Eastern Winds (Part 1.)

Hay veces que te sientas ante el teclado a reflexionar e intentar poner en orden ese montón de recuerdos que pasan casi inadvertidos durante cualquier viaje. Quizás un café solo, cientos de fotografías, y un buen puñado de anécdotas y sensaciones que esperas volver a repetir pronto.

Cuando la presión de mi buen amigo Ivancho azota la nuca, quiere decir que sabe que puede sacar algo interesante. Ropa de calidad, publicaciones… o un buen artículo. Y cuanto más intento esforzarme en la tediosa labor de organización de ideas a la que hacía referencia para no defraudar a mi “socio”, más me doy cuenta que lo sencillo sería empezar desde el principio.

Este viaje comienza en Holanda. La primera parada es Amsterdam, su ciudad más importante. El epicentro europeo del buenrollismo y el libertinaje. Las bicicletas, los coffeeshops y las putas.

Cuando aterricé por debajo del nivel del mar, me había jurado mil y una vez que mis días en este país tan proclive al desparrame no iban a ceñirse al guión oficial que la mayoría de amigos y conocidos preescribian antes de visitarlo. Y así fue. Si queríais leer sobre tetas en cristales y alucinógenos, lo siento, este no es vuestro artículo.

AMSTERDAM3

Llegué a eso del medio día al aeropuerto de Ámsterdam-Schiphol. Mi amigo “Movidas” me esperaba para llevarme con la máxima celeridad al centro de la ciudad. Dejamos las cosas en casa y recorrimos a pie la ciudad de los canales.

Mucho moderneo, mucha falsa apariencia de integración, mucho capitalismo eco-buenrrollista, pero lo cierto es que la ciudad me dio la impresión de ser la EEUU de Europa. Todo ese aura de buenrrollo rezumaba cierto olor a ficticio. A prefabricado.

He de decir que marcas de ropa como Stone Island son habituales en las calles de la capital holandesa. Y su venta es algo cotidiano. Me encontré numerosas tiendas que ofertaban la última colección de la marca y que acercaban más aún a entender cierto viraje de la misma hacia una moda, me atrevería a decir, más cercana al streetwear. (No es ninguna novedad la importancia que está teniendo la marca en EEUU para la escena del trap o el graffiti. En Holanda, la tendencia es parecida).

Después de un primer rodeo y una pequeña parada para repostar, pusimos rumbo a lo que verdaderamente nos interesaba, ir a la previa del Ajax vs Standard Liege. Las entradas estaban agotadas así que nos conformábamos con olisquear el ambiente en los alrededores del estadio (Tercera ronda clasificatoria de la Champions League).

Llegamos a eso de las 16:00 a la zona comercial cercana al Johan Cruyff Arena. 4 horas y media antes apenas había ambiente en las inmediaciones del Estadio. Comenzamos a calentar motores con algunas pintas y cuando faltaban un par de horas para el partido nos dirigimos al bar cercano donde suele parar buena parte de los chicos de la F-Side.

AMSTERDAM1

Esto ya era otra cosa. Continuaba el festival de Stone Island. Esta vez acompañado de un buen núcleo de hooligans con una media de edad elevada (para lo que estamos acostumbrados en España). Teníamos contacto con uno de los miembros de seguridad del bar, así que no nos fue difícil relacionarnos con los miembros del grupo autóctono. También ayudó que la mayoría son asiduos a la Costa del Sol para ponerse rosaditos en agosto, así que a los pocos minutos nos estaban enterrando en cerveza y… enterrando en cerveza. Ejem.

Nos pusieron al día de la actualidad de los grupos holandeses, de como les afecta la represión e incluso varios coincidían en señalar a la policía española como lo peorcito que se habían encontrado. Gracias a dios no estábamos locos, cualquier grupo de Europa es consciente de una realidad que venimos denunciando desde hace muchísimos años. Entre cerveza y cerveza pusimos en común anécdotas, viajes, scontris y demás aficiones en común. Hemos de reconocerlo, somos gentuza. Las aficiones de los presentes eran de lo más extrañas para cualquier turista standard. Pero nos entendíamos la mar de bien cerca de un Estadio.

