“No one likes us, we don’t care”

El 13 de Abril  Millwall juega la semifinal de la copa contra Wigan;  como sabéis Millwall es un equipo del sur de Londres, de gran tradición, acostumbrado a deambular por la 1st División pero que ya ha jugado una final en el 2004 contra el Manchester United. Hasta aquí nada que no sepáis, pero….como es ser un hincha de Millwall?, se ha escrito mucho sobre ‘los aficionados from The Den’ pero izquierda casual os presenta una exclusiva entrevista escrita por uno de ellos, Alf, al que desde aquí queremos agradecer este lujo de artículo.

“Alf”

Empecé a ir a Millwall cuando tenía 17 años, con mi amigo Brian, trabajamos juntos. Yo solía seguir a Inglaterra en los años 80 y 90’s cuando se parecía a Millwall, llena de promesas pero una basura. Ahora Inglaterra todavía es una basura llena de primadonnas pagadas en exceso, estoy avergonzado de darles mi tiempo.

Tengo 44 años y vivo en Bermondsey, irónicamente en una de las torres en las que el esterotipo de hincha de Millwall suele vivir. Mi compañera, Eva, es de Bilbao y tenemos un hijo de 7 meses que se llama Axel. No le he empujado hacia ningún equipo y aunque el Athletic ya es un hecho, quiero que escoja su propio equipo cuando sea mayor. La única norma que tengo es que él elija apoyar a Inglaterra cuando sea mayor.

millwall
Somos Millwall y no hemos tenido nuestra cena

Millwall es el ‘Toro’ del fútbol Inglés, un animal majestuoso cosechado en la tradición, enigmático, enérgico e imprevisible. Casi siempre estamos cara a cara frente al estoque de los matadores de los clubes importantes de la ciudad, eclipsados por su destello, brillo y glamour. Pero al igual que un toro, cuando menos te lo esperas sorprendemos, dejando a la oposición aturdida, confundida y hundidos en la arena. Solo por eso, merece la pena la espera. Esa es la clave de Millwall, “menos pero siempre más”.

Hemos estado entre la segunda y la tercera división del fútbol Inglés a lo largo de cinco generaciones. Sólo una vez hemos logrado jugar en la Premier y tan sólo por dos temporadas, dos gloriosos años a finales de los 80. Un breve noviazgo, como un romance de verano en la Costa del Sol cargado de pasión que se apaga a tiempo para volver a casa con recuerdos borrosos. En 1989 y 1990  fuimos impulsados por las fiestas rave, las luces intermitentes y el subidón del éxtasis mientras nos codeábamos hombro con hombro contra los grandes, Arsenal, Tottenham, Liverpool, Everton y Manchester United. Invadiendo sus ciudades con el orgullo de un ejército romano. Y de repente se acabó, vuelta a la segunda con una resaca del infierno y partidos de mierda contra Oldham, Notts County y Derby. Llegamos vimos y vencimos…, todo ello con el convencimiento de que un día vamos a estar de vuelta, como Swarzenegger, pero más gordo y más viejo.

Las modas van y vienen pero Millwall como club es una moda que sólo unos elegidos pueden lograr, es tan dandy como lo es casual. La insignia espiritual se lleva con confianza y arrogancia pero también teñida de humor. La verdad es que nunca pasamos de  moda porque nunca hemos estado de moda. Con excepción de algunos extranjeros que nos ven desde lejos como un estereotipo de hinchas racistas, un legado de la máquina de propaganda del partido conservador británico y sus medios de comunicación, una máquina que ha estado convirtiendo a la ‘clase obrera’, social, en viviendas sociales y soldados de permiso, porquería escrita por periodistas de clase media que por lo general adornan sus columnas sobre gatos llamados ‘Pincus’ con sus aventuras con tías en las casas de veraneo en Cornualles. El estereotipo más real de Millwall está más cerca de la visión distorsionada  de Guy Richie del heroísmo de la clase obrera y el cockney, con menos Crombies.

millwall 2

El club te encuentra y no al revés. Te hace una llamada desde lejos, como un guiño de reconocimiento de que “Estamos juntos en esto”, “Nosotros contra el mundo”, y juntos compartiremos el botín, ya sea la frecuente amenaza pendiente del descenso o las alturas vertiginosas de la copa y la promoción.

