Hoolie songs

Una selección de cinco canciones que nunca aparecerán en MTV. Cinco canciones sobre hooliganismo que ensalzan acabar ‘a las trompadas’ en el fútbol; que transforman en cotidiano (cuando no promueven directamente) el tradicional intercambio de mamporros en la cancha; que ven con buenos ojos esa actividad tan antigua como el propio deporte consistente en invitar a café con tortas a los hinchas rivales. Abstenerse moralistas, gracias.

The Business – Saturdays Heroes (2003)

Empezamos con los londinenses The Business, de quienes a estas alturas tampoco vamos a contar nada porque lo veo innecesario. Simplemente comentar que hay dos versiones del mítico himno Saturdays Heroes: : la original del ’85 , concebida en pleno apogeo del hooliganismo y la cultura casual en Inglaterra, y ésta de 2003, bastante más acelerada, con el volumen de los amplis al máximo y con un percusionista que le suelta unas hostias a la batería como si tuviera enfrente a algún pobre desgraciado del otro equipo. Un tema que habla de pelear por la gloria en calles apenas iluminadas, de tirar abajo vallas, de reventar lunas de coches, de destrozar pubs y de no dejarse coger. Porque lo más importante, “nunca me veréis en Scotland Yard”. Un clásico atemporal.

Jobito Estailo & Divino – Juventudes Verdiblancas Hooligan Rap (2010)

A mí Juventudes Verdiblancas me parece un gran grupo. Para empezar son uno de esos extraños colectivos ultras queridos y respetados por su afición, cosa que se han ganado a pulso liderando una grada joven que es el pulmón del Sardinero y demostrando un gran compromiso para con el Racing, especialmente en momentos tan difíciles como los que ha vivido el club estos últimos años, descensos de categoría e impagos incluidos. Todos recordamos aquel asalto al palco en mitad de una eliminatoria de Copa del Rey para decirle ‘cuatro cosas’ al presidente. Pero es que además nadie puede negar que suelen dar bastante juego en la calle, siendo uno de los grupos con mayor número de enemigos de nuestro fútbol. Como dirían los anglosajones, a game as fuck crew.
Pero en este artículo lo que nos interesa es el tema musical que presentaron a finales de 2010 en la antesala de su XXV aniversario. Detrás de este polémico Hooligan Rap se encuentran los MC’s -y ultras racinguistas- Jobito Estailo & Divino. Tengo la impresión de que dentro de JJVV el rap goza de cierto tirón, cosa ciertamente inédita en los ambientes futboleros patrios (no así en otros países como Alemania o Polonia). Analizando la letra no hay duda de que se trata de toda una oda a la violencia en el fútbol, aunque también encuentro en sus rimas un cierto aire jocoso aderezado con altas dosis de cinismo. Para muestra un botón: “Vamos tirillas, ponte de rodillas / Aquí entramos con los tacos a partirte la espinilla, zancadilla de cuclillas / Tu cabeza es un balón que rebota contra un poste de madera con astillas”. O cuando el vocalista habla de “colgar tu pérdida de conocimiento en el YouTube”. Por otro lado, reconozco que me empalmo con los versos: “Hooligans especialistas, no idealistas / Ni azules falangistas ni rojos comunistas, no busques pistas / Sólo soldados que pelean por colores racinguistas”, dejando claro que para esta gente el escudo verdiblanco está por encima de todo. Rimas agresivas, plagadas de macarrismo futbolero e incorrección política, y una producción totalmente profesional. Bravo.

Vanilla Muffins – The Pride of The North (2003)

Continuamos con Vanilla Muffins, aka the best band in the world. Quien me conoce sabe que este grupo de poppy-streetpunk me gusta una barbaridad. No es por fardar, pero cojo el The Drug Is Football (Knock Out Records, 2003) y te recito de memoria las letras de todas sus canciones sin mayor problema. Letras como The Pride of The North, donde el bueno de Colin Brändle se lamenta por sentirse del todo fuera de lugar en este fútbol actual de abonos caros, merchandising, jugadores mercenarios y banqueros o nuevos ricos interponiéndose en tu camino. Y es que “antes había una escena mejor / Sin stewards y sin rastro de la policía / Los fans podían encender bengalas y pegarse en día de partido / El entrenador nunca ha ido a la cárcel”.

