Plurimus NO_S10

Nuestro amigo Fabio saca chaqueta nueva con la base de  la NO_S05_1A Hooded Field Jacket pero con un tejido de nylon / algodón recubierto de resina termosensible, lo que hace que cambie el color. También es resistente al agua y al viento.
El Halo_TS presenta dos grandes bolsillos inferiores cerrados a través de velcro y dos bolsillos horizontales tridimensionales también cerrados a través de velcro.
En el pecho encontramos una cremallera impermeable y un bolsillo oculto cubierto mediante una solapa (cerrado mediante un velcro) y cierre mediante una cremallera impermeable.
Dos grandes bolsillos interiores con cierre a través de velcro, lo que convierte a Halo_TS en una chaqueta de 8 bolsillos.
La capucha (ajustable mediante cordones) presenta una capucha reflectante secundaria (también ajustable) que se puede quitar o usar tanto en el interior como en el exterior.
El cierre de la chaqueta es mediante una cremallera doble y se ajusta mediante cordones en la cintura.
Los puños también son ajustables a través de velcro.
Logotipo de Plurimus extraíble que se puede aplicar en el exterior o en el interior de la chaqueta.
Debido a la peculiar composición de la tela, es probable que el revestimiento de resina cree pequeñas imperfecciones con el tiempo y el uso, haciendo de cada prenda una pieza única.
Edición limitada de 99 piezas numeradas individualmente en cada color, gris y azul, totalmente hechas en Italia y disponibles exclusivamente en http://www.plurimus.it.

Anuncios

Favourite five: Danny (Kulbritania)

Chaqueta

Pretty Green zip up waterproof jacket

Difícil elegir una solamente ya que me encantan, creo que es mi prenda favorita. Una buena chaqueta siempre te viste bien. Tengo varias que me gustan pero hay una en particular que uso últimamente y es la zip up waterproof jacket de Pretty Green. Me encanta porque primero es una Harrington y es un clásico casi que puede llevarse con todo, segundo porque es impermeable o sea que puedes verte bien aún cuando las condiciones del clima no son muy favorables. Pero bueno es una decisión difícil para muchos. Creo que los diseños de la marca fundada por Liam Gallagher son muy clásicos y nunca pierden su vigencia. Una de mis marcas favoritas sobre todo en alguna se colecciones.

Jugador de fútbol

Diego Armando Maradona

Varios, pero bueno tuve la oportunidad de ver a Maradona durante mucho tiempo y también en vivo cuando jugaba para la selección argentina en la época que jugaba eliminatorias en Argentina en el estadio de River Plate y la verdad que hacía cosas increíbles. Conozco el lugar donde nació y haber conseguido todo lo que consiguió como deportista fue algo realmente admirable. Messi es otro genio pero quizás el fútbol también es otro estos días. Recuerdo una vez hablando con un amigo de Londres simpatizante del Tottenham me contó que había ido a ver a Maradona en un amistoso que había jugado en Inglaterra en los 80 junto a Ardiles y me dijo ‘yo estaba ahí y lo fui a ver entrenar y Maradona lanzaba los tiro de esquina y puedo  jurarte que apuntaba a un lugar y allí era donde lanzaba la bola una y otra vez. Realmente increíble. Era como de otro planeta’. Imagínate eso fue sólo unos meses antes de mundial 86. 

Zapatillas

Adidas Beckenbauer

Siempre fui fan de las Adidas gazelle a pesar de que las primeras Adidas que tuve fueron las Marathon. Las gazelle eran un icono de los 90 y el calzado casi obligado. En una entrevista que le hice al diseñador de adidas Gary Aspden en la tienda de Carlos Ruiz durante la filmación de Sole Searching, él me decía que las gazelle eran tan importantes y tan relevantes como las Dr Martens para los skinheads o las desert boots para los mods. Sin embargo, hace unos años me compré un par de Adidas Beckenbauer de cuero que no las volví a ver en ningún lado y realmente me encantan. Parecen como zapatos de bolos realmente pero son fantásticas. Aún me quedan algunos años para seguir usando zapatillas; bueno al menos Weller dijo alguna vez que hasta los 50 se podía; así que tengo unos años más.

Película 

Quadrophenia

Difícil elegir sólo una pero quizás desde lo que hago en mi blog kulbritania, Quadrophenia es una de esas películas que me marcaron cuando era adolescente. La historia de Jimmy; sus problemas, esto de juntarse con sus amigos y tratar de pasar un buen momento. La música de la película también con grandes temas como Louie Louie o My Generation. Esto de ser un mod como forma de vida y vivirlo así hasta el final. Me trae muchos recuerdos en realidad y bueno también los pequeños detalles de la película, el guion y todo lo relacionado con el movimiento mod que se ve en la misma. Es una película realmente excelente.

Lugar 

Sydney

Estuve en varios lugares en el mundo. Tuve la posibilidad de vivir en varios países pero si hay un lugar especial en el mundo es Sydney en Australia. Un lugar increíble. El clima es fantástico. La gente es muy amable y divertida. Las playas a sólo minutos del centro son fabulosas. No veo cosas en contra realmente. Bueno quizás la amenaza de tiburones en algunas playas pero usualmente eso pasa más al norte o al sur así que si andas con cuidado todo estará bien. Definitivamente Sydney. El fútbol es una broma realmente pero en los últimos años ha cobrado un rol importante en Australia también con jugadores como Del Piero jugando en la liga australiana. He leído que ha habido disturbios en los estadios australianos entre aficionados de clubes locales. Increíble pero real… creo que se debe también a aquellos ingleses que han dejado la isla y están viviendo allá hace años y de algún modo echan de menos el fútbol inglés. Muy recomendable Sydney para todo aquel que quiera viajar. Noel Gallagher alguna vez dijo que las ver las noticias en Australia le recordaba a Monty Python. Hay cosas que pasan allí que realmente son muy bizarras. Pero bueno sólo eso.

Muchas gracias a Izquierda Casual por dedicarme este espacio para elegir mi favourite 5.

Mar del Plata cervecera

Siempre se dice que todo tiempo pasado fue mejor, pues yo vengo a romper ese dicho ya que este no es el caso de Mar del Plata. La “ciudad feliz”, la perla del Atlántico de Argentina, la que elije todo argentino para pasar sus vacaciones y gastar sus ahorros de todo el año. Cuna de grandes deportistas como Guillermo Vilas, Mono Burgos, Juan Esnaider, sede del mundial 78, anfitriona de grandes bandas como Queen y The Police. La ciudad con la tasa más alta de desocupación y suicidios, la ciudad que se paraliza con el derby de basket (Quilmes y Peñarol). Capital nacional del surf, capital nacional del sweater y desde hace unos años capital nacional de la cerveza artesana.

Mar, playas, sierras, joyas arquitectónicas, excelente gastronomía y ahora debemos sumarle el boom de la cerveza que se apoderó de la ciudad y llegó para quedarse.

Lo que se está viviendo hoy es un sueño para los que amamos esta hermosa bebida de burbujas, muy europeo, bares por todos lados abiertos desde tempranas horas (10 am es lo permitido),no es que uno sea un borracho pero en estas épocas veraniegas en el hemisferio sur a veces es placentero desayunar una doble IPA.

Oasis,The Verve,The Smiths son algunas de las bandas sonoras de esos momentos, mientras se pasa el rato con colegas, amigos, compañeros de trabajo o con alguna señorita. Cumpleaños, casamientos, despedidas de solteros, la cerveza es testigo de las cosas lindas de la vida (nota de color, yo le pedí casarse a mi novia en un cervecería de más de 40 canillas).

Para arrancar a hablar de las cervezas marplatenses debemos referirnos a la cervecería ANTARES.

Antares es la cervecería más antigua de la ciudad, en el 2018 cumplió sus primeros jóvenes 20 años. Fueron los que nos enseñaron y educaron a beber, antes creíamos que solo existían tres gustos, rubia, negra y roja. Pero ellos nos abrieron y modificaron el paladar cervecero con lo que hoy somos una ciudad exigente a la hora de beber.

Ipa, Apa, añejadas en barricas, con whisky, con miel, con dulce de leche, estos son algunos de los gustos que se hacen e hicieron. Hoy cuentan con cinco locales en la ciudad y decenas más a lo largo y ancho del país, ya es una marca registrada de la ciudad, uno no puede venir a Mar del Plata sin haber ido a la Cervecería Antares. Por cierto cuentan con un tour por la fábrica donde explican todo el proceso de fabricación, después uno se puede quedar bebiendo en el hermoso bar de la fábrica.

