One-Eyed Baz: La historia de Barrington ‘Zulu’ Patterson

Sí, es la historia de un hombre duro, pero al mismo tiempo, no es la historia de un exagerado Superman. ‘ Baz ‘ tiene la humildad de admitir cuando salió perdiendo, lo que le da a su historia un sentido de honestidad, que a veces falta dentro de este mundo. Nació en Midlands a mediados de los años 60, cuando el desempleo y la tensión racial eran altos. Fue cegado de un ojo durante la infancia, después de que su hermana le lanzara una lata. Barrington Patterson sufrió las burlas de otros niños antes de darse cuenta de que la única manera de frenar esas faltas de respeto eran devolver los golpes. Desde su infancia odio a los típicos matones, que se metían con los más debiles.
Barrington comenzó a esculpir sus habilidades de lucha, en las calles y en las gradas de fútbol, y se encontró con un grupo de amigos y un equipo de fútbol para la vida,
la Zulu Army y el Birmingham City.

ndnndn

En aquella época la violencia en el mundo del fútbol estaba al orden del día, y como a muchos muchachos les gustaba vestirse bien y viajar a los campos de fútbol de todo el Reino Unido. Patterson es lo suficientemente honesto para admitir que él y su firm no siempre salieron bien parados.
Cuando era joven veía películas de Bruce Lee, lo cual le influyó en su carrera, después de sus hazañas juveniles en las gradas. Esto también le dió la disciplina y el enfoque para alejarse de una vida en la cárcel y ganar dinero. Del Judo, al Kick Boxing y a las Artes Marciales Mixtas. Barrington Patterson sobresalió en todos estos campos, y junto con sus 4 hijos le dió un impulso que le llevó a ganar al menos dos títulos importantes en las MMA. Recordar que Barrington logra todo esto con el uso de un solo ojo. Una inspiración para cualquier persona que se enfrenta a un reto en la vida.

Si quereís saber más sobre este Zulu, teneís un libro One-Eyed Baz donde cuanta su vida. En Ebay podeís encontralo.

Nordesía, o vermú galego

Nordesía sale al mercado de la mano de la firma Nordés con las variedades de blanco y tinto. Elaborado con vinos de albariño y mencía macerados con hierbas muy presentes en Galiza, como el laurel y el saúco.

1374948_10202069739883670_1744919864_n

Aunque Nordesia no es el primer vermú gallego, ya que en 2010 una bodega de Valdeorras realizó una edición limitada de 70 botellas de vermú, elaborado con vino mencía y godello, y que se dio a conocer bajo el nombre de Vermouth Sampayolo, será el primero de gran tirada y distribución realizado completamente en Galiza.

Inicialmente, se sacarán a la venta 10.000 botellas de vermú tinto y otras 10.000 de blanco, aunque prevén alcanzar las 100.000 botellas vendidas en el próximo año, entre ambas modalidades.