Glam 4ºparte

El Rock’n’roll és algo cíclico. Nace como algo salvaje, transgresor, rabia juvenil en estado puro. La sociedad del momento se escandaliza y lo rechaza, pero poco a poco lo engulle, para robarle su alma y convertirlo en un producto más con el que comerciar.
También las bandas parece, qué a la vez que ganan calidad musical, pierden frescura y espontaneidad, convirtiéndose en buenos músicos pero malos comunicadores de emociones.
Y os preguntaréis a qué coño viene ésta retahíla, una nueva ida de olla de servidor?, quizá en parte sí, pero creo que sirve para qué podamos entender un poco mejor la continua evolución que ha sufrido el rock británico, desde el sonido beat hasta nuestro días, pasando claro está por el Glam y por supuesto por el Punk.

Ya comentamos, que el Glam fué una vuelta a las raíces más salvajes del rock’n’roll, una vez que las bandas de los 60’s se embarcaron en su viaje al mundo de Oz, y nos aburriesen con su misticismo hindú. Pero cómo hemos comentado, ésto del rock és una cosa cíclica, y la desfachatez y el glamour también tenían sus días contados. Muchas bandas simplemente desaparecieron, algunas volvieron a caer en el error de que tocar bien los instrumentos y hacer buena música és sinónimo, y otras emprendieron un viaje por el sendero más “duro” del rock, abonando así el terreno para lo que más tarde sería el desembarco de las bandas más pesadas y metaleras.
Y mientras tanto, quién representaría a la rebeldía del rock’n’roll?. Aún quedaban unos años para qué un joven de ojos inyectados en sangre y pelo teñido soltase un simple “Jódete” por la tele estatal. Quizá ésto, a día de hoy puede parecer una tontería, aún más si uno ve las barbaridades que se dicen en ciertos programas o tertulias de algunas televisiones privadas de nuestra parrilla, pero tendríamos que transladarnos en espacio tiempo, para comprender lo qué supuso para una sociedad tan conservadora cómo la británica, y más si pensamos qué por aquí, aún alguno lloraba la muerte del enano gallego.

Pero sería un error pensar qué ahí nació el Punk. Para eso tendremos qué cruzar el charco y visitar la ciudad de los rascacielos.
És aquí dónde unas “muñecas” cogieron el testigo de todas aquellas bandas glam. Creo qué és el mejor ejemplo del estrecho lazo entre el Glam y el Punk. Algunos habréis adivinado qué hablo de New York Dolls.
Posiblemente sea la banda puente entre los dos estilos, con un planteamiento estético prácticamente calcado a las bandas británicas, jugando con esa ambigüedad sexual tan presente en el Glam, pero musicalmente mucho más crudos y viscerales. No és difícil pensar que sí eras un joven de barrio, un poco problemático y con un punto macarra, encontrases excitante aquel sonido.

Algo así les debió pasar a unos chicos neoyorquinos, de pinta destartalada, jeans rotos, Chuck Taylor’s y chupas de cuero.
Desde el momento en qué estos cuatro chavales se juntaron para intentar hacer música, bajo el nombre de The Ramones, se empezó a escribir una nueva página en el libro del rock’n’roll.
Y realmente no inventaron nada nuevo, simplemente dieron su particular versión de un patrón muy dado en el rock, y que ya habían practicado algunas bandas de Glam, cómo los Bay City Rollers, o los bailongos The Mud, canciones sencillas y directas,con estribillos pegadizos, y volcadas en las ajetreadas vidas de los jóvenes, ya sabes, alcohol, chicas, más alcohol, juergas, sentirse el raro del instituto, mucho más alcohol, etc., pero tocado a un ritmo endiablado, lo más rápido qué hasta ahora nadie había tocado. Así el Glam depositó el testigo en bandas cómo New York Dolls, MC’5 o los The Stooges, y a su vez The Ramones continuaron la saga.