La comida es bastante básica, pizzas, tapeo y algún que otro pescado, pero lo que más suele salir son las “papas Antares” (o papas irlandesas), cubiertas con una rica salsa de queso con verdeo y panceta.

Otra de las cervecerías de la ciudad es CHEVERRY.

Una vieja receta de la abuela hizo que a estos hermanos les picara la curiosidad de cocinar cerveza casera. Excelente cerveza, de las mejores del país, excelente la comida y ambiente. Sus locales tienen la particularidad de tener forma de barril y mesas largas compartidas.

Otro punto a favor es la utilización de las famosas pintas inglesas (nonix), que para mí al ser narigón es una ventaja ya que al tener el vaso una boca grande me entra toda la cara para poder beber más cómodo.

La empresa está en constante crecimiento, se están abriendo cada vez más locales en todo el país y hace poco, al igual que Antares, abrieron el bar de la fábrica donde se pueden degustar sabores que no están a la venta en ningún local salvo ahí.

Stefan Edberg

Furna Atlántica

Situado en el principio o en el final según se mire, de la conocida Costa da Morte encontramos una pequeña y preciosa villa marinera llamada Caión. Dicha villa del ayuntamiento de A Laracha situada a unos 22km de A Coruña fue un importante puerto ballenero en el pasado, ahora más conocida internacionalmente por el surf.

En el paseo encontraremos Furna Atlántica, un bar-restaurante con dos pisos, unas vistas privilegiadas y una terraza perfecta para un buen desayuno. En la parte de abajo se encuentra la barra, la cocina, los baños y unas mesas. Al subir las escaleras encontramos unas seis mesas con vistas al Atlántico con una carta de productos frescos y de calidad en la que encontraremos unas buenas almejas a la marinera, zamburiñas, pulpo a la plancha con arroz thai, chipirones con crema de patata o lomo de vaca con maduración de 30-45 días, entre otras cosas. Además fuera de carta callos, bacalao a la gallega, carne asada etc.

Lo que probamos todo muy bueno, con unas raciones acordes a su calidad/precio y el trato fue muy amable, una cosa importante a la hora de ir comer fuera de casa. Para repetir.

Paramo Directional Clothing, ropa británica Outdoor con mucha ética

Páramo Diretional Clothing, es una marca inglesa de ropa Outdoor creada por Nick Brown en el año 1992.

Nick, no estaba satisfecho con los tejidos impermeables existentes en la década de los 80  ya que veía que su comportamiento variaba con la temperatura, sobre todo en climas como el británico, muy húmedo, fresco pero no extremadamente frío. Por lo que trabajó en conseguir un tejido impermeable sobre el que no tuvieran influencia los cambios de temperatura. De ese desarrollo nacieron las telas Nikwax Analogy. Esta tecnología, lo que hace es sacar el agua líquida mediante la direccionalidad, dirigiendo la condensación y el sudor hacia el exterior de la prenda. Nikwax analogy no es una tecnología que cuente con una membrana transpirable, si no que se trata de telas que mueven el agua en estado líquido hacia el exterior de la prenda.

Una vez diseñadas las telas Nikwax Analogy, Nick funda la empresa Páramo Directional Clothing, con el objetivo de crear prendas de ropa con esa nueva tecnología basada en la direccionalidad.

La fabricación de todas las prendas de Páramo se realizan en Bogotá, de la mano de la ONG Miquelina, que emplea a mujeres colombianas en riesgo de exclusión. Actualmente, Miquelina, da empleo de 500 mujeres, y ya ha construido más de 130 viviendas. 200 niños de menos de 5 años son atendidos en su jardín de infancia, y en su cantina, comen otros 300 menores diariamente.

Páramo, también tiene un sistema de reciclaje de prendas. Si te quieres deshacer de alguna prenda de la marca, puedes mandársela, que ellos la reciclan, y como recompensa a  tus molestias, te puedes beneficiar de buenos descuentos en futuras compras.

Por otro lado, su compromiso con el medio ambiente, hace que parte de sus beneficios sean donados sistemáticamente a la ONG World Land Trust, una organización que se dedica a comprar tierras en áreas de importancia ecológica para junto a las ONG locales, realizar proyectos de desarrollo sostenible que aseguran a las reservas el sobrevivir a largo plazo.

Páramo fabrica todo tipo de prendas para exterior y tiene colecciones masculina y femenina, pero a mí, personalmente lo que más me ha gustado son sin duda alguna son las chaquetas y los Cagoules.

El precio de la ropa de Páramo no es bajo precisamente, pero la tecnología Nikwax Analogy, al no recurrir a laminados ni costuras selladas, no tiene ningún elemento que se descomponga o pierda propiedades con el tiempo. La impermeabilización es renovable indefinidamente, utilizando productos de postratamiento. Los diseños son neutros y atemporales, lo que hace que las prendas Páramo no pasen de moda y puedan ser usadas durante muchos años.

The Fir

Entrevista a Johnny Proctor

En esta ocasión entrevistamos al escocés Johnny Proctor, autor de la novela ‘Ninety’.

Naciste y te criaste en Fife una ciudad separada de Dundee por el puente Tay. ¿Cómo fue tu infancia allí? Y ¿Qué recuerdas de la primera vez que te llevaron a ver al Dundee United?

Como un niño que creció en Fife fue, como me imagino, exactamente igual que en el resto de Escocia, un caso de jugar al fútbol (o “fitba” como lo llamamos) desde el momento en que sales de casa  hasta que tus padres te llaman cuando empieza a oscurecer. Escocia es un país que está loco por el fútbol y para los niños de finales de los setenta y principios de los ochenta no teníamos mucho más que hacer que jugar el “hermoso juego” en nuestro tiempo libre. ¡Los casuals en el fútbol todavía no habían aparecido en escena y durante esa era más simple, el joven escocés promedio prácticamente vestía con la camiseta de su equipo de fútbol favorito y un par de Adidas! Debido a algunas (a mi modo de ver) complejidades vergonzosas de la cultura escocesa, cuando alguien asistía a una escuela católica, se asume que, al igual que el noventa y nueve por ciento de los demás, sería partidario del Celtic de Glasgow. Sin embargo, me llevaron a un partido del Dundee United en Tannadice Park contra Kilmarnock cuando yo tenía ocho años. ¡United ganó siete – cero y después de ese día solo iba a haber un equipo al que yo apoyaría!

 Creo que todos recordamos el primer partido al que asistimos con más detalle, pero a pesar de ver casi mil partidos de Dundee United durante décadas, todavía recuerdo ese partido mejor que algunos que he visto mucho más recientemente. El paseo al estadio junto a todos los demás aficionados. Que te levantasen sobre el torno y entrar en el estadio de forma gratuita, como sucedía con muchos niños en los partidos de fútbol. El hecho de que fuera un partido de invierno, se jugó con los focos encendidos. Las canciones que los fans del United cantaban, los aplausos y jaleos que acompañaban a cada gol que entraba. Aunque todavía faltaba mucho en la temporada, Dundee United fue uno de los equipos en disputa por ganar el campeonato junto con Aberdeen y Celtic, simplemente había un ambiente increíble en el estadio que solo puedes encontrar cuando un equipo gana cada semana. Recuerdo que el United anotó cinco de los siete goles en los últimos veinte minutos del partido. ¡Fue una locura!

Corría finales de 1980 y el Aberdeen jugaba en casa la segunda ronda de la antigua Copa de Europa contra el Liverpool de Bob Paisley. Los campeones escoceses contra los campeones ingleses. Se dice que aquel día los chicos escoceses vieron por primera vez a los casuals. ¿Qué opinas sobre esto?

Si bien hay una pequeña disputa entre Liverpool y Manchester United sobre quién comenzó la subcultura casual de fútbol en Gran Bretaña con los “scallies” de Liverpool y los “Perry boys” de Manchester, lo único que no está en discusión es que debido a que jugaban contra ellos en la competición europea, fue Aberdeen quien vio por primera vez un grupo de muchachos que llegarían a ser conocidos en todo el país como casuals. Un viejo amigo mío de aquella época estaba allí esa noche en Anfield y comentó lo mucho que sobresalían de todos los demás en cuanto a cortes de pelo y ropa de marca comprada en Europa. Teniendo en cuenta que los que habían venido antes en los partidos habían sido skinheads, esto solo servía para resaltar qué tan diferentes eran los grupos casuales con sus distintos estilos para vestirse con vestimenta cara y de gama alta. Yo era todavía relativamente joven entonces igual que la mayoria de los hooligans escoceses. Siguiendo esa experiencia en Liverpool, Aberdeen que era y sigue siendo considerada una zona rica de Escocia debido al petróleo, creó su propia firm, el ASC y se abasteció de ropa de marca, el resto fue historia para juego escocés.

