EPIDÉMIA: DUEÑOS ÚNICOS

Cada vez vemos más asiduamente como el fútbol se encamina más hacía el negocio que hacía lo que un día fue deporte y entretenimiento para todo tipo de gente e independiente de la clase social a la que perteneciese. Hecho que se ha visto plasmado ya no solo en el precio de las entradas u horarios de los partidos en días inusuales y poco apropiados para que los aficionados pudiesen disfrutar de sus equipos, sino que también se ha visto plasmado en la galopante crecida de dueños únicos que han entrado en los clubs. Magnates y/o jeques, que rara vez tienen arraigo personal sobre los clubes que manejan. Y es que el tener un club como juguete te da notoriedad y publicidad de la cual puedes sacar muchos réditos económicos.

El primer gran caso sonado en Europa ocurrió en julio del 2003 en la Premier League cuando el magnate ruso Abramovich compró al todopoderoso Chelsea tras hacerse cargo de la deuda que tenía de 100 millones y pagar 65 más por adquirir el club. Es cierto que al menos hasta el día de hoy Abramovich no ha descuidado lo deportivo y gracias a sus inversiones (más de 1000 millones) en jugadores y entrenadores, así como en la parcela de la cantera, ha conseguido grandes éxitos como hacía tiempo no se veían en el barrio de Chelsea. Consiguiendo 16 títulos entre los que destaca la única Champions League que tiene el combinado “Blue” así como las 2 UEFAs o las 5 Premier leagues, pero no hay que olvidarse que no lo hace de forma desinteresada y es que gracias al movimiento de compra del famoso club londinense, el valor de las acciones de su empresa petrolífera ascendieron considerablemente. Aquí se ve como aún y en el caso más futbolero y exitoso de los magnates, siempre hay un interés oculto que nada tiene que ver con la pelota.

Hay que destacar que en la Premier es más común que el club pertenezca a un solo magnate, véase el caso del Leicester campeón de la Premier o de los dos clubes más importantes de Manchester, que, en lo que a los diablos rojos se refiere ya ha tenido su respuesta por parte de los aficionados creando el United of Manchester, club de accionariado popular.

Estos nuevos dueños siempre siguen el mismo patrón, llegan y prometen fichajes ilusionantes y muchas inversiones en el club, ganándose así el beneplácito de mucha de la masa social del club. El desenlace final, rara vez es positivo. Ahí tenemos al Málaga, una ciudad con un club histórico que ya tuvo que refundarse y que gracias a los que haceres del jeque Al-Thani esta volviendo a pasar por serios apuros económicos. Y es que pese a que en sus comienzos cumplió con aquello de hacer un  equipo que ilusionara a la ciudad, lo cierto es que su principal objetivo no era el fútbol, sino el poder construir un puerto deportivo en la ciudad de la Costa del Sol y vio en el equipo una oportunidad de acercar posturas con los gobernantes de Málaga para obtener el permiso de construcción de dicho proyecto. Nada más lejos de la realidad, no lo obtuvo y hoy en día aburrido de invertir en el Málaga C.F. y no ver avances en su objetivo real, no hace sino otra cosa que ahogar al club de los amores de los malagueños teniéndolo herido de gravedad con su escasez de control económico.

Los cantos de sirena también han llegado a Almería donde el jeque Turki Al-Sheikh pago la deuda del club y se hizo con el poder con el beneplácito de los anteriores dirigentes y los aficionados almerienses. ¿La estrategia? La misma. Fichajes ilusionantes para un club de segunda (incluso le robó el fichaje de un jugador al Manchester United) invirtiendo más que muchos clubes de primera (cerca de 16 millones) y promesas de alcanzar metas que cualquier aficionado al club no habría ni podido imaginar. Debido a que no tienen arraigo ni sentimientos hacia el club, el siguiente paso ha sido intentar cambiar tanto el escudo como la equipación del equipo lo cual ha sido frenado y obligado a retractarse gracias a la presión que ha ejercido la masa social del club.

No hay que olvidar los muchísimos problemas que están teniendo gracias  a Lim en Valencia con múltiples decisiones “raras” deportivamente hablando como la reciente destitución del entrenador que les ha hecho ganar un título tras muchos años de sequía o el cierre de la grada que más crítica era con el propietario del club.

Estos solo son unos pocos ejemplos de en lo que se está convirtiendo por desgracia este deporte. También se podría nombrar en la liga española al Espanyol  o en Italia a los dos poderosos equipos de Milan, Inter o AC Milan. Los cuales también están en manos de magnates. Es difícil poder luchar contra esto ya que los dirigentes de las ligas están encantados con la situación debido a que atraen patrocinadores y dinero, no obstante los aficionados de cada club deberían de hacer todo lo que se pudiese para que su club no perdiese la esencia de lo que un día fue el fútbol.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s