También compartimos conversaciones con acompañantes de otros grupos que andaban por allí. Sorprendentemente acabamos de buenas con varios miembros de BCS (Anderlecht), pese a que la toma de contacto no fue muy diplomática recordándoles su visita a Málaga durante competiciones europeas. Sin embargo, respetaban a nuestro equipo y les llamó la atención que estuviésemos por allí. También nos dejaron claro que lo de las quedadas en los bosques, para ellos (al menos para los presentes), son una jodida mierda. Al contrario que los youth de Amsterdam y algunos ‘Antiwisla’ (tienen excelente trato por aquello de los equipos ‘judios’) que nos felicitaban por, poco a poco, comenzar a dar algo de juego en la escena española con algunas ‘arranged fights’.

AMSTERDAM2

Entre unas cosas y otras acabaron invitándonos a entrar gratis a la grada y demás, pero ahí empezaron los problemas y el consiguiente borrón de memoria. Acabamos viendo el partido en el bar con algunos sancionados holandeses y dios sabe como volvimos a nuestro alojamiento.

He de decir que durante todo el día no vimos movimiento alguno de ultras visitantes. Nos explicaban que los grupos iban escoltados en tren y que los bajaban directamente por un túnel hasta dentro del mismísimo estadio. Difícil tener escarceos o buscar algo en día de partido.

A la mañana siguiente, para salir del trance, anduvimos de nuevo por el centro y disfrutamos de un potente desayuno inglés. La verdad que no era una adaptación mala tan habitual en nuestra ciudad. Nos pusimos las pilas y continuamos la rueda de reconocimiento.

Como curiosidad, decir que coincidí con un miembro de la Gate 10 del Iraklis (Otra muestra de lo ‘cosmopolita’ de la ciudad) que, casualmente, conocía a muchos buenos amigos vallekanos. Tras ponernos al día brevemente de la actualidad de su grupo, y otro paseo por los canales, fuimos a descansar y a terminar de planificar lo que sería el viaje en sí. Al día siguiente partíamos hacia Leningrado, y apuramos hasta el último momento para organizarnos (Malagueñismo puro).

Malakita

Anuncios

Ozark

La comparan con Breaking Bad, eso es bueno, pero es otra serie totalmente diferente. En común dos padres de familia aparentemente normales, al principio. Esto no quiere decir que sea una mala serie, todo lo contrario. Después de acabar de ver la segunda temporada ya me tarda que salga la tercera.

ozark_0-900x600

Ozark es un drama creado por Bill Dubuque y Mark Williams que cuenta la historia de una familia que se ve obligada a mudarse desde Chicago para blanquear el dinero del segundo mayor cartel mexicano.

Al comienzo de cada episodio aparecen cuatro dibujos que nos darán pistas sobre lo que sucederá a lo largo de este.

Este pueblo de Missouri llamado Ozarks esconde secretos y no les será fácil a la familia Byrde blanquear todos esos millones del cartel sin que no haya consecuencias.

Marty (Jason Bateman) es un padre de familia con un don para los números y su principal trabajo es buscar negocios ruinosos en los que invertir grandes cantidades de dinero para lavarlo para el cartel. Pero hay más, una red de distribución de estupefacientes propia, una investigación del FBI encubierta que trabajará para pararle los pies y modelos de negocio cargados de problemas propios como un club de striptease.

Uno de los personajes más destacados de la serie es el de Wendy la mujer de Marty, protagonizado por Laura Linney. Esposa, asesora financiera y un personaje que según van pasando los episodios crece hasta el punto de tomar decisiones que salvaran a la familia.

Jonah y Charlotte los hijos de los Byrde, cada uno con sus problemas como cualquier joven, que serán arrastrados por todo lo que sucede a su alrededor.

Para terminar destacar a esos personajes secundarios pero también importantes, que sin ellos la trama no tendría sentido, esos personajes en este caso de los Estados Unidos más profundos, entre ríos y bosques.

Una serie a la que deberíais dar una oportunidad, seguro que no os defrauda. Disponible en Netflix.

1-7OZARK6ozark-serie-de-netflix-2

Plymouth, Home Park & Flannels

Empezamos nuestro viaje en el Great Western Railway hacia Plymouth, con unas vistas muy diferentes al resto de Inglaterra. Desde playas y acantilados con arena blanca llenas de surfistas hasta kilómetros de campos con ganado y algunos cuántos campos de golf con unos pocos de cientos de metros de distancia.