Un caso curioso es el de Dundee, donde durante la temporada 83/84 se unían los chicos de la Dundee Soccer Crew, seguidores del Dundee FC, a los Tannadice Trendies los chicos del Dundee United. De esta unión nacía una firm conjunta llamada Dundee Utility. ¿Cómo surgió esta unión?

Para una respuesta definitiva a esto, me temo que tendría que dejarse en manos de los miembros fundadores originales de ambos equipos de fútbol en Dundee para que respondan, sin embargo, a primera vista, parece ser que fue una serie de razones las que hicieron surgir la formación del Dundee Utility. Dundee en general es una ciudad pequeña y, con toda honestidad, creo que si empezáramos completamente de cero con los equipos de fútbol en toda Escocia, solo habría un equipo en esta ciudad. Al tratarse de un área pequeña, todos parecen conocerse y no es que sea como en Glasgow, Dundee siempre ha parecido tener una rivalidad entre los dos equipos de la ciudad que ha sido más una rivalidad amistosa que una violenta. No hay segregación de los dos grupos de fans antes y después del derby de Dundee, y no es raro ver amigos, algunos de naranja del United y otros de azul oscuro del Dundee caminando juntos hacia el estadio. Siento que esta conexión hizo que en vez de ser rivales despiadados y pelearse en cada partido, los dos grupos se unieran. Debido a que prácticamente vivían uno junto al otro, si los hooligans de los dos equipos se hubiesen odiado, todos los días habrían ocasionado problemas y des de luego no solo en las cuatro veces por temporada que Dundee United y Dundee jugaban entre sí. También creo que los números fueron un catalizador para que los dos equipos se unieran. Cuando equipos como Aberdeen, Hibernian y los dos bandos de Glasgow venían a Dundee, siempre traían grandes firms con ellos y siendo realistas, probablemente se necesitaban una cantidad de fans como los del Utility para asegurarse de que cuando esos equipos viniesen a la ciudad de Dundee tuviesen algo en que pensar antes y después del partido.

¿Cuándo y cómo empezaste a juntarte con los chicos de la Dundee Utility?

Casualmente, antes de que la cultura casual llegara a Escocia, yo ya llevaba vistiendo la misma ropa de marca ya hacía años ya que mi madre me compraba ropa de Lacoste, Fila, Ellesse y Adidas. Con el paso del tiempo las firms empezaron a aparecer en los partidos por todo el país vestidos así, cada semana, y entonces me di cuenta de la gran putada que era vestirse con esa ropa y no formar parte de ninguna firm. Ir a los partidos en casa y a los de fuera para ver a mi equipo de fútbol, ​​solo aumentaba las probabilidades de recibir una paliza en la estación de tren o de camino hacia o volviendo del estadio. Al no vestir con los colores de mi equipo en los partidos como todos los demás casuals, hubo incluso varias ocasiones en las que casi me pegan los mismos miembros del Dundee Utility cuando me los cruzaba en partidos de fuera. Esto era debido a que vestía como ellos pero en realidad no estaba metido en la firm todavía. La apariencia de los casuals por aquel entonces era muy distintiva y era fácil detectar a otro hooligan y, naturalmente, si te cruzabas con una firm cuando vestías de esa manera, automáticamente asumirían que, debido a que no sabían quién eras, debías formar parte de otra firm. Era un completo campo de minas. ¡No fue hasta 1990 cuando conocí a miembros de la Utility firm de la manera que no quisieran arrancarme la cabeza! El Dundee United y el Aberdeen jugaban entre sí en la semifinal de nuestra versión de Copa del Rey. El partido fue en la sede neutral de Tynescastle Park en Edimburgo. Hubo muchos problemas ese día y fue después del partido cuando me crucé a los de la Dundee Utility. Después de haber abordado las típicas preguntas iniciales sobre quién era yo y el porqué de mi elección de ropa, finalmente me preguntaron si quería “ayudar con el tema de Aberdeen”. Como Aberdeen y Dundee estaban en la misma dirección, ambas firms salieron de Edimburgo en el mismo tren. Fue tan caótico como era de esperar. Hubo intentos de separar a las dos firms en diferentes vagones de tren, pero eso no fue del todo exitoso y en algún momento durante el viaje hubo grupos de hooligans que se separaron de los grupos que les tocaba para tratar de colarse en los otros vagones para tenerlas con los del otro equipo. A partir de ese día me gané el respeto en la Utility. Ciertamente no me reunía con ellos todas las semanas como los miembros más regulares de la firm, pero cada vez que me los encontraba antes o después de los partidos del United era difícil decir que no y me acababa juntando con la multitud en busca de un poco de maldad.

¿Cómo fueron esos primeros años de la escena Acid House en Escocia? Y ¿Cómo te viste involucrado en ella?

Los primeros años de Acid House en el Reino Unido fueron una revolución en el sentido de que Gran Bretaña nunca había visto antes nada igual. Creo que la última revolución real de los jóvenes de Gran Bretaña antes de Acid House fue la del punk, pero esas dos subculturas musicales no podrían haber sido más diferentes. Mientras que el punk permaneció “bajo tierra”, Acid House se transformó en el monstruo que hoy es y ha acabado desempeñando un papel muy importante en la cultura pop. ¿Cómo me involucré en la escena? Como en muchos casos, no es lo que sabes, sino a quién conoces. Me hice amigo de un DJ local (DJ Chink) que ya estaba involucrado en esta nueva escena que poco a poco había estado saliendo de los entornos habituales de pubs y clubes. Si no fuera por él, mis primeros días del Acid House podrían haberse deslizado fácilmente bajo mi radar. Como sabrás. No había internet, servicios de mensajería o redes sociales en ese entonces. Todo esto se basó en un simple boca a boca y, comprensiblemente, aquellos que ya estaban involucrados se mostraron cautelosos con respecto a quién le corrían la voz en un intento por mantener alejado al tipo equivocado de persona. Una vez que me integré en la escena, no pasó mucho tiempo antes de comenzar a hacer de DJ y luego organizar y promocionar mi  propia “House night” en Fife, que se llamó “Puls8”.

Entre mediados y finales de los 80 todos sabemos del impacto que tuvo el Acid House y la escena  Rave en Inglaterra, a lo que muchos tachan que fue una parte importante en la disminución de la violencia en el fútbol, unido a otros factores como el thatcherismo o las tragedias de Heysel, Hillsborough y Luton. ¿Qué impacto tuvo todo esto entre las firms escocesas?

La idea de que el Acid House “curase” al Reino Unido de su “problema con los hooligans” se ha exagerado un poco. Con el paso de los años se ha ido modificando para adaptarse a las narraciones de ciertas personas que miran hacia atrás con ojos nebulosos sobre cómo llegó el éxtasis y como si de repente el Millwall y el West Ham compartiesen una pista de baile sin ningún indicio de problemas entre los dos.

Si bien hubo casos en que las firms rivales dejaron de lado sus diferencias por una noche, ¡los hooligans son hooligans después de todo! El mejor ejemplo que puedo dar de esto es de aquí, en Escocia. Cuando la escena rave comenzaba a hacer su aparición, la Hibs Capital City Service atacó la discoteca de Fife “The Kronk” en una emboscada organizada que parecía casi militar. Esto se debió a que la discoteca era un lugar conocido de la firm casual de Dunfermline y había una amarga rivalidad entre ambos grupos de hooligans.

Realmente fue un ataque vicioso y fue la antítesis de la paz y el amor que proyectó Acid House. Por otro lado, puede que tengas razón con los otros problemas que has mencionado que hubiesen impactado en la cultura hooligan del fútbol. El partido Luton – Millwall ciertamente llegó a los titulares por todas las malas razones, pero incluso eso fue algo sin tanta importancia comparado con la famosa batalla campal entre los Rangers y el Celtic en Hampden Park cinco años antes. Con respecto a Thatcher, si me disculpan mi lenguaje no fue más que una bastarda. Odiaba Escocia des de antes de los partidos de fútbol y odiaba Escocia durante la época dorada de la cultura casual. Escocia sentía lo mismo por ella. Fue invitada a la final de la Copa escocesa de 1988 entre Celtic y Dundee United y, antes de que el partido empezara, se acercó a los jugadores en el terreno de juego. En una rara muestra de solidaridad de los fans del equipo contrario, una multitud de 74.000 le enseñó una tarjeta roja en protesta a una legislación que ella había hecho (the poll tax), un impuesto que lo puso primero solo para Escocia antes de hacerlo para el resto del Reino Unido. Para mí, el único incidente que afectó a las firms de todo el país fue, sin duda, la de Hillsborough, donde 96 fans del Liverpool fueron al partido y no volvieron a casa. Las nuevas leyes que se introdujeron como resultado de la tragedia obligó a los estadios a poner asientos en todo el nivel superior y, al quitar las gradas, pusieron fin de inmediato a los problemas dentro de los estadios.

