Dr Martens, made in England?… yes !!!

Desde su humilde origen como pequeña empresa alemana dedicada a la fabricación de botas ortopédicas hasta convertirse en un icono de la moda británica, el punto de inflexión llega a esta marca en 1959 cuando dos médicos alemanes lanzaron al mercado un zapato con una bolsa de aire única, desarrollado por uno de ellos, Klaus Maertens, para ayudarse a el mismo a reponerse después de un accidente de esquí. “En ese momento se trataba de una bota ortopédica vendida al 80 por ciento de las mujeres alemanas de más de cuarenta años de edad”. Ambos pensaban que había un mercado más grande, pero necesitaban un socio.

“El momento mágico ocurrió cuando, al realizar publicidad en una revista profesional británica, la familia Griggs, fabricantes británicos de botas de trabajo, se pusieron en contacto con ellos; así el 1 de abril de 1960 sale al mercado el primer par de Dr. Martens con un nombre adaptado al mercado brtánico para facilitar su pronunciación y producido por la fábrica Griggs en la aldea de Wollaston en el centro de Inglaterra.

Ocho ojales, rojo sangre de buey y costuras de color amarillo como distintivo de la casa , el nuevo diseño se denominó “1460″ en honor a su fecha de creación y en lugar de ser dirigido a gente alemana con problemas motrices de mediana edad, el mercado objetivo de la nueva bota se dirigía directamente a los británicos de clase trabajadora que búscaban un calzado más cómodo y una alternativa más barata a la oferta de calzado tradicional inglés de suela rígida.

dr-martens-1490z-boots-cherry-997-78_zoom

Mi abuelo fue el primero en vender Dr. Martens en el mundo, y comercializamos la marca desde sus orígenes en GB”, dice Nick Romona, propietario de la British Boot Company en el distrito de Camden, al norte de Londres. “Un calzado de trabajo bueno, fuerte y cómodo dirigido y puesto al alcance de la clase trabajadora en Gran Bretaña… para después ser utilizado de forma general por punks y skinheads, que buscaban un calzado sólido, pero sobre todo un icono”.

La tienda de Camden se ha convertido en un lugar de peregrinaje para los seguidores de la marca: “Todos quieren venir aquí para ver donde comenzó. Los padres vienen con sus hijos desde cualquier parte de Europa a mostrarles donde compraron su primer par en la década de los 70’s y 80’s.

British Boot Company

En pocos años, los 1460 se convirtieron en un accesorio esencial para los músicos que se querían mostrar cercanos a la clase trabajadora, incluyendo a Pete Townshend de The Who, que fue seguido por decenas de otras estrellas de la música. “Normalmente, cuando aparece una nueva subcultura, se deshace de los símbolos de las anteriores, pero no fue así con las Martens. Permaneció con skinheads, punks, mods, grunges y así sucesivamente,” dijo Roach. Su status como un icono de estilo sigue en vigor hasta hoy, dice: “El ADN de los Dr. Martens es el mismo que el de la moda de los jóvenes actuales, por lo que nunca va a desaparecer”.

The-Who

Más de 100 millones de pares de Dr. Martens se han vendido desde que el primer par fue presentado hace 50 años. Pero esta firma no se escapa de la globalización,sólo 50 pares diarios salen de la fábrica en Wollaston, incluyendo el modelo de vintage 1460, y todos ello realizados de forma artesanal.

¡Salud!

Stone Island y la chaqueta que vino del futuro

810-20130110083607_1807442173Creada aprincipios de los 80 como fruto de la investigación más puntera en el universo textil, inmediatamente se convirtió en un fenómeno de culto. Hoy en dia la firma italiana vive un momento dulce y celebra su 30º aniversario. Os presentamos una interesante pieza de vídeo homenaje a su prenda más emblemática: la chaqueta 30/30.

Dos piezas en una. Una chaqueta exterior y el forro, ambos reversibles, que asumen funciones diferentes en treinta formas de uso. Pueden ser utilizadas, juntas o por separado, en un total de diez formas diferentes y en tres estados distintos: Normal, Ice y Reflective.

La chaqueta está manufacturada en raso gommato: satén de algodón, tela militar, con un revestimiento de poliuretano, impermeable y cortavientos. Se trata de una película brillante, transparente y finlamente acanalada que proporciona un efecto prismático tridimensional que refracta la luz, la amplificación de los efectos de la doble tinte de dos colores. La adicción de un agente especial al proceso de tintura hace que la prenda sea resistente al agua.
En el interior, el forro de la chaqueta es térmico reflectante. Un sustrato de nylon, unido tanto con microesferas de vidrio que permiten la refractividad de la tela, como a pigmentos microencapsulados que cambian cuando se produce el paso de la luz, y, por lo tanto, el color del material cambia en función de la temperatura. El propio interior de la chaqueta es en de punto de lana con mangas de nylon.

Por otro lado, la firma italiana lanzará en el mes de febrero el site dedicado a STONE ISLAND 30, la exposición que se celebró el pasado mes de junio en la Stazione Leopolda de Florencia, producido en colaboración con la Fondazione Pitti Discovery y con el Patrocinio de la ciudad de Florencia.