El Libro: Futbolistas de izquierdas

El periodista Quique Peinado publica “Futbolistas de izquierdas”, un libro que cuenta algunas historias de jugadores de izquierdas.

Una de esas historias es la de Cristiano Lucarelli nacido en Livorno , hijo de una trabajadora y de un currante del puerto, y militante del PCI. Su padre lo llevaba de pequeño a ver  al equipo de su ciudad. Lucarelli decía “antes cambias de mujer que de equipo”. Cuando tenia 20 años militando en el Padova y jugando su noveno partido con la sub21 italiana, le tocó ir a jugar a su ciudad contra Moldavia, por fin podía jugar en el estadio de sus amores, y delante de muchos de sus amigos. Su sueño siempre había sido poder dedicarle un gol a la curva. En ese partido y delante de su gente recibió un buen pase de Totti que cazó al vuelo y marcó gol, emocionado fue hasta la curva se subió a una valla, se levantó la camiseta de la selección y debajo llevaba una blanca con el escudo de los ultras del Livorno y una frase que decía: El livorno es una fe y los ultras sus profetas, y la cara del Che. Al acabar el partido se subió a la curva con sus camaradas, por fin se hacia realidad un sueño. El dijo soy de izquierdas pero comunista no es la palabra exacta, el comunismo falló en algunas cosas.

futizq

La verdad desde aquel gesto quedó marcado y pocas veces más fue con la selección, ni cuando fue uno de los mejores goleadores del país. Despues de jugar en equipos como el Perugia,Cosenza, Padova, Atalanta, Valencia, Lecce y Torino, fue cedido por este ultimo al equipo de sus amores el Livorno. Cristiano lleva tatuado en su antebrazo izquierdo el logo de la Brigada Autónoma Livornesa y juega con el número 99, año de nacimiento del grupo. Esa temporada asciende a la serie A marcando 29 goles. Rechazó mucho dinero del Torino para seguir en su equipo del alma, otros futbolistas se compran ferraris o yates, yo me compré la camiseta del Livorno comentaba.

Cuatro temporadas en Livorno, las más exitosas del club, llegaron a jugar la Uefa. Pero al final la cosa se torció, el era un idolo en su ciudad, pero llegó un momento que la gente le iba a pedir dinero a casa para pagar facturas, para comprar ropa para los niños…, y el les daba lo que tenia encima 50, 100 euros. Claro le decían que es para ti esos euros, y el se sentía culpable. Cuando empezó a decir no, la gente en una ciudad pequeña empezó a decir, que se habrá creido, ya no es el mismo.

Contra la Reggina donde juega su hermano, les valía a los dos el empate y en el campo se nota, a la curva no le hace mucha gracia y pitan a Lucarelli y le llaman mafioso, los ultras se marchan de la grada y lo esperan a la salida, lo insultan a el y a su familia. Decide marcharse al acabar la temporada y su padre que llevaba 50 años acudiendo al Armando Picchi no vuelve mas.

Después de jugar en el Shakhtar Donetsk y Parma, pidé que lo cedan al Livorno que acaba de subir a la serie A.

Jugando en casa por la megafonía suenan los nombres de los jugadores y el estadio los va coreando, cuando llega el momento y se escucha Cristiano Lucarelli, indiferencia en el fondo. Esa misma temporada descienden, y el 9 de mayo de 2010 se despidé del Armando Picchi contra la Lazio, lo sustituyen y se queda el brazalete, va andando hacia la curva y lo tirá, los ultras asumen su parte de culpa y hay una ovación y suena Bella Ciao.

Luego se marcha a jugar dos temporadas al Nápoles, pero todo el mundo sabe que volverá como entrenador a Livorno.

 

Anuncios

adidas Originals Verano 2013 Samba

La colección para este verano 2013 de Adidas Originals trae las Samba en dos colores básicos azul y negro, y cuenta con acentos de neón verde o amarillo, respectivamente, en el talón y en las tres franjas. Ambas combinaciones de colores están disponibles aquí por € 80 EUR.

adidas-originals-2013-summer-samba-1