Hablemos sobre tu novela Ninety y su protagonista Meet Zico, un chico de 16 años miembro de la Dundee Utility en los años 90 en pleno Acid House. ¿Qué similitud hay entre este personaje y tú?

¡Desde que se publicó Ninety, esa es una pregunta que me han preguntado muchas veces! Teniendo en cuenta el contenido del libro y de las situaciones en las que Zico termina, me ha asustado que algunas personas simplemente hayan asumido que la historia sea “ toda “ verdadera y que simplemente estaba documentando un período de mi vida de hace años. Esto, por supuesto, no es la realidad de ello, ¡afortunadamente! El libro es, como yo diría, una combinación de ficción y cosas reales que tuvieron lugar durante esos tiempos y que le corresponde al lector descubrir cuál es cuál. Me gustó la idea de un niño atraído por el glamour y el estatus de “ser un casual” solo para enredarse en un mundo en el que no tenía ni idea del lado malo que lo aguardaba. Si bien Zico no se basa en mí, pude aprovechar mis propias experiencias en las gradas y la cultura rave, tomar eso y ponerlo todo en la cabeza de un joven de dieciséis años que, como todos los adolescentes, cree que lo sabe todo, pero en realidad no sabe nada. Las similitudes entre el yo adolescente y Zico definitivamente están ahí, pero creo que la belleza de esto es que, muchos de los lectores de una cierta edad que compran el libro, fácilmente se sienten identificados y es como si podría haber estado escribiendo sobre ellos. Esto es algo de lo que he recibido un montón de comentarios positivos de ex casuals y ravers que lo han leído hasta este momento.

¿Cuál fue el motivo por el que decidiste escribir Ninety?

Había estado escribiendo para varios sitios web de moda y cultura, como Sabotage Times y Zani, y también para los infames hermanos Donnelly de Manchester para sus diversos blogs de marcas de ropa. Sin embargo, escribir artículos a veces puede ser frustrante. Uno pone mucho de sí mismo y se entrega en un artículo para luego no recibir mucho a cambio, si algo. Aun así, nunca había planeado escribir una novela. Simplemente sucedió. Estuve viendo una de mis películas favoritas, Quadrofenia. La película que sigue la vida de Jimmy the Mod y relata como su propia vida comienza a salirse de control cuando se une a la escena de la que siempre había querido formar parte. Esa película me dejó pensando en algo con lo que podría trabajar, involucrando a pandillas de algún tipo pero como actualizado. Al presenciar de primera mano el impacto que tuvo Acid House como movimiento musical underground en Escocia, sentí que podía combinar ambas culturas en la historia de Ninety. Las gradas y la cultura rave son dos cosas que están entrelazadas en la juventud británica y lo han estado durante décadas y sentí que habría suficiente demografía como para atraer en cuanto a lectores se refiere. En realidad, ni siquiera estaba seguro de si alguien realmente lo compraría, así que haber visto el amor en los foros y otras páginas web de las personas que lo han comprado ha sido increíble. ¡El hecho de que el emoticono de la portada llegase a ser estampado en una camiseta y que se haya vuelto realmente popular ha sido algo que definitivamente tampoco me esperaba!

Esta es una historia de fútbol, violencia, música, drogas y como no, también de amor ¿Cómo definirías el papel de Lisa en esta historia?

¿El papel de Lisa? Ella es el ejemplo clásico de por qué algunos hombres necesitan a una mujer para evitar que se descarrilen completamente de la vida. Sé que es cursi, pero el amor lo cambia todo para algunas personas y, gracias a que Zico se enamoró de Lisa, es lo que hace que se pregunte qué está haciendo con su vida y si está siguiendo el camino correcto o si solo es cuestión de tiempo de que le den una paliza de más o termine en la cárcel. ¡Y tampoco es que enamorándose luego la vida le sea más fácil para Zico, por supuesto!

¿Crees que a mediados de los años 80 había diferencia a la hora de vestir entre los casuals escoceses y los ingleses?

Cualquier diferencia en la vestimenta de los hooligans ingleses y los escoceses hubiera sido mínima. En Escocia, a las firms les gustaba vestirse tanto como a los casuales ingleses. Como hemos hablado muchas veces desde la perspectiva inglesa, tuvimos partidos regulares en toda Europa (en aquella época) en los tres torneos de la UEFA así que teníamos algunos viajes al extranjero donde había la oportunidad de comprar zapatillas deportivas y ropa de marca. Es cierto que íbamos un poco más atrasados que las firms inglesas. Al fin y al cabo Escocia no es un país tan grande, así que no era como si tuviéramos cientos de tiendas de ropa de marca por aquí, pero una vez nos dimos a conocer, estábamos a la par con Inglaterra en lo que la vestimenta se refiere.

¿Cuáles fueron los primeros DJs que hicieron bailar a aquellos jóvenes escoceses seguidores de la escena acid/rave? ¿Qué clubs dirías tú que fueron los de mayor éxito en esa época en toda Escocia?

Recordarlos, por razones obvias, es todo un desafío, pero sí, hay muchos momentos sobresalientes en la historia del Acid House escocés y la escena rave. Los Slam boys de Glasgow fueron instrumentales para muchos de ellos. Nos trajeron a Atlantis en el Sub Club, que coincidió con el año en que Glasgow recibió el estatus de capital europea de una Cultura que les otorgó una licencia para permanecer abiertos hasta las 5 de la madrugada, eso era prácticamente desconocido en el país.

También pusieron el “Slam in the Park”, que terminó siendo el precursor de lo que se convirtió en la “Slam Tent” que se encontraba en T in the park, el festival de música más grande de Escocia de cada verano. Slam in the park fue la primera fiesta legal al aire libre dentro de una tienda de campaña en un parque rural cerca de Glasgow. Podía alardear de poner a unos Djs como PA de 808 State junto a Jon Dasilva de The Hacienda y Alex Paterson de The Orb.

Alejándose del  Slam, estaba Pure at The Venue, en Edimburgo, que se convirtió en una leyenda de los clubes de Edimburgo que tendría a algunos de los DJs de techno más grandes del mundo pinchando allí, como Jeff Mills y Ritchie Hawtin, junto con los residentes semanales Twitch y Brainstorm. Si fuiste a Pure alguna vez, nunca volviste a ser el mismo después de haber ido por primera vez. Una experiencia verdaderamente magnífica estar dentro de una caja de sudor tan compacta como la de ese club. Pure, como el Sub Club & Atlantis fue uno de esos lugares que atrajo a discotequeros de todas partes. Tal fue el impacto de Pure en mí que le dediqué un capítulo entero en Ninety, donde los personajes principales lo visitan cerca del inicio de sus aventuras de la Acid House. Realmente hubiera sido un sacrilegio por mi parte no haber rendido homenaje a un club tan innovador, así de grande fue el impacto que tuvo en mí personalmente. Y sé que de eso no soy el único.

Más cerca de casa y en Fife, de donde soy yo, hay que pagar un toque a The Kronk, que incluso hoy en día la generación que tuvo la suerte de experimentarlo habla en voz baja sobre él. El Kronk no era un sitio que tuviera que poner DJs de sobrenombre para sobrevivir. Benny D, Timmsy y Lel eran suficientes para que una multitud comprometida y leal agotase las entradas cada semana.

Oyes lo difícil que es entrar en Berghain en Berlín hoy en día, pues esto es lo que pasaba en The Kronk. Entrar cada semana nunca estuvo garantizado y no importaba cuántas semanas consecutivas habías ido. El personal de seguridad subía y bajaba la larga cola de clubbers que esperaban para entrar, escogían personas al azar y les decían que hoy no iba a ser su noche y que se fueran para casa, pero que la semana siguiente regresasen a probar suerte otra vez.

