Football, Fight, Fashion and Acid House

Cuenta Bill Brewster (coleccionista de discos, DJ, escritor y Supporter del Grimsby Town ) que su primer encuentro con ellos fue en enero de 1980, cuando le rompieron la nariz una banda de chicos extrañamente vestidos en Liverpool. Fue una venganza. Estábamos allí para ver a Grimsby perder 5-0 en Liverpool en la FA Cup; los Evertonians que me dieron un puñetazo estaban allí para vengar la derrota por 2-1 en la Copa League Two meses antes. Mientras que el resto del país estaba inundado de Mod revivals y punks, estos chicos llevaban jeans acampanados, deck shoes o Adidas trainers y tenían cortes de pelo en forma de cuña de aspecto gay; una especie de Bowie con mirada asesina.
front
Sin darnos cuenta, los hombres tenenos mucho que agradecer a los Casuals, ya que han tenido un efecto mucho mayor en la moda masculina que cualquier casa de moda parisina.

Los Casuals nacidos en ciudades como Liverpool, Manchester y Londres, estaban en su punto más activo y visible en la primera mitad de los años ochenta. La cultura giraba en torno a un conjunto siempre cambiante de ropa exclusiva y/o difícil de encontrar, ir al fútbol y también pelearse (unos más que otros). Fueron estos chicos de las gradas los que elevaron las zapas a categoría de icono de la moda, mucho antes que los raperos, que erróneamente se supone que han sido los que innovaron este estilo. Grupos de hip hop como Grandmaster Flash and The Furious Five hace unos 20 años, lejos de vestir deportivamente, iban vestidos de cabeza a los pies con cuero.
Grandmaster_Flash_and_the_Furious_Five
Los chicos usaban ropa que no estaba destinada para ellos, tales como chandales Fila; para tenistas, no para estos chavales que llevaban Stanley, o Jumpers Pringle, que eran para hombres de 50 años de edad, jugar al golf…
Antes de que el término «hooligan» entrara en el léxico popular a finales de 1800, había bandas muy parecidas a los casuals en la mayoría de las aglomeraciones urbanas, tales nombres como Scuttlers, Peaky Blinders y Area Sneakers.
Luego llegaron los Teddy boys, Mods, Skinheads y Suedeheads. Tampoco era nada nuevo la violencia en el fútbol, las invasiones al campo, futbolistas borrachos… Entonces llego el turno de los Casuals, la última amenaza para la sociedad. En cualquier caso, y aquí hay opiniones varias, algunos en mayor o menor medida, estaban más interesados ​​en la ropa exclusiva en lugar de sus Stanley“La reputación de un equipo de fútbol podría verse seriamente dañada, corriendo en Fulham Broadway, Finsbury Park o Euston Road, pero el daño más grave que podría hacerse, era ser visto por el rival portando un mal par de zapatillas”, escribió Peter Hooton en The Face.
0553be26ff70f16
La gente de marcas como Fila, Pringle y Tacchini realmente no tenían ni idea de que estas hordas de chavales estaban comprando o robando su ropa. Una vez que se dieron cuenta, comenzaron a atacarlos y el estilo ya no fue impulsado por los Casuals, sino por el marketing.
Hasta la llegada del Acid House, la Cultura Casual, no existía fuera de los días de fútbol, ​​no había revistas, aunque algunos casuals leían fanzines como The End and Boys Own, sin música (exceptuando la olvidada Accent ) era una cultura sin cultura. Antes de su llegada, los clubs decentes tendian a ser exclusivos y elitistas, para entendernos, chicos de la escuela de arte en lugar de chicos de barrio. Pero el Acid House entró en escena y todos los que habían sido expulsados de estos clubs, de nuevo estaban a las puertas del West End y repente en medio. ” El Acid House fue un subproducto de la Cultura Casual , y estos comenzaron hacer fiestas en lugares como Leeds y Edimburgo”. Este surgió de la escena Suburban Soul scene, ya fuera Danny Rampling o Paul Oakenfold, que eran Suburban Soul Boys.
49861178_rave
¿Fue el Acid House el que extinguió a los Casuals?.
Por lo que el mito dice, todo el mundo estaba de tal manera que guardaban sus cuchillos, besaban los tatuajes de los demás, y se subian a bordo del autobús del amor. Chorradas, eso serían alrededor de un cinco por ciento. Todavía había violencia en el fúbol en 1988, asi que creo que la verdadera razón fue principalmente debido a Heysel. Creo que mucha gente se sintió muy culpable y responsable después de eso, aunque no tuvieran culpa.
Hay otros puntos a tener en cuenta, también el fútbol de repente se convirtió en moda, donde muchas personas fingieron interés y debido a esto se encontró con aliados culturales en la prensa, algo de lo que nunca había disfrutado con anterioridad. Por alguna razón, simplemente pasó de moda escribir sobre violencia en el fútbol. Y porsupuesto, sin olvidarnos de la represión policial y del estado.
En cualquier caso, aunque las peleas habían disminuido no habían desaparecido totalmente. Por ejemplo en 1990, cuando el Stoke City visitó Blundell Park, el partido terminó con asientos de plástico por el aire.

do03 img240b
En la actualidad si echáis un ojo a las muchas tiendas online de ropa, la mayoria vende las mismas diez marcas: Stone Island, CP Company etc … .
A día de hoy, la influencia de nuestra cultura está en muchos países, campos de fútbol, en cada pub, y en cada calle, sin darnos cuenta.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s