VIKTOR FISCHER: VOZ CONTRA LA HOMOFOBIA

Viktor Fischer es un jugador danés salido de la prolífera cantera del Ajax que juega de extremo izquierdo en uno de los equipos más famoso de la liga de su país, el F.C. Copenhague. Estas semanas saltó a primera plana de los periódicos nórdicos,  pero esta vez no fue por sus goles o asistencias a las que tiene acostumbrados a los aficionados del equipo de la capital, sino por salir en defensa del LGTB.

Su equipo se enfrentaba como visitante en la jornada 28 de la liga danesa al OB Odense,  y durante el partido percibió que la afición local no paraba de proferir cánticos homófobos hacia su persona. Los minutos pasaban, ni el club local ni el árbitro hicieron nada por que cesasen dichos insultos pero Viktor que siempre se ha caracterizado por no morderse la lengua, ya tenía decidido que en esta ocasión había que levantar la voz al acabar el partido, y así lo hizo. Posó frente a la prensa y decidió que no era momento de hablar sobre el partido: “La homofobia no debe ser aceptada y debe tratarse de la misma manera que el racismo. Espero que si la liga decide no intervenir, lo haga el OB Odense. Algunos dirán que debería de mirar hacia otro lado pero elijo no hacerlo porque espero que este tipo de canticos no se vuelvan a repetir”. Lanzó la pelota y pronto fue agarrada por muchas personas, recibió apoyo público de numerosos fans de su equipo y rivales, así como de políticos o representantes de la liga, hasta el jugador danés que actualmente juega en el Huddersfield Mathias Jorgensen reconoció que no era la primera vez que la afición del Odense se había comportado así, diciendo que él ya había escuchado dichos cánticos anteriormente.

Al OB Odense no le quedó otra que criticar y pedir perdón por esos cánticos, incluso llegó a sacar un comunicado conjunto con el F.C. Copenhague condenándolos, dejando la situación resuelta y en calma. Calma que precedería  a la tormenta. El mismo día del comunicado, el Brøndby IF, rival acérrimo del Copenhague, visitaba al Nordsjælland y cómo podía ser de esperar los aficionados visitantes aprovecharon para avivar la llama de la rivalidad entonando varias veces un “Fischer es gay allez!” que pronto correría como la pólvora por todo Dinamarca. El club tuvo que pedir perdón pero la federación no pasaría por alto el cántico y sería castigado con una multa de 3000 € para el club bajo amenaza de multa muchísimo más grave si se repiten, la misma que se le impondría al Odense, siendo así los 2 primeros clubes multados en Dinamarca por cánticos homófobos.

“He recibido cánticos en los que me llamaban homosexual, para mí ese no es el problema, me da igual que me llamen de una forma u otra, lo que es realmente grave es que el término “Homo-“ se utilice de forma despectiva, creo que no es un buen ejemplo de cultura para los jóvenes. Por eso lo he denunciado, porque creo que es una gran oportunidad para dar ejemplo y darle voz a este asunto” comentó Fischer.

A la semana siguiente y con el título en juego se disputaría el Brøndby IF vs F.C. Copenhague. Resultado: 1 a 2 para los de la capital. ¿Adivináis quién marcó el gol de la victoria? Correcto, Fischer. El karma ejerciendo como tal. Cabe reseñar que durante el partido no se profirieron cánticos anteriormente citados pero sí hubo un par de puñetazos a un aficionado visitante que portada una bandera del colectivo LGTBI,  llevados a cabo por un mismo aficionado de su equipo. Fischer alabó tras el partido la actitud de los aficionados locales, reconociendo que no se había producido ningún tipo de cantico en contra de la homosexualidad, pese a lo cual la federación danesa ha vuelto a abrir un expediente al Brøndby por la pelea con el aficionado que portaba la bandera.

En cualquier caso lo que el fútbol necesita es jugadores que sabiendo que tienen poder de dar palabra a estos hechos, lo hagan como lo hizo Viktor Fischer.

Txorimalo

Pipeworks Lizard King Mosaic Hopped Pale Ale

Pipeworks Brewery Co. fue fundada en Chicago en 2012 por dos amigos con un sueño compartido, elaborar cervezas de calidad y creativas. Desde que se colocó la primera tapa en la primera botella, la cervecera  ha recibido elogios por sus cervezas distintivas, bien elaboradas y por supuesto por sus originales obras de arte, gracias a un equipo creciente y entusiasta.

