Glam 3ªparte

He de reconocer que escribir ésta tercera parte de Glam me ha dado muchísima pereza, por diversos motivos, pero quizás el principal ha sido, el hecho de que hemos podido disfrutar de un estupendo reportaje de éste tema en las páginas de Wannabes, y realmente poco puedo yo aportar para mejorar dicho artículo.
Se que alguno de vosotros no habrá comprado el Wannabes, algo reprochable ya que se trata de una publicación cojonuda y totalmente imprescindible, pero eso es otro tema.
Y cómo uno es esclavo de sus palabras,y prometí contaros algo de mis bandas favoritas y la conexión del Glam con el Punk, aquí me tenéis de nuevo dándole a la tecla.
La anterior entrega estuvo dedicada de forma plena a los reyes del género y sin duda mis favoritos, Slade. Junto con ellos hubo una serie de grupos que también cosecharon un éxito importante, destacando Sweet, T-Rex, David Bowie y el estrafalario Gary Glitter. Cómo creo que de éstos ya se han escrito mares de tinta y obtuvieron su merecido reconocimiento en su día, no voy a explayarme más con ellos. Mis miras van enfocadas más hacia aquellas bandas que no gozaron de tanto reconocimiento o cómo máximo tuvieron poco más de 3 minutos de éxito.
Una de las características común en dichas bandas, quizá sea su estética, sin tanta purpurina ni estrambóticos monos de colorines, y más cercana a la vestimenta de sus seguidores más fieles, aquellos chicos con botas tan apasionados por el fútbol y el jaleo.
Y empezamos con Mott the Hople. Cómo otros grupos implicados en éste género, sus andaduras comienzan a mediados de los 60’s, pero es gracias al boom del Glam que consiguen un mínimo reconocimiento. Y sus minutos de repercusión fueron gracias a un tema cedido por Bowie. All the young dudes, un verdadero temazo de ritmo lento, saliéndose un poco de la línea habitual del Glam. Incluido en el LP del mismo nombre, recomiendo echarle un vistazo al video, con imágenes de boot-boys e incluso un grupo de boot-girls!.

Ahora nos ocuparemos de la vertiente más popera y melodiosa del Glam. Es decir, de Bay City Rollers. Con un sonido que podríamos definir cómo rock para adolescentes, facturaron unos cuantos temas pegadizos y un poco ñoños, porqué no decirlo. Tuvieron cierta fama, gracias a temas cómo Saturday Night, aunque mis preferidos son It’s a game y Yesterday hero.

Petos de trabajo dejando ver la totalidad de las botas, camisetas a rayas a juego con los calcetines, ésta era la peculiar imagen de ésta banda, y Hector su nombre. Junto con el grupo con nombre de hobbit, Bilbo Baggins, eran de los que contaban con unos cuantos seguidores dentro de los chavales de las gradas, quizá por su imagen más acorde con los boot-boys y sin tanta purpurina.

Por supuesto que hubo más bandas, Crunch, Mondo Jerry, y un largo etc., y por encima de todas la que he dejado para el final.

Mi grupo favorito de toda aquella hornada, The Jook. Simplemente os daré unas pinceladas, ya que mi intención es dedicarles un artículo exclusivamente a ellos.
Formados a principios de los 70’s en Londres, conocidos cómo los hijos bastardos de The Who, capitaneados por Trevor White, junto a los tocayos Ian Kimett e Ian Hampton y por último Chris Townson. Cosechan una imagen de chicos duros, sweaters de rugby y botas de boxeo. Por éste motivo son encasillados cómo banda skinhead, pero ellos prefieren autodenominarse Rudis. Pero todo ésto resulta secundario, ya que lo que realmente importa es su música. Y os puedo asegurar que es extraordinaria. Sacaron 5 singles, todos ellos auténticas joyas, más tarde fueron recopilados en un CD, llamado Different Class,  cómo uno de sus mejores temas, y más recientemente el sello SingSing Records, nos alegró la vida a todos sus fans con un doble vinilo, que no hace falta que diga que es, ya no recomendable, sino totalmente imprescindible. Deciros que desde que escuché su canción Agravation Place, me engancharón totalmente, convirtiéndose ésta en una de mis canciones favoritas en general.

Mi idea era finiquitar el tema rápido pero cómo veis la cosa se ha vuelto a alargar, así que no me queda más remedio, que emplazaros a un último capítulo, dónde ya si que veremos la conexión con el Punk y su formato más callejero,  el Oi!. Hasta entonces, disfrutarlo!!

Don PG

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s