Incluso cuando las cosas empezaron a moverse por encima de la superficie con las “raves” a gran escala, todavía hubo algunos eventos memorables hasta que las cosas empezaron a llegar a un punto de saturación, especialmente después de que los medios de comunicación se enterasen de lo que estaba pasando allí. El mejor ejemplo de esto fue Technodrome, que tuvo lugar en un campo de tiro en Ayrshire. Esto, cuando la escena House todavía era una subcultura secreta que solo una minoría conocía y apreciaba, con una multitud de cerca de 20 mil presentes, era una señal de cómo avanzaba la escena. Los autobuses llegaban de todas partes de Gran Bretaña, tan importantes eran esas raves para aquellos que las conocían. Con DJs que principalmente venían de Londres como Carl Cox, Dave Angel, Fabio, Grooverider y Andy Carroll en el legendario Quadrant Park en Liverpool junto con los PA de N. Joi & Shades of Rhythm, fue la primera gran concentración que el país había visto y en general hoy en día todavía es vista como la rave más importante por no mencionar la mejor de todas que haya habido jamás en Gran Bretaña.

Siguieron eventos a gran escala, y bastante buenos como Rezerection, Maelstrom Fantazia, pero nunca llegaron a alcanzar las alturas que proporcionaba Technodrome. Una mención especial también a los Streetrave boys from the west, que siempre intentaron brindar al cliente que pagaba una experiencia un poco distinta. En particular, su evento de Hogmanay “Eurodance” que tuvo lugar dentro de un aeropuerto internacional en Prestwick. Nunca supe cómo lograron conseguirlo, pero sin embargo, allí estábamos, dentro de un aeropuerto que, de otro modo, habría estado cerrado por unos días debido a la época del año. Todos bailando sobre los mostradores de facturación de la aerolínea, etc. Una experiencia verdaderamente surrealista pero inolvidable.

¿Piensas que habría existido la escena acid y rave sin la existencia del éxtasis y otras drogas de diseño?

Acid House no podría haber existido sin el Éxtasis y el Éxtasis no podría haber existido sin Acid House. La escena ha cambiado a lo largo de los años y en muchos aspectos, para peor. En algunas de las fiestas en las que estuve el año pasado, la mitad de la gente iba metida de Ketamina hasta el culo, no podían ni bailar bien. Pero las cosas siguen siendo igual que hace treinta años, desde ese verano de amor que trajo el Acid House al Reino Unido, los chavales siguen combinando la música electrónica con las drogas de Clase A y supongo que si el matrimonio entre la música house y las drogas tuviese que llegar a un punto de divorcio en algún momento, realmente ya hubiera pasado hace mucho tiempo. La música house y las drogas seguirán estando unidas por las caderas hasta el final de los tiempos.

¿Tienes planes de sacar más libros en un futuro?

Actualmente estoy llegando al final del primer borrador de Ninety Six, que recoge la historia seis años después y la historia es basada mucho más cerca de ti, en A Coruña que en Escocia. ¡Para no dar ningún spoiler a aquellos que todavía no han leído Ninety, no diré nada más por ahora! Ninety Six saldrá abril / mayo de este año.

Te voy a decir una serie de nombres de firms escocesas y quiero que me des tu opinión.

 -Aberdeen Soccer Casuals – Supongo que los originales pero pondría todo lo que tengo encima de la mesa que de este hecho que se generaría una disputa sobre ello. Siempre tuvieron un buen número de fans y se vestían bien. Siempre fueron bastante arrogantes en los tratos que personalmente tuve con ellos a lo largo de los años, pero se ganaron el derecho, supongo. Hubo una rivalidad especial entre el ASC y la Dundee Utility debido a la geografía y el hecho de que el Dundee United y el Aberdeen eran rivales en el campo, especialmente con ambos lados rompiendo el dominio futbolístico del “Old Firm” de Glasgow.

-Celtic Soccer Crew & Rangers Inter City Firm –Como era de esperar, ambos equipos tenían una buena participación de gente los sábados y al ser de Glasgow, que puede ser una ciudad difícil para crecer, no eran exactamente tímidos a la hora de pelear. En mi opinión, creo que ambas firms habrían recibido mucha más atención y respeto si no fuera por el hecho de que tanto los Rangers como los fans del Celtic (Scafers) en general tenían la reputación de emborracharse y causar problemas. ¿Esa pelea durante la final de la Copa de Escocia al estilo Juego de tronos, batalla de los bastardos de la que hablé? ¡Esa no fue entre los casuals!

-Saturday Service – Los chicos de Motherwell fueron una de las primeras firms que aparecieron en la escena casual escocesa. Me quitaron mis zapatillas deportivas una vez… A ver si me entiendes… ¡No están en mi lista de tarjetas de Navidad!

-Airdrie Section B – Debido a que a largo de los años generalmente han militado en diferentes ligas, el Dundee United y el Airdrie rara vez se han cruzado deportivamente o en pelea. Les empatamos en un partido de ida en los años noventa y hubó muchos altercados antes y después del partido.

-Capital City Service –Junto con Aberdeen, los Hibs eran de los que siempre tenías que ir con cuidado. ¡Los partidos de ida a Easter Road tenías que cruzar el infame “puente de la fatalidad” (“bridge of doom”) lo que hacía que fuesen ese tipo de partidos en los que necesitabas tener ojos con visión de trescientos sesenta grados! Brad Welsh, quien fue uno de los mejores muchachos de Hibs CCS proporcionó una de las citas para la portada interior de Ninety. Un tipo realmente bueno, pero alguien a quien no querías cruzarte en esos tiempos.

-Casual Soccer Firm –Una firm que, ya sea que lo vieran de esa manera o no, fue desbancada por sus vecinos de Edimburgo de la CCS. Aparte de eso, el CSF aun así podía atraer a un buen número de fans y que te dificultaba la vida al visitar el Tynescastle.

-Kirkcaldy Soccer Casuals –El KSC apenas se registraba en el mapa de los hooligans escoceses. Con Raith Rovers siendo su equipo de fútbol eso prácticamente descartó que la firm Kirkcaldy se enfrentara a cualquier tipo de firm de calidad. Me habría sorprendido si el hooligan ASC o CCS promedio hubiera oído hablar del KSC. La parte irónica de todo esto es que en aquellos tiempos yo vivía en Kirkcaldy y en ocasiones ir de un punto  A a un punto B, o incluso cuando intentaba ir de compras sin querer tener problemas muchas veces era un todo un reto.

-Love Street Division –El LSD era una pequeña firm de un equipo pequeño, el St Mirren, pero que en su día aún podían organizar un buen número de gente que fuera a un partido y dificultarle la vida a cualquiera que viniera a Paisley ese día.

Para terminar, ¿Qué marcas de ropa no faltan en tu armario?

Sé que esto es tan predecible como parece, pero CP Company, Ma Strum y Stone Island nunca van a faltar en mi armario. ¡Incluso cuando sea un jubilado y realmente sea inapropiado comprarlas! También le tengo mucho aprecio a Transalpino por las camisetas que van sacando.

Interview with Johnny Proctor (English version)

Here we interview Johnny Proctor, the Scottish author of the novel ‘Ninety’.

You were born and raised in Fife, a city separated from Dundee by the Tay Bridge. How was your childhood there? What do you remember about the first time you went to see Dundee United?

As a kid growing up in Fife it was, as I would imagine, the exact same as over the rest of Scotland, a case of playing football (or “fitba” as we call it) from the moment you left the house until your parents called you in when it started to get dark outside. Scotland is a football crazy country and for kids towards the end of the seventies and the early eighties we didn’t have much else to do other than play the “beautiful game” in our leisure time. Soccer casuals had yet to come on the scene and during this more simple era your average Scottish young boy practically lived in the football kit of their chosen team and a pair of Adidas! Due to some (in my opinion) embarrassing complexities of the Scottish culture, with myself going to a catholic school it was then assumed that like ninety nine percent of others I would be a Glasgow Celtic supporter however I was taken to a Dundee United match at Tannadice Park against Kilmarnock when I was eight. United won seven – nil and after that day there was only going to be one team that I would support! I guess we all remember our first game in more detail but despite watching almost a thousand Dundee United matches over the decades I still remember that game more than some that were played a lot more recently. The walk to the stadium alongside all the other fans. Being lifted over the turnstile and into the stadium for free as was the case with a lot of kids back then at football matches. The fact that it was a winter match so was played with the floodlights on. The songs that the United fans were singing and the cheers that accompanied each goal going in. While there was still a long way to go in the season Dundee United were one of the teams in contention for the championship along with Aberdeen and Celtic, there was just such a great vibe about the stadium in only the way that you can find when someone’s team is winning every week. I recall that United scored five out of the seven goals inside the last twenty minutes of the match. It was crazy!