Tuve el placer de probar recién llegada a la Malte la Lizard King Mosaic Hopped Pale Ale, una American Pale Ale fresca de color ámbar dorado elaborada con lúpulo Mosaic y Amarillo, con un 6% de alcohol. Bien carbonatada y con una densa espuma. En un perfecto formato de 47,5CL LATA. Recomendable 100%.

Favourite five: MATTIA EGITTO (ART)

Favourite player / Jugador favorito

ERIC CANTONA

I was born in (the far) 1988 and Eric seemed to be a hero in the nineties. There are at least 4 reasons to love him: his free kicks, his appearance in the Nike TV Commercial (https://www.youtube.com/watch?v=PMsIK9_THM4, 1996), his wondergoal against Sunderland in 1996 and of course his quotation about the famous kung-fu kick “When the seagulls follow the trawler, it’s because they think sardines will be thrown into the sea”.

Nací alrededor de 1988 y Eric era un héroe en los 90. Había 4 razones para amarlo: sus faltas, sus apariciones en los anuncios de NIKE TV (https://www.youtube.com/watch?v=PMsIK9_THM4, 1996), su golazo en 1996 frente al Sunderland y sobre todo su cita referente a la ya famosa patada de kung Fu “Cuando las gaviotas siguen al arrastradero, es porque piensan que las sardinas acabarán siendo arrojadas al mar”.

Jacket / Chaqueta

STONE ISLAND NYLAM (1997)

Being fan of hip hop music (and baseball, of course), this Stone Island jacket really made me fall in love. Bit of a coach jacket, bit of a terrace windbreaker, it is an all-round season item. And you haven’t seen the green lining (that is very very nice) and the under-arm zips (to keep you fresh when sun hits Italy so bad)! Just to add more history, it has been designed back in 1997 by Mr Harvey!

Siendo como era un aficionado a la música hip hop (y al béisbol), esta chaqueta de Stone Island hizo que me enamorase de ella. Es un híbrido entre un cortavientos y una señora cazadora, siendo muy válida para ser utilizada durante todo el año. Tenéis que ver el forro verde (es precioso) y la cremalleras bajo el brazo! (para poder mantenerte fresco cuando el sol golpea en Italia). Por si no tuviera poca historia, fue diseña en 1997 por Mr Harvey!

Trainers / Zapatillas

ADIDAS BW AVENUE

I’m a huge fan of trainers. White trainers. And when it comes to white trainers, (Nike, Reebok, NB, Diadora please forgive me… I love you anyway!) Adidas is the master. I bought the BW AVENUE very recently as they are a very new model: a mix between those indoor Army trainers and the terrace classic Stan smith. The shape is perfect, they are very comfy and, plus, you would look dead cool with them at your feet both at the match with your pals in Gazelles or ZXs and at your brother’s marriage.

Soy un fanático de las zapatillas. Zapatillas blancas. Y en lo relativo a zapatillas blancas (Nike, Reebok, NB, Diadora por favor perdonarme…os quiero de todas formas!) , Adidas es la más puntera. Me compre las BW AVENUE recientemente porque era un modelo muy nuevo: una mezcla entre esas zapatillas indoor del ejército y las ya clásicas de las gradas Stan Smit. La forma es perfecta, son muy cómodas y además te verás muy cool con ellas tanto los días de partido con tus colegas y sus Gazelles y Zxs, como en la boda de tu hermano!

Favourite music album / Albúm de música favorito

BLUR – MODERN LIFE IS RUBBISH (1993)

I do listen to a lot of music from Blur to MF Doom, from Pink Floyd to Barry Manilow, BUT Modern Life Is Rubbish is one of those albums that changed my life as a teenager. Its lyrics, its riffs and its message. Every song is sound and every people on Earth should give it a go. My fave song? Resigned of course! (I’m listening to it while I’m trying to put down these lines)

FORZA BLUR!