Unknown Artist – Rotterdam Hooligan (2000)

Skip Records, un oscurísimo sub-sello de Rotterdam que apenas lanzó al mercado un puñado de Maxi-singles de hardcore (especialmente de su ultra-frenética y enajenada variante local del gabber, la cual prescindía de toda melodía quedándose en puro ritmo, estridente y descarnado, con un bombo Roland 909 lanzado a 200 b.p.m o más), puso en circulación este singular white label en el año 2000. Al ser un white label no incluía información alguna sobre sus compositores y de hecho no he sido capaz de encontrar nada oficial al respecto. Sin embargo, es vox pópuli que la autoría del track corresponde nada más y nada menos que al pionero del gabber DJ Paul Elstak -famoso por otros descarados guiños al mundo del peleísmo futbolero como You’re A Hardcore Hooligan y A.C.A.B -, en colaboración con el colectivo Neophyte. Puede que este oscurantismo se deba al hecho de que la venta del single fuese prohibida por las autoridades de los Países Bajos. ¿La razón de dicha prohibición? El sample que no deja de repetirse a lo largo de todo el tema: “¡Rotterdam, Rotterdam, Rotterdam, Rotterdam!… ¡¡¡Hooligan!!!”. Flipo en colores, pero bueno.
Paul Elstak, a quien ya vimos en The Real Football Factories hablar sobre la relación entre la cultura rave holandesa y el hooliganismo, y que también contaba cómo él personalmente no podía ir a Amsterdam a pinchar porque lo mataban, suele incluir este Rotterdam Hooligan en su set cuando es invitado a poner discos en Legioenzaal. ¿Legioenzaal? ¿Qué es eso de Legioenzaal, os preguntaréis? Pues es una cosa que es la madre del cordero: una rave dentro del estadio del Feyenoord Rotterdam. Tal cual. Por lo visto, debajo del graderío sur el club accedió a que los chavales montaran una zona de esparcimiento donde no deja de sonar música techno/hardcore/gabber y en la que puedes jarrear y echar unos bailes no sólo antes del partido, sino también durante el descanso e incluso tras el pitido final. ¿Imaginas cómo debe ser el ambiente en la previa de un Feyenoord – Ajax ahí? Algunos lectores ya lo habrán visto en YouTube.

PaulElstak pinchando el RotterdamHooligan mientras cientos de lads poguean espídicos perdidos y lo corean al unísono. Mola cuando los clubes de fútbol son sensibles a las pasiones y apegos musicales de su hinchada.

Gol Nord – Llevant + Alcohol (2006)

Ya han pasado casi dos lustros desde la salida de este LP y aún se conserva como el mejor trabajo de temática futbolera parido por un grupo nacional. En concreto, Gol Nord era una banda compuesta por integrantes de los ya extintos Força Llevant, conocidos miembros a su vez de la escena Oi! valenciana, y fue creada con el único -y noble- propósito de rendir tributo al Llevant UD y al incomprendido estilo de vida de sus hools. Si se puede hablar del hooligan rock’n’roll como un género musical propio, con sus letras enalteciendo y dignificando las broncas futboleras y sus melodías extremadamente coreables cual cánticos graderiles, Gol Nord fueron sin duda alguna sus más ilustres embajadores dentro de nuestras fronteras. Lástima que el proyecto no tuviera continuidad más allá de este disco y de un puñado de conciertos.

La canción Llevant + Alcohol es, junto con Sempre Presents , mi favorita del LP. ¿Por qué? Por su humor bolinga y su celebración de la amistad. Y por aquellos maravillosos tiempos de las multas de 3.000 €. “¡A beber, a beber y a gritar Llevant!”

Álex

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s