Cuando la Liga era la medida

bebeto

Cuando la Liga era la medida, ganarla era lo más.

Cuando la Liga era la medida, perder entraba dentro de lo previsto y empatando sumabas un punto.

Cuando la Liga era la medida, la Copa salvaba una temporada.

Cuando la Liga era la medida, aspirar a todo era un deseo. Y, muy de vez en cuando, se hacía realidad.

Cuando la Liga era la medida, ganar trece partidos, empatar uno y no perder, era imposible.

Cuando la Liga era la medida, estar a seis puntos del líder no era ningún drama.

Cuando la Liga era la medida, San Mamés, Riazor o Mestalla eran un infierno.

Cuando la Liga era la medida, nadie se disfrazaba con caretas para que su jugador ganara el Balón de Oro.

Cuando la Liga era la medida, en Europa ganaban otros. Nosotros sólo de vez en cuando.

Cuando la Liga era la medida, marcar treinta goles en una misma temporada era algo insólito, que ocurría cada dos o tres décadas. O, directamente, no ocurría.

Cuando la Liga era la medida, el Bayern, la Juve o el Milan eran insuperables. Siempre.

Cuando la Liga era la medida, se sumaban cien puntos en sueños.

Cuando la Liga era la medida, la excelencía no existía.

Cuando la Liga era la medida, llegar a las semifinales de la Champions no era insuficiente.

Está claro que para FC Barcelona y Real Madrid hace tiempo que la Liga dejó de ser la medida.

 

Anuncios

Un comentario en “Cuando la Liga era la medida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s