Llegados a la estación ponemos rumbo al centro de la cuidad pasando por la rotonda de North Cross, por un pasaje subterráneo (me recordó a la naranja mecánica) llegamos hasta una plaza interior, varios minutos después llegamos a una de las famosas tiendas de Flannels, era parada obligatoria.

La tienda constaba de 3 plantas, la primera estaba dedicada a zapatillas, desde lo más clásico hasta lo más Hypebeast del mercado. En la segunda planta se encontraba lo que había venido a buscar, como no C.P. Company, Stone Island y M.A Strum que ocupaban mucho más de la mitad de la planta, dejando espacio a Paul and Shark, Lacoste, vamos un paraíso en toda regla. Subiendo a la tercera planta encontramos Gucci, Moncler y marcas del estilo.

Como opinión personal y sobre esta tienda, viendo la cantidad y el stock de las diferentes prendas de Stone Island, tanto de hombre como para niño la flagship de Londres deja muchísimo que desear…

El día no acababa aquí, me dirijí al estadio de Home Park donde juega el equipo de la League One, el Plymouth Argyle Football Club. El campo está a unos 30 minutos de la estación andando, los cuales se nos hicieron eternos recorriendo el trayecto por Central Park. Por el camino nos encontramos varios campos de críquet, golf (una vez más) y foot golf. Este último me hizo bastante gracia, pero la verdad es que se lo tomaban bastante en serio. Llegamos a Home Park donde juega como local el Plymouth desde 1901 y que tiene una capacidad de unos 19.500 espectadores.  En los años 1920 y 1930 fue remodelado pero sufrió graves daños durante la Segunda Guerra Mundial. Tuvo varias reformas hasta nuestros días. Una pena que estaba cerrado y no pudimos entrar, pero desde fuera se veía que estaba en obras actualmente.

Vichy

IMG_20180930_215557_925IMG_20180930_215554_517IMG_20180930_215548_4492018-09-30-22-00-122018-09-30-22-01-29IMG_20180930_215632_305IMG_20180930_215637_322IMG_20180930_215642_152IMG_20180930_215744_783IMG_20180930_215756_313IMG_20180930_215839_955IMG_20180930_215808_560IMG_20180930_215803_777IMG_20180930_215801_048

Ruta por As Fragas do Eume

El fin de semana pasado y acompañado de un amigo hice la ruta que comprende As Fragas do Eume, la central eléctrica, el embalse y su garganta. Situadas a unos 45 km de A Coruña, As Fragas do Eume son uno de los bosques atlánticos de ribera mejor conservados de Europa. Entre estos bosques de castaños y robles entre otras especies de árboles, trascurre el río Eume de unos 100km de longitud.

Una ruta circular de 14km y poco más de 3h de duración en la encontrarás desniveles de hasta 300m y una altura máxima de poco más de 600m. Caminarás por piedras, senderos, bosque, río, desfiladeros… hará que el trayecto sea divertido y ameno pero a la vez te encuentres con momentos más complicados. 100% recomendable.

IMG_20180923_092237

IMG_20180923_092526

IMG_20180923_095232

IMG_20180923_100115

IMG-20180923-WA0043

IMG_20180923_110400

IMG_20180923_111038

IMG_20180923_112314

IMG-20180923-WA0024

IMG-20180923-WA0025

IMG_20180923_114731

Baviera: Fútbol, ropa y mucha cerveza

Tras un par de años sin viajes debido a diferentes motivos, este año he vuelto a patear mundo, y como no podía ser de otra manera, a ver fútbol en un campo extranjero.

Este año mi viaje fue por la zona de Baviera, en mi periplo, pude conocer diversas ciudades y pueblos de la zona. La verdad es que la región me gustó mucho y se trata de una de las zonas con mejor calidad de vida de toda Alemania.

El viaje empezaba en Múnich, la verdad es que la ciudad es bastante bonita, y con un nivel de vida muy bueno. Como sabréis, es considerada por muchos como la capital mundial de la cerveza, sobre todo debido al archiconocido October Fest.

Servidor ha podido disfrutar de zumo de cebada bávaro durante la estancia, y si la media de consumo diaria por habitante es de 1 litro al día, el que os escribe, ha andado en una media de 3 litros, cosa no muy complicada ya que las cervezas en Baviera solo se sirven en dos medidas, en 0,5 o en 1 litro, lo que provocaba que con 4 o 5 cervezas, ya superaras los 3 litros al día.

