La velada del millón

Bilbao, 11 de noviembre, el Pabellon de Miribilla albergó a 11.000 personas y a otros muchos espectadores mediante el modo de pago por visión, para ver una de las veladas en las que más dinero se ha invertido en la historia del boxeo de España. Todos los ingredientes para ofrecer un gran espectáculo de este noble arte, pero muy a mi pesar, quedo algo escasa en cuanto al nivel de los combates, salvo 3 o 4 de ellos, entre ellos el combate estelar de la noche que enfrentaba a Jose Del Río contra Kerman Lejarraga por el título de campeón nacional de España

23275755_1508835455859425_2377927368664616600_o

La velada comenzó con un combate de K1 femenino entre Fernandez y Sousa, la cual anunció tras este, que sería su ultimo combate. Igualado pero que finalmente se llevó a los puntos Fernandez.

Me gustaría destacar el alto nivel de los combates de K1 de esta velada, sin duda, de lo mejor en el computo global. La primera de ellas enfrentó al georgiano Bazanov contra Gandarias, donde Bazanov fue capaz de tirar a la lona a Gandarias, pero este, tirando de pundonor, acabo dando mucha batalla pese a que no le valió para ganar la pelea pero si para dejar una gran imagen.

El segundo combate (y para mí el más emocionante) enfrento a dos grandes luchadores como son Currito y Diaz. Se dieron cera durante todos los asaltos, Currito aprovechándose de sus piernas, muy bien trabajadas, infringió duros golpes a Diaz, pero este no retrocedió en ningún momento. Cuando rondaba el ecuador del tercer asalto y parecía que Currito se podía llevar la pelea (ajustada eso si), Diaz, conecto un croché de izquierdas al mentón de Currito que lo hizo desfallecer, consiguiendo uno de los KOs de la noche y haciendo enloquecer al pabellón, el cual contaba con numerosos paisanos de Diaz.

20171111_200647

El tercer y último combate de K1 enfrento a una leyenda viva de este deporte, que no es otro que Cesar Cordoba contra un gran oponente como el ovetense Tapia. Cordoba, que el año pasado acudió al master series en la modalidad de boxeo y perdió por TKO en el primer asalto, llegó a Bilbao con ganas de sacarse esa espina clavada. Llevo la iniciativa desde el primer hasta el último asalto, y pese a que Tapia estuvo muy batallador, Cesar domino la pelea en todo momento para conseguir llevarse los 3 asaltos y la victoria por decisión unánime. Es un orgullo y un placer poder ver en directo a una leyenda como él, y también es de agradecer que en frente haya un tio como Tapia, que no se arruga ante nadie.

En la pelea de más alto peso, que no era otra que la de Ieltxu (hacía su debut en modalidad PPV) y Trallero , nos quedamos con las ganas y es que un codazo fortuito de Ieltxu, abrió una brecha a Trallero por la cual comenzó a brotar sangre y el juez no dudo en parar la pelea. Una lástima ya que prometía ser una gran guerra.

Otra pelea que creó mucha expectación fue la que enfrento al local “kamikaze” Garmendia contra el Titin, la cual duró poco ya que Titin, buscando ir al suelo ya que es su especialidad, intentó agarrar a Garmendia por las rodillas pero este gracias a un gran rodillazo en la frente, noqueo en el KO más espectacular de la noche al valenciano. Aratz en un gran detalle de deportividad, no celebró la victoria hasta ver que si rival se incorporaba como buenamente pudo tras varios minutos en el suelo. Aratz celebró la victoria con una camiseta dedicada a Iñigo Cabacas, hintxa del Athletic asesinado por la Ertzaintza.

Y cerca de las 0:20 llegamos a uno de los combates más esperados de la noche por el show que siempre suele ofrecer Javier Garcia Roche, el cual tiene un personaje montado que ya ha superado a la persona. Entró como lo que es, un showman, escoltado por Chaca el cual entró cantando una canción de rap dedicada al chatarrero. Tras su entrada, y como si fuera un invitado que se había colado en una fiesta que no era la suya, entro el rival de Roche, el Georgiano Kandelaki, el cual, seguramente tras lo de ayer, tendrá ganas de comprar una casita en el Botxo. Y es que ni en sus mejores sueños habrá tenido el apoyo que tuvo ayer en Miribilla. Jaleado por un público que, para mi sorpresa (y también agrado, porque no decirlo), se posiciono muy a favor de este y muy en contra del Showman chatarrero, que fue abucheado y silbado durante gran parte del combate, y es que no mereció menos, ya que su boxeo, ni fue noble, ni tuvo arte. Tiro de toda clase de faltas de respeto hacia el rival, así como de golpes ilegales, como el cabezazo que propino de forma voluntaria a Kandelaki en el primer asalto cuando los púgiles estaban siendo separados por el árbitro que debió de ser suficiente para descalificarlo. Todo esto provocó aún más animadversión hacia el catalán, que con el paso de los asaltos, más faltas de respeto concedia. Kandelaki intento devolver el empuje del público, pero se vio que no tenia mas que pundonor y ganas por agradar, que boxeo en sus piernas y brazos. La pelea la ganó Roche a los puntos, lo cual ya debe de ser todo un logro para el Georgiano. Al finalizar la pelea, el personaje, dio paso a la persona y Roche cogió el micro para pedir disculpas al publico ante el bochornoso espectáculo antideportivo que había ofrecido, pero el público de Bilbao dicto sentencia en su contra con un atronador sonido de viento.

combate_1847_1

Pero sin duda, la pelea de la noche , la estelar, era la que enfrentaba a Kerman “el revolver de morga” Lejarraga contra Jose Del Río por el cinturón de campeón de España de peso welter. La pelea estuvo dominada por Kerman en todo momento, pero Del Río fue capaz mediante movimientos de sus piernas de neutralizar muchos de los golpes que el Revolver le lanzó durante toda la pelea. Del Río hizo gala de un físico espectacular, se movió bien durante todo el pleito y supo escaparse cuando los bombazos del aspirante comenzaban a sonar, también supo sufrir ya que Kerman marco un alto ritmo de golpes, pero fue capaz de aguantar los 10 asaltos y llegar bastante entero al final (solo 3 personas más pueden decir que han llegado al final de los asaltos con Kerman)

Dos boxeadores de gran nivel, pero donde se evidencio, que hoy por hoy, no hay quien le haga sombra a Kerman, el cual, pese a lo que muchos piensan, no es solo pegada, cosa que quedó patente en este combate, en el cual, no solo pegó, sino que realizo esquivas de campeón. Ganó cada uno de los asaltos, hizo un boxeo muy completo y sin fisuras. Lanzo golpes de poder que alcanzaron a Del rio y cuando este, intento tomar la iniciativa, rápidamente cortaba esa entrega el de morga. Este combate, es la confirmación (una más) de que Lejarraga esta para cotas más altas que las nacionales y ya mira hacia el título de Europa.

Y hasta aquí lo que se pudo ver en la velada sobre el ring, y es que, en lo que es fuera del ring, hay que destacar al público bilbaíno, ya que en muchos momentos de la velada, el pabellón se convierte en una olla a presión para los púgiles, lo cual crea un ambientazo para las peleas, y esto, seguro que lo agradecen los púgiles y los que somos amigos de la marcha.

Txorimalo

Anuncios
Publicado en: Ocio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s