Cuando eres del Millwall el sufrimiento está siempre presente, pero al mismo tiempo sabes que la revolución está cerca, esa sensación, ese pequeño momento que nos elevará a lo más alto y por el que nos sentiremos orgullosos, algo que nuestros eternos rivales locales, “The Hampsters”,  no son capaces de conseguir en una temporada completa. Esa es la belleza de ser “pequeño”, somos el perro pequeño con los cojones más grandes.

El club es tu parka, la perfección, y te ayuda a convertirte en el hombre al que estás destinado a convertirte, a no ser uno más, no como algunas putas del Chelsea que se unieron a un equipo de moda londinense después de la Eurocopa de 1996 con el fin de agitar la bandera británica “Union Jack” sin miedo a ser tachado de racista por parte de sus colegas en la oficina. Millwall es un club para los aficionados que ven más allá de esa mierda, un club para los aficionados que aspiran a la máxima categoría y que dicen: “¿Qué es toda esta mierda?”; sin dudarlo queremos subir tan rápido como unas buenas rayas de coca de Marbella, y disfrutarlo, ya que sabemos que nuestra estancia será breve, pero estará teñida de gloria.

Nuestra entrada media llega a los 10.000. Un partido contra un eterno rival (Leeds, Palace, etc.) atrae a unas 16.000 personas y cualquier jugador del equipo contrario te podría informar que es como  jugar enfrente de 45.000. La pasión y el volumen from The Den presiona a los jugadores del equipo contrario antes de saltar al campo. Esos mismos jugadores tiemblan al tener una jugada cerca de nuestros hinchas a cada lado del campo sabiendo que la afición local les dará una opinión ‘honesta’ y critica de su desempeño y de su esposa.

En 2004, brillamos fuera de órbita disparados como un cohete a la final de la Copa FA. Un equipo de segunda jugando en un final…., un sueño que incluso el más romántico de los aficionados no se podría haber inventado. Esta vez hay risas en el aire, y seguramente, no podemos conseguirlo de nuevo?

Sueñas que puedes ligar con una tía que se parece a una Pin-up y de repente ligas con ella y con su amiga y con Shakira! ….. y tú sabes que te lo mereces.

By Alf & The Saint
Anuncios

adidas Presenta ‘adivisionaries’ – Mr Omori – Shoe Master

adidas-omori-2Una gran video de adidas, que forma parte de la serie “adivisionaries” centrándose en las figuras que han contribuido a mantener viva la visión original de Adi Dassler. El Sr. Omori comenzó a trabajar para la compañía en 1999. Cuando la fabricación de la industria de artículos deportivos estaba dominada por procesos digitales y grandes máquinas descomunales. El trabajo de Omori se centra alrededor de corte, diseño de patrones para las gamas populares como “adizero”. Un lápiz, regla, papel, ya sabéis, ese tipo de cosas. Un hombre con una mano firme y un enfoque preciso para todo lo que crea.

The Hooligan Factory

TheHooliganFactEste verano se estrena en Inglaterra, la pelicula “The Hooligan Factory” una parodia de hooligans.
Violencia en el fútbol, tan divertida … que duele.
 Sinopsis: Danny quiere algo más. Expulsado de la escuela y viviendo con su abuelo, sueña en llegar a la altura de su padre, Danny “El Grande”, enviado a la cárcel por violencia. Danny “El Grande” era una leyenda y su hijo está buscando una manera de emular a sus padre  y elevarse a ser “Top Boy”.
Mientras tanto, en la cárcel de Wormwood Scrubs, el hooligan legendario Bexxx está a punto de que le den la libertad. Bexxx quiere vengarse de su enemigo y líder de la  firm rival  “El Yetttiii”.  Pero cuando los caminos de Danny y Bexxxs se cruzan, se embarcan en un viaje tan antiguo como el hooliganismo.
Bexxx y Danny viajan a lo largo del país en una misión para restablecer los días de gloria de la antigua firm . Sin embargo, la policía se está acercando y puede que estén detrás de ellos, pero con Danny de su lado,  Bexxx puede encontrar su antigua chispa y quien sabe donde pueden acabar.
By The Saint
HooliganFactory