Múnich está plagada de cervecerías. En la capital bávara únicamente visité dos, la archiconocida HB (HOFBRAÜHAUS), la más grande de todas y situada muy cerca de la Marienplatz. Esta cervecería es visitada diariamente por unas 30.000 personas que consumen unos 10.000 litros de cerveza, lo que la hace la cervecería que más producto vende al día. Aquí es donde el pintor austríaco del bigotillo recortado empezó a dar su discursitos y sentó las bases del partido nazi. Tras la segunda guerra mundial fue destruida y luego reconstruida. Creo que merece la pena visitarla, pero no os recomiendo que comáis o cenéis allí, hay excesiva gente, está muy masificada y llena de turistas. Por otro lado los camareros, simpatía lo que se dice no destilan mucho. Yo, ya que estaba allí aproveché para meterme una Hofbraü Original tipo Lager de 1 Litro.

HB Munich

Para comer,  sí que os recomiendo otra de las cervecería históricas de la capital Bávara, Augustiner. Se trata de una cervecería que data del año 1.800, aunque la cerveza la llevan produciendo los monjes agustinos desde el siglo XIV. Actualmente Augustiner cuenta con varias cervecerías en Múnich, pero a mí me recomenzaron ir a la original, situada también muy cerca de la Marienplatz en el 275 de la Neuhauser Strasse. Es curioso, porque ves la entrada y da la sensación de tratarse de un local pequeño, pero una vez  dentro te encuentras un montón de salones y un patio interior que pueden dar cabida a varios cientos de personas. Como curiosidad, la Edelstoff de Augustiner era la cerveza favorita del Papa Ratzinger, que cuando estaba de cura en Munich, los domingos después de dar misa, se acercaba a algún local de Augustiner para tomarse una cerveza. Cuando se mudó a Roma, se quedó sin la posibilidad de echarse su cerveza favorita, ya que Augstiner no exporta sus productos, por lo que llegó a un acuerdo para que la cervecería le enviara un barril de 30 litros al mes al Vaticano. Merece la pena comer allí, aparte de todo el surtido que te puedas imaginar de salchichas, cuentan con un codillo espectacular, y el precio de la comida ronda los 15 €, siendo las raciones muy generosas. No está tan masificada como la HB, y encontrar mesas disponibles no es ningún problema, aparte de que el ambiente es mucho más tranquilo.

Augustiner

Aparte de las Cervecerías, os recomiendo ir a algún Biergarten, yo estuve en el de Englisher Garten de Munich. Los Biergarten son una especie de cervecerías que cuentan con un amplio espacio al aire libre con bancos y mesas, donde puedes comer, tanto comida llevada por ti como adquirida en el local, eso sí, la cerveza la compras en la cervecería.

Englisher Biergarten

El tour cervecero no terminó allí, y es que aprovechando que volvíamos de visitar el castillo de Newmaistein hicimos una parada en la Abadía de Andechs para visitarla, comer en su biergarten y comprar unas cuantas cervezas de los diferentes tipos que tienen. Si tenéis medios para desplazaros, os recomiendo visitar esta abadía del siglo XV donde hasta el año 1972 se producía la cerveza. Actualmente la fábrica de cerveza está a 200 metros de la abadía. El entorno es precioso, rodeado de lagos. Os recomiendo visitar también alguno de los pueblos que se extienden a orillas de los lagos. Yo estuve en Starnberg, un precioso pueblo a orillas del lago donde veranean los Muniqueses más pudientes. El pueblo parecía salido de una postal.

