Hackney Marshes, fútbol en estado puro.

A la sombra del estadio olímpico de Londres y a un ‘corner’ del estadio del Leyton Orient,  Hackney Marshes esta considerado como el “cielo” del fútbol de los equipos de los pubs londinenses. Los famosos “Marshes”, se pueden escuchar mucho antes de que seas capaz de verlos, un silbato de árbitro, fontaneros, trabajadores de oficina, … todos juegan para el equipo de su pub local, imaginando durante 90 minutos que son como sus héroes futbolísticos. Hay más de 80 campos y la mayoría de ellos están a pocos metros los unos de los otros en este tapete verde mágico. Para todos los aficionados a este deporte, esto es literalmente fútbol de parque; no hay divisiones para dar la sensación de campo y aunque las zonas están claramente marcadas, en ocasiones se producen ciertos incidentes a la hora de recuperar los balones…

Entre semana los colegios invaden los Marshes. Siempre me acuerdo de cuando era un niño y un profesor me hizo correr alrededor de los “Marshes” sin parar durante una hora porque me pillo fumando durante un partido, yo tenía 13 años y era el centrocampista…

Una visita a este parque de Londres puede ser una experiencia gratificante. Contrariamente al mito popular, Hackney no es el área del crimen que denuncian los medios de comunicación aunque tenga un área llamada “la milla de asesinato”.

 

Cada equipo tiene equipaciones espectaculares, un equipo de chicos en neón verde o uno de señores en negro y malva. “Pásame la pelota!” grita un delantero que acaba de escaparse de la defensa; la pelota no se pasa. Hay insultos y gestos, siempre gestos.

Sin Duda es igual que ‘La Premier’ en muchas aspectos. Todavía vemos las botas blancas de nike y las naranjas de puma que cuestan un huevo, los peinados extravagantes y las celebraciones de goles pre-ensayadas, pero es mucho más real y honesto. La mayoría de jugadores están en bastante buena forma física y se toman el fútbol en serio aunque siempre podrás ver a algunos con resaca, que cantan mucho, con sus camisetas extendidas sobre sus barrigas llenas de cerveza. En el caso de los porteros de estos equipos es bastante común.

Suena el silbato y los equipos se dan la mano, los ganadores celebran su victoria con la imaginada entrega de un público ficticio y los perdedores inician el paseo conocido del perdedor, recogen sus bolsas y se dirigen al pub mientras que a uno le toca la mala suerte de ir a recuperar las redes de las porterías que previamente se han pegado con cinta scotch. Queda más de una tira de cinta adhesiva de varios colores que decoran la mayoría de los postes, un recuerdo de los juegos de otras semanas. Trozos de naranja en el campo y un paquete vacío de Marlboro Lights detrás de la portería son evidencias de que algún portero ha tenido un día fácil. Welcome to Hackney Marshes, Welcome to Football !!!

By The Saint

img0
img1img8Hackney Marshes 3

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s