It was the end of 1980 and Aberdeen played at home in the second round of the former European Cup against Bob Paisley’s Liverpool. The Scottish champions against the English champions. It is said that the Scottish boys saw casuals for the first time there. What do you think about this?

While there is a bit of contention between Liverpool and Manchester United over who started off the soccer casual sub culture in Britain with Liverpool’s “scallies” and Manchester’s “Perry boys” the one thing that isn’t up for debate is that due to playing each other in European competition it was Aberdeen who got the first glimpse of a group of lads who would go on to become known across the country as casuals. An old friend of mine from back in the day was there that night at Anfield and remarked on how much they stuck out from everyone else in terms of haircuts and designer clothes bought from Europe. Considering what had come before at the matches had been skinheads this only served to highlight how different a group casuals were with their different attitudes to dressing in high end expensive gear. I was still relatively young back then but as is the folklore of Scottish hooligans. Following that experience in Liverpool. Aberdeen, which was and still is considered a rich area of Scotland due to the oil, put together their own firm, the ASC and stocked up on designer clothes and the rest was history for the Scottish game.

A curious case is that of Dundee. During the 83/84 season the boys of the Dundee football team, the followers of Dundee FC and the Tannadice Trendies, the boys of Dundee United, joined. From this union, a joint firm called Dundee Utility was born. How did this union come about?

For a definitive answer to this I’m afraid that it would need to be left to the original founding members from both football teams in Dundee to answer however on the face of it it appeared to be a collection of reasons that saw the formation of the Dundee Utility. Dundee is a small city in general and in all honesty it’s my belief that if we were starting all over again in terms of football teams across Scotland there would only be one team in the city. With it being a small area everyone seems to know each other and unlike Glasgow. Dundee has always seemed to have a rivalry between the two city teams that has been more of a friendly rivalry than a volatile one. There is no segregating the two sets of fans before and after the Dundee derby and it is not uncommon to see friends, some in the tangerine of United and some in Dundee’s dark blue walking to the match together. This connection, I feel, made it more easy for the two sets of gangs who wanted to fight at matches to come together than it would’ve been to be vicious rivals. Due to practically living beside each other had the separate teams hooligans been hated rivals it would’ve led to issues every single day and not just on the four times a season that Dundee United and Dundee would play each other. I also think that numbers was also a catalyst for the two teams to form the union. When teams like Aberdeen, Hibernian and the two Glasgow sides came to Dundee they always brought big firms with them and realistically it was probably going to take the formation of the Utility to make sure that when those teams came to the city of Dundee they would be given something to think about before and after the match.

How and when did you start to meet up with the guys at the Dundee Utility?

Coincidentally, before casual culture arrived in Scotland I had been wearing the same designer clothes for years before through no other reason than my mother dressing me in labels like Lacoste, Fila, Ellesse and Adidas. It was only once the firms started to appear at matches across the country each week that I discovered it a fucking pain in the ass to be dressed in those clothes whilst not actually affiliated with any particular firm. Going home and away to watch your football team, it only ever increased the chances of you taking a beating at the train station or on the way to / back from the match. Through not wearing team colours to the matches like all other casuals there were even a few examples where I almost took a beating from my own fans when coming across the Dundee Utility on awaydays. This simply through how I was dressed, dressed like them but not actually being *with* the firm. The casual look back then was really distinctive and it was easy to spot another hooligan and naturally if you came across another firm while dressed similarly then automatically they would assume that because they didn’t know you it meant that you must’ve been with another firm. It was a complete minefield. It was in 1990 that I first met the Utility in a sense of them not wanting to rip my head off! Dundee United and Aberdeen were playing each other in the semi final of our version of your Copa Del Rey. The match was at the neutral venue of Tynescastle Park in Edinburgh. There was a lot of trouble that day and it was after the match that I came across the Dundee Utility. After I had dealt with the initial questions of who I was and my choice of clothes I was eventually asked if I wanted to “help do Aberdeen.” With Aberdeen and Dundee being the same general direction it resulted in both firms travelling out of Edinburgh on the same train. It was chaotic as you would expect. There was attempts to separate both firms in different train carriages but that was only semi successful and somewhere along the journey you had pockets of casuals breaking off from the larger groups to try and sneak into the other firms carriage to have it with each other. From that day I was cool with regards to the Utility. I certainly didn’t meet up with them every week like the more regular members of the crew based in Dundee but whenever I would come across them before or after United matches it was hard not to move with the crowd in search of a bit of Saturday naughtiness.

How were those first years of Acid House in Scotland? And how was you involved in it?

The early years of Acid House in the United Kingdom were a revolution in the sense that Britain hadn’t quite seen something of that equivalence before. I think the last real rebellion from the youth of Britain prior to Acid House had been punk but those two musical sub cultures could not have been more different. While punk remained underground Acid House morphed into the monster that it is today in the way that it plays such an important part of pop culture. How I became involved in the scene. Like with a lot of cases it tends to be not what you know but who you know. I became friends with a local DJ (DJ Chink) who was already involved in this new scene that had been quietly emerging away from the usual environments of pubs and clubs. If it wasn’t for him the early days of Acid House could have easily slipped under my radar. As you’ll know. There was no internet, message boards, or social media back then. This was all built on simple word of mouth and understandably those already involved were cagey about who they spread the word to in an attempt to keep the wrong type of people out. Once I became integrated with the scene it wasn’t long before I started to DJ and then organise and promote my own house night in Fife which was called “Puls8”.

Between the mid and late 80’s, the impact that Acid House and the Rave scene had in England is well-known. Many believe it was an important part in reducing the violence in football together with other factors such as Thatcherism or the tragedy of Heysel, Hillsborough and the Kenilworth Road riot at Luton. What impact did all this have on the Scottish firms?

The story of Acid House “curing” the United Kingdom of it’s “hooligan problem” has somewhat been overplayed and years later has been tweaked to suit certain people’s narratives as they look back all misty eyed over how Ecstasy arrived and before you knew it you had Millwall and West Ham sharing a dance floor with no hint of trouble between the two of them. While there *was* instances where rival firms did set aside their differences for one night, hooligans are hooligans after all! The best example I can give of this is that here in Scotland when the rave scene was starting to make its appearance the Hibs Capital City Service firm attacked the Fife club “The Kronk” in an almost military like organised ambush. This was due to the club being a known haunt of the Dunfermline casual firm and bitter rivalry that existed between both hooligans. It really was a vicious attack and one that was the antithesis of the peace and love vibe that Acid House projected. You may well have a point with the extra issues that you listed that may have impacted on football hooligan culture. The Luton – Millwall match certainly made headlines for all the wrong reasons but even that was small beer in relation to the famous pitched battle between Rangers and Celtic at Hampden Park five years before. With regards to Thatcher if you’ll excuse my language was nothing other than a bastard. She hated Scotland before soccer casuals and she hated Scotland during the golden era of casual culture. Scotland felt the same about her. She was guest at the 1988 Scottish cup final between Celtic and Dundee United and when on the pitch meeting the players before kick off in a rare display of solidarity from opposition fans the whole crowd of 74,000 raised a red card to her in protest over her trialling a Tory policy (the poll tax) solely on Scotland before the rest of the uk. For me the one single incident that impacted on the firms up and down the country was undoubtedly Hillsborough where 96 Liverpool fans went to the match and didn’t come home again. The new laws introduced as a result of the tragedy brought in compulsory all seater stadia at the top level and by pushing out terracing it immediately put a stop to trouble inside the stadiums.

Let’s talk about your book Ninety and its main character Meet Zico, a 16 year old member of the Dundee Utility in the 90’s in the middle of Acid House. What similarity is there between this character and you?

Since Ninety was released that is a question that I have been asked many times! Considering some of the content and situations that Zico ends up in it has completely freaked me out for some people to have just assumed that the story is *all* true and that I was merely documenting a period of time in my life from years back. This, of course is not the reality of it, thankfully! The book is a, what I would describe as, a combination of fiction and actual events that took place during those days and it’s down to the reader to figure out which is which. I liked the idea of a kid attracted by the glamour and status of “being a casual” only to become embroiled in a world that he has no idea of the bad side that lies there waiting on him. While Zico is not based on me I was able to draw from my own experiences within terrace and rave culture and take that and put it all into the head of a sixteen year old who, as teenagers do, thinks he knows it all but actually knows nothing. The similarities between the teenage me and Zico are definitely there but I feel the beauty of this is that for a certain age of reader who buy the book I could just as easily have been writing about them. This is something I’ve had a lot of positive feedback from ex casuals and ravers that have read it by this point.