Escucho muchísima música, desde Blur hasta MF Doom, desde Pink Floyd hasta Barry Manilow, pero “Modern Life Is Rubbish” es uno de esos álbumes que cambió mi vida cuando era un adolescente. Sus canciones, sus riffs y su mensaje. Cada canción es buena y todo el mundo debería de darle una oportunidad. ¿Mí canción favorita? “Resigned”, por supuesto! (la estoy escuchando mientras intento escribir estas líneas) FORZA BLUR

Favourite movie / Película favorita

THE SHINING (1980)

I think it doesn’t need a presentation. That movie is THE movie. Based on the classic S. King book “The Shining”, it is a mix of horror, menswear, politics, man’s moon landing, forbidden rooms and labyrinths, blood and snow, what else? That super cool carpet! (Did you think I was forgetting it?)

Creo que no necesita presentación. Esta película es La Película. Basada en el libro clásico de S. King “El Resplandor”, es un mix de terror, ropa de hombre, políticos, la llegada del hombre a la luna, cuartos secretos y laberintos, sangre y nieve, ¿Qué importa? Es un magnifico popurrí! (¿pensabais que me olvidaría de ella?)

UN LUNES POPULAR Y REPUBLICANO

Estamos de acuerdo que un lunes no es día de fútbol. Partimos de esa base, pero siempre está bien empezar la semana con algo que nos guste y nos haga más ameno este día que algunos lo tenemos cruzado. Observamos la semana con un poco de vértigo aún sin asimilar lo que hemos hecho el finde, con alguna canción en la cabeza, una charla rondando en nuestros pensamientos (eso si aún somos capaces de razonar) o intentando organizarnos los próximos días de la mejor manera posible, la más conveniente. O igual no, porque ya lo dijo Menotti: “El que cruza el jardín evitando el ángulo de 90°, pisa la flor y llega más rápido. Si lo recorre tarda más pero no daña la flor”.

La primavera ya se hace notar y en Barcelona el tiempo anda un poco loco, combina días con un sol esplendoroso y lluvia que en algunas ocasiones deriva en piedra. En uno de los barrios obreros de la ciudad se organiza un partido con un carácter singular. En la Verneda juega el Club Esportiu Júpiter y disputará un internacional amistoso contra el Clapton Football Club londinense. Parece un fixture bastante random, pero todo tiene un motivo y este parece bastante especial. El Júpiter tiene una historia y una idiosincracia como institución.

Fundado por los trabajadores de las fábricas de Poblenou, “el Manchester catalán”, el club se le ha relacionado siempre con los movimientos de izquierdas, el anarquismo y las dificultades vividas durante su historia centenaria. El escudo del club combina un estrella con la senyera, por lo que nunca fue del agrado de la derecha española durante el siglo pasado y fue reprimido durante las dictaduras de Primo de Rivera y de Franco. Además, durante la dictadura franquista, el club fue obligado a cambiar de escudo e incluso de nombre, siendo el CD Hércules. Aún habiendo perdido las raíces con su barrio de origen, el Júpiter viste esta extraña y genuina combinación de colores para un equipo de fútbol: el grana y el gris, siendo un caso muy particular en el panorama futbolístico mundial.

Por otra parte, el Clapton Football Club ha saltado a la fama a nivel internacional a sus 142 años  de recorrido debido a su camiseta alternativa, lanzada a principios  de temporada a modo de tributo a las Brigadas Internacionales que actuaron en algunos escenarios de la Guerra Civil española. Lleva los colores de la bandera republicana así como el lema ‘No pasarán’, tan ligado a la Pasionaria. La camiseta fue un éxito de ventas rotundo, tanto que agotaron existencias y quedaron acumulados pedidos realizados en todo el mundo. Los valores que el Clapton ha adoptado son la lucha contra el fascismo, el racismo, la xenofobia, el sexismo y la homofobia.

Con este contexto, el Ajuntament de Barcelona ha querido homenajear la Segunda República y bajo los actos de la #PrimaveraRepublicana se ha procedido a dar cabida este encuentro entre dos equipos que representan unos valores en particular dentro del mundo del fútbol, con un simbolismo que trascienden lo que pase en el terreno de juego. Sus aficionados lo han convertido en una fiesta y en una oportunidad para encontrarse y celebrar que ellos son representantes del fútbol popular. En Londres y en Barcelona.

Texto: Groundhopper Barcelona

Fotos: Manolo García