Derbi de las Midlands del Este

Suena el despertador. 8:30 de la mañana. Abres un ojo y ves que te separan cuatro horas del partido y… ¡100 kilómetros! de la ciudad donde se va a jugar el partido, Derby. No se trataba de un partido cualquiera: contra el Nottingham Forest, su histórico y máximo rival… Y perdíamos el puto tren. Un tren a las 9 de la mañana debía llevarnos desde Manchester hasta Derby, así que aún con todo el sueño y la resaca nos vestimos y echamos a correr hacia la estación. Mientras atravesábamos Mánchester corriendo como demonios, y con las pintas habituales de alguien que frecuenta las gradas, la gente se apartaba sobresaltada. Aquella no sería la única carrera que verían los ingleses aquel domingo… Pero eso es otra historia que merece ser contada más adelante. Mientras nosotros intentábamos llegar a pillar el tren, os pongo en antecedentes para los que no conozcan a estos dos equipos, en otro tiempo gloriosos, y sus respectivas firms y que ahora se baten en la Segunda División inglesa.

Por un lado Derby County Football Club. Algunos lo conoceréis porque su escudo es literalmente un carnero. Otros porque ostenta el récord de la peor temporada de un club en la Premier League, aquella 2007/2008 con una sola victoria. Y los más nostálgicos por Brian Clough, antiguo entrenador y leyenda del club (curiosamente también del Nottingham). Alcohólico, arrogante, siempre polémico en sus declaraciones y uno de los mejores entrenadores de la historia del fútbol inglés. Un buen tipo. Todo esto, entre otras muchas cosas, hacen de los Rams un club singular. Y a nosotros nos gustan los clubes pequeños, singulares y con hooligans que defienden su ciudad a base de puñetazos, para que nos vamos a engañar.

20161211_11132920161211_11135620161211_111613

Porque Derby es un lugar que ejemplifica muy bien cualquier ciudad de las Midlands. Sheffield, Birmingham, Stoke, Coventry, Wolverhampton… Todas poseen unas características comunes: un fuerte pasado industrial, desigualdad, luchas obreras. El proceso de desindustrialización impulsado en los años 70 permitió que grupos racistas como el National Front tuvieran fuerte presencia entre los obreros que habían perdido su trabajo al cerrar las fábricas. Pero curiosamente la presencia racista no acabó por contagiarse en estas ciudades de las Midlands, lo que dio lugar a alguna peculiaridad. Numerosas firms se nutrían de gente sin importar su raza y, en ciudades como Birmingham, se formó una alianza entre irlandeses (con el IRA en plena lucha en estos años) y la gente de color contra este enemigo común. Firms como los Zulu Warriors, a los cuáles muchos ya conoceréis, eran de las más temidas en todo el país en los 80 y 90, con ingleses, irlandeses y mucha gente de color en sus filas. Algunos seguirán considerando a estas firms como “scum”. Nosotros preferimos llamarlos simple y llanamente working class unida contra la basura racista.

Pero vamos a lo que nos ocupa, Derby. Una ciudad y un club con un pasado de violencia futbolera exquisito dada su cercanía con Sheffield, Mánchester, Nottingham, Leicester, Stoke, entre muchas otras. Esto hacía que cada fin de semana la Derby Lunatic Fringe y firms de todas estas ciudades se cruzaran en las estaciones de toda la región, muchas veces sin ser siquiera su partido, lo que generaba un caos cojonudo. Violencia cada fin de semana, ¿a quién que esté leyendo esto no le gustaría? Y esta cercanía entre ciudades es la que nos lleva a su rival histórico, el Nottingham Forest.

Nottingham Forest Football Club, el otro club de la leyenda Brian Clough, dobles campeones de la Copa de Europa en 1979 y 1980. Para nueve de cada diez aficionados del Nottingham, el Derby County es el club al que más odian. Su firm, la Forest Executive Crew se ha cruzado en incontables ocasiones con la del Derby, pero especialmente reseñables fueron los disturbios en los años 1985 y 1993, con decenas de detenidos y sancionados. Sin embargo, a pesar de esta fuerte rivalidad, existe una curiosa amistad entre top boys de ambos grupos. En 1984, los chicos de Derby unieron fuerzas con los hooligans del Leicester y emprendieron camino hacia Nottingham. Una vez allí, unos 400 hools de estos tres equipos iniciaron una pelea en pleno centro para dirimir sus diferencias socioculturales. Vamos, que la emprendieron a hostias entre decenas de policías que se vieron sobrepasados por tal marabunta. La pelea se saldó con heridos en ambos bandos, 70 detenidos y el surgimiento de esta curiosa amistad, bien por interés mutuo, bien por negocios, bien por respeto… Son cosas que tendrán que aclarar ellos. Pero que esta amistad no os haga pensar que sus derbis no eran encarnizados. Durante esos años era habitual ver las ventanas de las casas de los alrededores de Baseball Ground, el antiguo estadio del Derby, llenas de rejas para evitar daños por los disturbios en los alrededores cuando Rams y Trees se cruzaban. Los periódicos de la época titulaban al barrio como “streets of fear”.