What was the reason you decided to write Ninety?

I’d been writing for various fashion and culture websites such as Sabotage Times and Zani and also for the infamous Donnelly brothers from Manchester for their various clothing label blogs. Writing articles can be frustrating at times however. You put a lot of yourself into delivering an article for not very much in return, if at all. Even so I’d never planned to write a novel. It just kind of happened. I’d been watching one of my favourite films, Quadrophenia. The film that follows the life of Jimmy the Mod as his own life begins to spiral out of control while being part of a scene that he had always wanted to be. That left me thinking of something I could work with in an updated sense but still involving gangs of some sort. With me witnessing first hand the impact that Acid House as an underground musical movement had on Scotland I felt that I could combine both cultures into the Ninety storyline. Terrace and rave culture are two things that are in the fabric of British youth and have been for decades now and I felt that there would be enough of a demographic for me to attract in terms of readership. In truth though I wasn’t even sure if anyone would actually buy it so to have seen the love online from people who have bought it has been unbelievable. The fact that the iconic emoji front cover was then turned into a t shirt and has proved really popular was most definitely something I didn’t see coming either!

This is a story about football, violence, music, drugs and, of course, love. How would you define Lisa’s role in this story?

Lisa’s role? She is the classic example of why some men need a woman to keep them from going completely off the rails in life. I know it’s cheesy but love does change everything for some people and by Zico falling for Lisa it’s what starts to make him question what he’s doing with his life and whether he’s going down the right path knowing that it’s only a matter of time before he ends up taking one beating too much or ends up in jail. Not that by falling in love life gets any easier for Zico, of course!

Do you think that in the mid-80s there was a difference when it came to dressing between Scottish and English casuals?

Any difference in dressing between English and Scottish hooligans would have been minimal. In Scotland the firms liked to dress every bit as much as the English casuals did. We, like as has been spoken about many times from the English perspective, had regular matches across Europe in the (at the time) three UEFA tournaments so had the occasional trips abroad where we were given the opportunity to stock up on trainers and clothes. Admittedly we did have a little catching up to do with the English mobs. Scotland’s not that big a country so it wasn’t like we had hundreds of top quality designer clothes shops to choose from but once we became knowledgable about things we were side by side with England when it came to the gear that we wore.

Who were the first DJs to make those young Scots, fans of the acid / rave scene, dance? What clubs would you say were the most successful at that time in Scotland?

Remembering them for some obvious reasons is quite the challenge but yeah there is so many stand out moments in the history of the whole Scottish Acid House and rave scene. The Slam boys from Glasgow were instrumental to so many of them. They brought us Atlantis at the Sub Club which coincided with the year that Glasgow had been awarded with the status of European capital of a Culture which gave them a 5am license which was pretty much unheard of in the country.

They also laid on “Slam in the Park” which ended being the precursor to what became the institution that was the “Slam Tent” which was found at T in the park, Scotland’s biggest music festival each summer. Slam in the park was the first of its kind in terms of being a legal open air house party inside a tent in a country park near Glasgow which boasted a life PA from 808 State alongside Jon Dasilva from The Hacienda and Alex Paterson from The Orb.

Moving away from Slam there was Pure at The Venue in Edinburgh which became a piece of Edinburgh clubbing legend that would have some of the biggest Techno DJ’s in the world playing there like Jeff Mills and Ritchie Hawtin alongside weekly residents Twitch and Brainstorm. Once you went to Pure you were never quite the same again having sampled it. A truly magnificent experience inside such a compact sweatbox of a club. Pure, like the Sub Club & Atlantis was one of those places that attracted clubbers from far and wide. Such was the impact of Pure on myself I dedicated a chapter to it in Ninety where the main characters visit it near the start of their Acid House adventures. It really would have been sacrilegious of me to not have paid homage to such a groundbreaking club such was the impact it had on me personally. I know I wasn’t alone in that respect.

Closer to home and in Fife where I’m based, a doff of a cap has to be paid towards The Kronk which even today is spoken about in hushed tones from the older generation who had the unadulterated joy of experiencing it. The Kronk was not a place that had to rely on big name DJ’s each week. Benny D, Timmsy And Lel were enough for a committed and loyal crowd who would sell out the place every single week. You hear about how hard it is to get into Berghain in Berlin these days and this was similar to The Kronk. Getting in each week was never a guarantee no matter how many weeks you’d consecutively visited it. You’d have the security walk up and down the long list of clubbers waiting to get in and see people at random told that it wasn’t going to be their night and told to go home but the week after they’d be back to try their luck again.

Even as things began to move overground with the large scale “raves” there was still some memorable events until things began to reach saturation point, especially once the mainstream media had gotten hold of what was going on. The best example of this was Technodrome which took place on a shooting ground in Ayrshire. This, when the house scene was still very much a secret subculture only known and appreciated by a minority yet with a crowd of near on 20 thousand present it was a signal of how the scene was progressing. Buses had come from all over Britain to it such was its significance of how that particular night was viewed by those in the know. With mainly London based DJ’s like Carl Cox, Dave Angel, Fabio, Grooverider and Andy Carroll from the legendary Quadrant Park in Liverpool along with PA’s from N. Joi & Shades of Rhythm it was the first large gathering the country had seen and generally to this day still viewed as the most important not to mention the best.

Large scale events followed, and in spades like Rezerection, Maelstrom Fantazia but they never came close to hitting the heights that Technodrome provided. Special mention also has to go to the Streetrave boys from the West who always tried to give the paying customer that little bit of a different experience. Most notably their Hogmanay event “Eurodance” which took place inside an international airport in Prestwick. To this day I still will never know how they managed to pull it off but yet there we were inside an airport that would have otherwise been closed for a few days due to the time of year. Everyone dancing on top of airline check-in desks etc. A truly surreal yet unforgettable experience.

Do you think that the acid house and rave scene would have existed without the existence of ecstasy and other designer drugs?

Acid House could not have existed without Ecstasy and Ecstasy could not have existed without Acid House. The scene has changed over the years and in a lot of ways for the worse. At some of the parties I was at last year you had half of the crowd completely out of it on Ketamine unable to even really dance. The fact remains though that thirty years later on from the summer of love that brought Acid House to the UK kids are still combining electronic music with Class A drugs and I guess that if the marriage between house music and drugs was going to reach the point of divorce it would’ve happened long ago. House music and drugs are going to be joined together at the hip until the end of time.

So you have any plans for any other books coming out?

I am currently nearing the end of the first draft of Ninety Six which picks up the story six years later and is based a lot closer to you in La Coruna than it is Scotland. So as not to give away any potential spoilers when it comes to those who have yet to read Ninety I will leave things at that for now! Ninety Six is due April / May this year.

I’m going to mention a few names of Scottish firms and I would like you to give me your opinion on them.

Aberdeen Soccer Casuals The originals I guess although I would put everything I own on that fact being disputed! They always had good numbers and dressed well. Were pretty arrogant in the dealings that I personally had with them over the years but they earned the right I suppose. There was an extra special rivalry between the ASC and Dundee Utility due to a combination of geography and the fact that Dundee United and Aberdeen were rivals on the pitch especially with both sides breaking the footballing dominance of Glasgow’s “Old Firm.”

Celtic Soccer Crew & Rangers Inter City Firm – As you’d expect both of these teams enjoyed a good turn out on a Saturday and being from Glasgow which can be a tough city to grow up in, weren’t exactly shy when it came to the fighting side of things. In what is only my opinion I feel that both of those firms would have gotten a lot more attention and respect were it not for the fact that both Rangers and Celtic fans (scarfers) in general had a reputation for getting drunk and causing trouble. That Scottish Cup Final Game of Thrones battle of the bastards style riot I spoke of? That wasn’t between casuals you know!

Saturday Service – The Motherwell boys were one of the firms that appeared on the Scottish casual scene. They stole my trainers once. They’re not on my Christmas card list put it that way!

Airdrie Section B – Due to generally being in different leagues over the years Dundee United and Airdrie rarely crossed paths in a sporting or fighting sense. We did draw them away in the cup in the nineties which was a day that saw a lot of trouble outside the ground before and after.

Capital City Service – Alongside Aberdeen the Hibs crew were the ones that you always had to watch out for. Away trips to Easter Road complete with having to cross the infamous “bridge of doom” were the type of away matches where you needed to have eyes three hundred and sixty degree rotational eyes! Brad Welsh who was one of the top boys for Hibs CCS provided one of the quotes for the inside cover of Ninety. A really good guy but not someone that you really wanted to cross back in those days.