A todo ésto, un modisto inglés llamado Malcom McLaren, parece ser qué se empapó de toda la locura y energía colectiva de aquella movida musical. Probó suerte cómo manager de los New York Dolls, pero no obtuvo mucho exito, así qué quiso trasladar toda ésta movida a  su Inglaterra natal, donde regentaba una tienda de ropa llamada Sex.  Aquí reclutó a cuatro jovenes, que pusieron patas arriba toda Inglaterra, de norte a sur. Para muchos, Sex Pistols cambiaron por completo la historia de la música. Pero no voy a ahondar más en la historia del Punk, no es el motivo del artículo, sino ver la relación que tuvo con el Glam, y de momento va quedando demostrado. Tampoco me resulta muy difícil imaginar qué los chavales que se alistaron en el barco de los pelos de colores y los imperdibles, crecieron escuchando a las bandas Glam, y por cojones algo les tuvo que influenciar a la hora de ponerse a montar sus bandas. De quién harían versiones en sus primeros ensayos?.

Has escuchado The Undertones?, no nos propone el mismo patrón, otra vez, de rock’n’roll sencillo y pegadizo?. Por qué Slaugther and the dogs se preguntaban ” dónde habían ido los boot-boys”?. The Damned,  una de las primeras espadas del Punk, nos acercaban su peculiar versión de Ballrom Blitz de Sweet. Por qué cuando escucho el temazo de los 999, Homicide, me recuerda tanto a las bandas de los 70’s?.

Podría citar más ejemplos, pero creo qué queda clara la influencia directa del Glam con el Punk. Incluso bandas más tardías, nos dejarían verdaderos trallazos cómo la versión de One Way System, del clásico de los Slade, Com on feel the noize.

Y por supuesto, qué todo lo dicho para el Punk, es totalmente aplicable al Oi!. Hasta me atrevería a decir qué la influencia era aún mayor.
Si pensamos qué el Oi! fué otra vuelta a los orígenes ( cómo véis se vuelve a repetir el ciclo del rock’n’roll ), un distanciamiento de lo que se estaba convirtiendo el Punk, alejado de las escuelas de arte y de los chavales de clase media jugando a ser rebeldes. Rock’n’roll callejero, dirigido a los chicos de los barrios obreros, ensalzando todos los clichés de la tradición obrera británica. Y hablar de clase obrera inglesa és hablar de fútbol. Así qué teníamos de nuevo, rock primario y contundente, y un buen contingente de chavales fervientes seguidores de aquel grito cockney, y qué a su vez era unos fieles seguidores de sus equipos. La receta del Glam se repetía, rock’n’roll y fútbol otra vez de nuevo juntos. Una nueva hornada de Skinheads junto a un puñado de Herberts y un buen número de Punks reales formaban las nuevas hordas de Boot-boys.

Aquellos qué dieron nombre al movimiento, Cockney Rejects, haciendo el gamberro en su particular Blockbuster de Sweet, Peter and the Test Tube Babies recordando a Gary Glitter, The 4-Skins alabando a Slade. Pero por encima de todos, habría que destacar a la mejor banda del movimiento. Cock Sparrer llevaban mucho tiempo tocando cuando estalló el Oi!, y si escuchamos sus primeros trabajos, anteriores al Shock Troops, tranquilamente lo podríamos catalogar de Glam, y su estética muy cercana al estilo Boot-boy.

También merecen mención una banda qué podríamos definir cómo los Slade del Oi!, me refiero a The Crack.

Cómo veis los vínculos son más qué evidentes.
Algunos pensarán qué todo éste rollo poco tiene que ver con el casualismo, pero no és la cultura casual una nueva revisión de todos los parámetros anteriores?. Fútbol, violencia y obsesión por vestir bien siempre han ido de la mano de la juventud obrera británica, y en toda época ha habido una banda sonora. Puede ser qué cambien los tempos, los acordes, pero el Rock’n’roll siempre nos a acompañado y en muchos casos ha sido el altavoz de nuestra frustración, de nuestros gustos, de nuestros odios, y es y será siempre parte de nuestra vida. Sixties, Glam, Punk, Oi!, Brit, diferentes versiones de un mismo concepto, quizás ames unos y odies otros, pero recuerda qué, sólo és rock’n’roll, pero me gusta!!
Disfrutarlo!!

Don PG

Anuncios

3 comentarios en “Glam 4ºparte

  1. Anónimo dijo:

    A mí personalmente el glam me la trae floja y parece que se ha puesto de moda gracias a Giuda, pero mola como lo relacionais con el punk oi!, y parece bastante lógico explicado así,desde luego que artículos así le dan calidad al blog y lo separa bastante del otro lado,siempre hablando de bandas alemanas que no hacen más que basura…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s