Mar del Plata cervecera

Siempre se dice que todo tiempo pasado fue mejor, pues yo vengo a romper ese dicho ya que este no es el caso de Mar del Plata. La “ciudad feliz”, la perla del Atlántico de Argentina, la que elije todo argentino para pasar sus vacaciones y gastar sus ahorros de todo el año. Cuna de grandes deportistas como Guillermo Vilas, Mono Burgos, Juan Esnaider, sede del mundial 78, anfitriona de grandes bandas como Queen y The Police. La ciudad con la tasa más alta de desocupación y suicidios, la ciudad que se paraliza con el derby de basket (Quilmes y Peñarol). Capital nacional del surf, capital nacional del sweater y desde hace unos años capital nacional de la cerveza artesana.

Mar, playas, sierras, joyas arquitectónicas, excelente gastronomía y ahora debemos sumarle el boom de la cerveza que se apoderó de la ciudad y llegó para quedarse.

Lo que se está viviendo hoy es un sueño para los que amamos esta hermosa bebida de burbujas, muy europeo, bares por todos lados abiertos desde tempranas horas (10 am es lo permitido),no es que uno sea un borracho pero en estas épocas veraniegas en el hemisferio sur a veces es placentero desayunar una doble IPA.

Oasis,The Verve,The Smiths son algunas de las bandas sonoras de esos momentos, mientras se pasa el rato con colegas, amigos, compañeros de trabajo o con alguna señorita. Cumpleaños, casamientos, despedidas de solteros, la cerveza es testigo de las cosas lindas de la vida (nota de color, yo le pedí casarse a mi novia en un cervecería de más de 40 canillas).

Para arrancar a hablar de las cervezas marplatenses debemos referirnos a la cervecería ANTARES.

Antares es la cervecería más antigua de la ciudad, en el 2018 cumplió sus primeros jóvenes 20 años. Fueron los que nos enseñaron y educaron a beber, antes creíamos que solo existían tres gustos, rubia, negra y roja. Pero ellos nos abrieron y modificaron el paladar cervecero con lo que hoy somos una ciudad exigente a la hora de beber.

Ipa, Apa, añejadas en barricas, con whisky, con miel, con dulce de leche, estos son algunos de los gustos que se hacen e hicieron. Hoy cuentan con cinco locales en la ciudad y decenas más a lo largo y ancho del país, ya es una marca registrada de la ciudad, uno no puede venir a Mar del Plata sin haber ido a la Cervecería Antares. Por cierto cuentan con un tour por la fábrica donde explican todo el proceso de fabricación, después uno se puede quedar bebiendo en el hermoso bar de la fábrica.

La comida es bastante básica, pizzas, tapeo y algún que otro pescado, pero lo que más suele salir son las “papas Antares” (o papas irlandesas), cubiertas con una rica salsa de queso con verdeo y panceta.

Otra de las cervecerías de la ciudad es CHEVERRY.

Una vieja receta de la abuela hizo que a estos hermanos les picara la curiosidad de cocinar cerveza casera. Excelente cerveza, de las mejores del país, excelente la comida y ambiente. Sus locales tienen la particularidad de tener forma de barril y mesas largas compartidas.

Otro punto a favor es la utilización de las famosas pintas inglesas (nonix), que para mí al ser narigón es una ventaja ya que al tener el vaso una boca grande me entra toda la cara para poder beber más cómodo.

La empresa está en constante crecimiento, se están abriendo cada vez más locales en todo el país y hace poco, al igual que Antares, abrieron el bar de la fábrica donde se pueden degustar sabores que no están a la venta en ningún local salvo ahí.

Stefan Edberg

Publicado en: Ocio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s