Unos disturbios que en 2009 desembocaron en que hools del Forest tiraran dos cabezas de carnero, símbolo del Derby County, a un pub donde se encontraba una de las firms de dicho club. Un año más tarde, los chicos de Derby cobraron su venganza y asaltaron un pub de Nottingham. Una pelea cuya consecuencia fue seis hooligans del Derby y otros seis del Forest sentenciados a prisión y prohibiciones de entrada a todos los estadios de Inglaterra y Gales por diez años, incluido un veterano de la firm del Derby, y su hijo, que lideró el ataque contra los del Forest. El juez calificó a ambos de “absoluta y completa desgracia”. Ellos sonrieron. Es de destacar que ninguna de estas dos firms eran ni son racistas. En la del Derby sin ir más lejos una de sus caras más visibles y con más peleas a sus espaldas es de color, y en la del Forest uno de sus miembros más respetados es Sij, hindú.

Una vez puestos en antecedentes volvamos al día en cuestión, 11 de diciembre de 2016. ¿Pensáis que no llegamos a coger el tren? Ingenuos, these colours don’t run excepto si te vas a perder un partidazo con toda esta historia detrás. Llegamos al tren dos minutos antes de que saliera. Una hora de viaje en la que me dio tiempo a preguntar a algún pasajero con pintas por qué ponían este partido un domingo a las 12 de la mañana, a lo que me respondió que era petición de la policía, para que la gente no tuviera tantas horas de previa en las que emborracharse a base de pintas y sidra y así evitar disturbios. Otra panda de ingenuos, si hay que beber rápido a los ingleses no les gana nadie.

20161211_11300420161211_13571920161211_141544

Al llegar a la estación de Derby, nos encontramos con presencia policial esperando a los trenes llegados de Nottingham, aunque el grueso de la afición visitante viajaría en unos 30 buses. Sin tiempo para tomar unas pintas por la ciudad nos dirigimos hacia las afueras, donde se encuentra Pride Park, el estadio del Derby County. Una vez allí pudimos empezar a ver lo que sería la tónica habitual de todo el día. Pequeños grupos de 20-30 personas, todos muy bien vestidos, merodeando por los alrededores del estadio esperando a los hools del Forest. A falta de 30 minutos para el partido, se empezaron a escuchar cánticos a lo lejos y, con un pasillo de policías a cada lado, se empezaron a dejar ver los 4.000 aficionados del Forest acercándose a la entrada visitante, con constantes insultos mutuos entre los que estaban a uno y otro lado del cordón policial. Los hooligans del Derby County les cantaban “you live in the past” en referencia a las Copas de Europa del Forest, ya lejanas. Y los del Forest respondían emplazándoles a verse a la salida. La cosa no quedaría ahí, y nosotros no veíamos por ninguna parte aquella “amistad” que mantenían ambas firms.

20161211_13544720161211_11554020161211_12133720161211_115755

Una vez dentro de Pride Park, vimos el estadio lleno a reventar con 33.000 almas cantando ya antes del pitido inicial. A la salida de los equipos, confeti y pequeños tifos en la grada donde los aficionados del Derby permanecen de pie, que curiosamente se encuentra pegada a la grada visitante apenas separada por una hilera de policías, con lo que intercambiaron palabras bonitas durante todo el partido. Al poco de comenzar, el Derby County abrió la lata con el defensa irlandés Richard Keogh celebrando el gol desatado literalmente a 10 centímetros de nuestra cara. Poco fútbol mostró el Nottingham, que cayó por un contundente 3-0 para alegría de todo el estadio menos para los 4.000 desplazados que, ya calientes por aguantar las risas de la grada local, nada más salir del estadio y a pesar de que la policía les llevaría en corteo hacia los buses, rompieron el cordón policial y empezamos a ver puñetazos volar, entre pequeños grupos del Derby que se acercaban a reventar el corteo y los del Forest, rabiosos por haber palmado 3-0 contra su máximo rival. Más puñetazos, mientras los policías desbordados se miraban los unos a los otros sin saber qué hacer, lo que dio pie a escaramuzas y más puñetazos durante todo el recorrido hasta los buses y la estación de trenes. He de decir que la policía puso de su parte, si hubiera sucedido en España, al mínimo conato de pelea ya los tendríamos dando porrazos a diestro y siniestro y al día siguiente horas y horas de tertulia hablando de subculturas y formas de vivir de las que no tienen ni idea. En cambio allí pudimos romper el cordón policial con facilidad, sin que ningún bobby se percatara, e ir durante un buen tramo junto con la firm del Forest, entre los cuales abundaban las chaquetas C.P. Company, Stone Island y bufandas Aquascutum. Ya con los visitantes de camino a su ciudad y los locales en el centro celebrando la victoria, dimos una vuelta por Derby y visitamos sus pubs, alguno de ellos a buen seguro con muchas historias que contar entre sus paredes.

Fútbol inglés, desplazamiento masivo, pintas, un estadio a reventar, cultura casual, un derbi histórico y violencia. ¿Qué más se puede pedir?

Izan

Anuncios

Izquierda Casual Spring shirt

El próximo lunes día 6 de marzo a partir de las 21h estará a la venta en la SHOP nuestros dos modelos de camisa, Spring 1 y Spring 2. Ambas camisas fabricadas en Portugal tienen un corte regular fit, están hechas en 100% algodón y llevan todos los botones en madre perla. Dos bolsillos con tapa cerrada con dos botones cada uno y una etiqueta con las iniciales de la marca son algunos de los detalles de estas camisas. En la última foto vienen las medidas. Gastos de envío gratis a la peninsula.

dscn1133dscn1139dscn1141dscn1132dscn1144sring-shirt-medidas