largo día, nos tomamos la última en el local de uno de los mejores hoteles de la ciudad.

IMG_20180310_192136_HHT

IMG_20180310_195136

IMG-20180311-WA0004

El domingo, servidor y “el otro” se levantaban temprano para ir a Dortmund, ya que ese día jugaba allí el Eintracht Frankfurt y nos esperaban alrededor de 220 km de distancia. Nos pegábamos un buen desayuno en una cafetería al lado del hotel para poner rumbo a Dortmund. Después de unas dos horas de viaje llegábamos a la ciudad de la Región del Ruhr y para ser sinceros, como sí nos gustó mucho Frankfurt también digo que Dortmund nada. Para hacer tiempo tomamos algo, comimos y fuimos a ver el museo del fútbol alemán. Enfrente encontramos una de las tiendas oficiales del Borussia Dortmund. Quedaban un par de horas para el partido que era a las 18h, y menos mal que fuimos antes porque para llegar en el coche al Signal Iduna Park nos llevó bastante tiempo ya que el estadio se encontraba a las afueras y había bastante tráfico para llegar al parking del estadio.

IMG_20180311_163730

Quedaba una hora para el comienzo del encuentro y había un gran ambiente en los alrededores donde aficionados de ambos equipos tomaban cerveza en los bochinches instalados en los alrededores. Entrabamos al campo a falta de unos 45 min para buscar nuestros asientos en la grada de al lado del conocido como “The yellow wall” (el muro amarillo), donde algo más de 20.000 personas animan al Borussia. La verdad que la grada impresiona, poco a poco iba entrando gente hasta llenar el graderío. Los chicos de Frankfurt abarrotaban la zona visitante del estadio, y ambas aficiones cantaban cuando sus jugadores salían a calentar. Comenzaba el partido, pasaban los minutos y había un gran ambiente en el estadio, aunque para ser sinceros me esperaba mucho más de la gran grada local, ya que salvo momentos puntuales que animaban todos, el resto del tiempo sólo cantaban en la parte central donde se ubicaban los ultras locales como The Unity y Desperados, entre otros. En la grada visitante muy buena animación de Ultras Frankfurt y demás chicos durante todo el partido, muchas veces se les escuchaba más que a los locales.

IMG_20180311_170233

IMG_20180311_170555

IMG-20180313-WA0196

IMG-20180313-WA0202

En el descanso pudimos degustar unos perritos calientes a un precio bastante razonable 2,80 euros y ver como muchos aficionados veían el partido en las pantallas mientras tomaban una cerveza.

El partido fue bastante emocionante y los locales ganaron por 3-2 en los minutos finales. Acabando el partido nos hacíamos una foto con nuestra bandera de Izquierda Casual Service, espero que la primera de muchas, y nos volvimos para Frankfurt.

IMG-20180311-WA0065

Dos horas después llegábamos a la ciudad para tomarnos una cerveza y acabar en un Mc Donald´s, ya que allí a partir de las 22h cierran las cocinas en los locales.

Al día siguiente ya era lunes y nuestro pequeño viaje pero intenso, llegaba a su fin. Dar las gracias a Basti, Markus, Chris, Marcus y a Mark por su hospitalidad. Nos vemos pronto. Danke!!.