Capital Soccer Firm – A firm that whether they saw it that way or not, was put in the shade by their Edinburgh neighbours in the CCS. That aside the CSF were still a firm that could pull decent numbers and would make life difficult for you when visiting Tynescastle.

Kirkcaldy Soccer Casuals – The KSC barely registered on the map of Scottish hooligans. With Raith Rovers being their football team that pretty much ruled out the Kirkcaldy firm coming up against any kind of quality opposition. I’d have been surprised if your average ASC or CCS hooligan had even heard of the KSC. The ironic part in all of this being that back in those days I actually lived in Kirkcaldy and getting from A to B at times or even just trying to do a bit of shopping without ending up in trouble was a bit of a challenge.

Love Street Division – The LSD were a small firm of a small team, St Mirren but on their day could still put together a decent sized team who were game and make life difficult for anyone coming to Paisley for the day.

Finally, what clothing brands are never missing in your wardrobe?

I know this is as predictable as it comes but Cp Company, Ma Strum and Stone Island are never going to not be in my wardrobe. Even when I’m a pensioner and really should know better! I’ve also got a lot of love for Transalpino and the t shirts they put out there.

Futurelight, un tejido que puede hacer historia

Los tejidos impermeables llevan años dándonos cobijo de la lluvia tanto para el día a día como a escaladores, senderistas, etc. Pero hay un tema en el que normalmente fallan y no es otro que la transpirabilidad.

Futurelight es un nuevo tejido totalmente impermeable y transpirable que fue presentado en el Consumer Electronics Show de Las Vegas esta semana por la marca The North Face. Una marca que no simplemente hace ropa sino que es una marca que hace un gran trabajo en la innovación de tejidos. Hay gente que compra una chaqueta por que le gusta, pero si vas a subir a la cima de una montaña lo que de verdad te importa es no pasar frio.

Lo difícil de un tejido es que sea impermeable y transpirable, en eso se ha centrado la marca. El proceso consta de nanospinning crea agujeros de tamaño nanométrico en el tejido lo que permite que el aire fluya sin sacrificar la parte exterior impermeable. Esta técnica permite a los diseñadores unir membranas más delgadas a una variedad de tejidos existentes lo que hace que tengan la capacidad de ajustar el peso, el estiramiento y la durabilidad a su antojo.

Se dice que para el próximo otoño The North Face ya comercializará productos con el nuevo tejido Futurelight, del que se dice que es el tejido impermeable más transpirable de la historia pero también el más ecológico.

El montañero Jim Morrison ha sido uno de los que ya usó prendas hechas de este material mientras escalaba montañas de hasta 8,000 metros el año pasado, incluido el Everest.

Nelson, el capitán del equipo de TNF, dijo: “Durante los últimos dos años, nuestro equipo de esquiadores, alpinistas, snowboarders y corredores de clase mundial ha estado probando rigurosamente Futurelight a través de todas las disciplinas, para probar esta tecnología en diferentes condiciones y climas de todo el mundo”. Continuó agregando: “En todos mis años en las montañas, nunca he experimentado un producto que se haya desempeñado tan bien como Futurelight. Está creando un nuevo paradigma para lo que deberíamos esperar de un material impermeable”.

“Con Futurelight, teóricamente podemos usar la tecnología para hacer que cualquier cosa sea transpirable, impermeable y, por primera vez, confortable. Imagina una camiseta impermeable, un suéter o incluso un vaquero con el que realmente no te mojes y disfrutes llevando. Hoy comenzamos con chaquetas, carpas y guantes, pero las posibilidades son infinitas”, asegura Scott Mellin, Gerente General de Deportes de Montaña en The North Face.

Sunderland’til I die

Debido al tiempo libre que siempre suele haber en navidad, me decidí a ver la serie documental futbolera “Sunderland’til I die” que podemos encontrar en Netflix. Consta de 8 capítulos y nos narra la temporada 2017-2018 de este histórico club inglés situado al Noroeste del país, a tan solo media hora en coche de sus más acérrimos rivales, Newcastle.

El Sunderland  es un club histórico de Inglaterra debido a sus 140 años de historia y a que ha conseguido ganar en 6 ocasiones la liga y en 2 ocasiones la FA cup (lo equivalente a la copa del Rey). Si tuviese que compararlo para que os hicieseis una idea, lo compararía con el Athletic Club de Bilbao.

Durante sus 8 capítulos nos muestra el sufrimiento de una ciudad que vive por y para su equipo. Que cae en depresión con sus derrotas y que llora de alegría con sus victorias. Nos enseña las entrañas del club desde como se prepara la pretemporada, como se digieren los resultados o como se realizan los fichajes. Y sobre todo nos muestra la relación tan estrecha y espiritual que hay entre el club y la ciudad obrera e industrial que es Sunderland. Siempre narrado en primera persona, pasando por testimonios del manager general, jugadores, empleados del club o simples aficionados.

La verdad que con el transcurso del documental empiezas a empatizar con el club y el sufrimiento de sus aficionados, ya que tras el descenso consumado a la championship (segunda división) la anterior temporada, el equipo parte con el objetivo de volver a alcanzar la máxima categoría. Te das cuenta que si algo puede salir mal en el club, acabará sucediendo. Y así es como lo que empieza siendo una temporada ilusionante, acaba siendo un fracaso de temporada, en la que por tercera vez en toda su historia acaba con el equipo descendiendo a la tercera división inglesa. Para mí lo mejor de la serie, aparte de que te muestran el club y todas sus parcelas tal y como son,  es que consigue que el espectador se meta en el sufrimiento del fiel aficionado del Sunderland, haciéndote desear firmemente que las derrotas que se van dando partido tras partido, tornen en victorias.

Se rumorea que el equipo de Netflix también está grabando actualmente para hacer una segunda temporada de la serie documental, y es que ha tenido bastante impacto sobre todo en las islas. Tal es así que ayer se jugó un Sundeland vs Newcastle sub21 en el cual los cerca de 3000 aficionados de las urracas desplazados para animar a su filial entonaron un cantico que decía “Os vimos llorar en Netflix” en referencia a dicha serie. No sé si se realizará esta segunda temporada, lo que sí sé es que los aficionados del Sunderland nunca van a abandonar a su equipo, independientemente de la categoría en la que este como se puede concluir vista la serie, y es que ya no solo ellos, estoy seguro que muchos de los que han visto la serie estarán pendientes y esbozarán una pequeña sonrisa si el equipo consigue el ascenso este año, servidor incluido.

Como dice el cántico más famoso de su hinchada “¡Sunderland’ til I die!”.

Txorimalo

AKERBELZ

Todo empezó un frío febrero de 1985, cuando el poeta salvaje Karmelo Iribarren fundó este bar con forma de cueva y vigas de madera. Un bar de culto en Donosti desde los años 80 por su música, emplazamiento en las faldas del Monte Urgull y esas vistas a la bahía donostiarra. Su nombre viene de la mitología vasca, ese macho cabrío adorado por las brujas.

Yo siempre tuve en mente que si este bar se libraba alguna vez, iría a por él. Así fue como el 7 de junio de 2013, empezó mi andadura en el Akerbeltz.

Cuando lo abrí tenía claro lo quería reflejar en el local, mis gustos hacia la música negra y mi pasión por la cerveza artesana.

Contamos con más de 20 referencias de craft beer, tanto locales como internacionales que vamos rotando diariamente. En cuanto a la música siempre intentamos mimarla mucho, temas de soul, funk, r&b, rocksteady, garage, britpop… Somos la sede también de un weekend trimestral de reggae y soul llamado Feel The Rhythm.

Las birras artesanas para nosotros son algo indispensable, me intento mover por medio mundo para conseguir las últimas novedades y traer el producto lo más fresco posible, IPAs, Lambics, Stouts, Sours, Goses, Pale Ales… De nuestras birras favoritas están brewerys como Laugar, Basqueland, Soma, Verdant, Wylam, Cantillon, Other Half, The Veil…

Durante estos cinco años que llevo al timón de este bar, hemos sido mencionados por varios periódicos, revistas de USA y de Australia. Así como por varias webs cerveceras, lo que nos anima a seguir con más fuerza.

Se dice que ” Es la esquina mejor situada de Donostia. Buena birra, música con gusto y unas vistas que merecen la pena, sobre todo cuando cae el sol”.

Agradecer a Izquierda Casual su interés por querer publicar esta reseña de nuestra pequeña cueva.  Os esperamos con mucho lúpulo y buena música.