Abadia de AndechsStarnberg 2Starnberg

Como no todo es beber cerveza en esta vida, también visité alguna tienda en mi periplo Muniqués. La capital bávara cuenta con tienda oficial de Stone Island que como no podía ser de otra forma, se encuentra ubicada en la Maximilian strasse, la calle de las tiendas de lujo de Munich. Aparte de en Stone Island, estuve en Hirmer pegada a Marianplatz, gigantesca tienda de varias plantas en la que se pueden encontrar marcas como C.P. Company, Hugo Boss, Lacoste, Hackett… Sin duda, lo que más me llamó la atención fue la colección de chaquetas Holubar con las que contaba. Como nota curiosa, en este tipo de tiendas comparten escaparate las chaquetas de C.P. Company con el traje regional muniqués, y es que se podía ver a muchas personas por la calle vestidos con estos trajes, muy parecidos al de tirolés, para que os hagáis una idea, solo los pantalones cortos costaban unos 200 €. También me gustó Stierblut, donde se podía encontrar marcas como Stone Island, Wood Wood, Universal Works… Esta tienda tenía también otro local en formato Outlet, pero por desgracia para servidor solo abría los sábados, así que solo pude deleitarme viendo en el escaparate un anorak de Engineered Garments con un descuento del  70%. Todas las ciudades que visité contaban con una o varias tiendas de la marca Marc´o Polo, y que resulta que la central de dicha marca se encuentra en Munich. Las rebajas en Alemania no son como las de Inglaterra, con 50, 60 y 70 %, aquí hablamos de 20 y 30 %, en Marc´ o Polo sí que estaban los descuentos al 50 %.

Stone Island MunichHirmerStierblut

Como buen friki futbolero que soy, aproveché la visita a Munich para pillar algún recuerdo del auténtico equipo de la ciudad el Munich 1860, que este año ha conseguido volver al fútbol profesional alemán (Bundesliga 3). Cuentan con una tienda a 50 metros de la Marienplatz. El otro equipo de la ciudad el Bayern, entiendo que con la malsana intención de quietarles clientela les ha colocado una pequeña tienda justo en frente. Cosa extraña teniendo en cuenta que tienen una megatienda 200 metros más arriba.

Pude observar que mucha gente de Munich llevaba material de 1860, pero eso sí, el 100% de los guiris que estaban de vacaciones llevaban su camiseta del Bayern, excepto un italiano igual de friki que yo, con el que coincidí en la tienda que se compró la camiseta oficial del club Muniqués.

Munich 1860

Munich es una ciudad muy bonita pero que tampoco tiene mucho para ver, por lo que os recomiendo como mucho que estéis un par de días, nosotros, aprovechamos la estancia allí para visitar sitios cercanos como el campo de concentración de Dachau, o la ciudad austríaca de Salzburgo.

Salzburgo está pegada a la frontera entre Austria y Alemania a los pies de los Alpes. Futbolísticamente no tiene mucho que comentar, y es que el  principal equipo de la ciudad es el Red Bull Salzburgo. Equipo comprado por la multinacional austriaca de bebida energética, al que al igual que el Leipzig, le han cambiado el nombre y el escudo. Como no podía ser de otra forma los auténticos socios del club fundaron en 2005 un nuevo club llamado SV Austria de Salzburgo, nombre original del Red Bull Salzburgo, que actualmente milita en liga regional, este club cuenta con un buen grupo llamado Unión Ultra.

SV Salzburg Fondo

Dejando de lado el tema futbolístico Salzburgo merece ser visitada, es una ciudad pequeña (150.000 habitantes), que se extiende por las dos orillas del río Salzachs, encajada entre montañas. Entre sus maravillas están la fortaleza de Hohensalzsburg, que vigila la ciudad desde lo alto de un monte, el palacio de Mirabell, o la catedral. Me llamó mucho la atención la cantidad de galerías de arte que había en la ciudad. Como no podía ser de otra manera, Salzbugo cuenta con unas cuantas cervecerías locales, nosotros pudimos disfrutar de la Märzenbier.

Salzburg

Tras varios días en Munich pusimos rumbo a Gunzburg nuestro segundo destino, pero aprovechamos el viaje para hacer una escala en Augsburgo. La ciudad era muy bonita pero en la que no merece la pena pasar más de medio día, aprovechamos para comer por ahí y degustar una de las cervezas locales, en este caso fue la Hasen Braü.

Como el que os escribe no se había quedado conforme al no poder ver al Munich 1860 en directo, busqué la forma de ver fútbol en vivo en el país bávaro. Revisando los calendarios de los equipos de ciudades cercanas a las que yo estaba, me fijé que coincidía un interesante ULM-Eintrancht de Frakfurt de copa. El Eintrancht se proclamó campeón de copa la temporada pasada.

ulm-frankfurt

ULM es una ciudad de unos 120.000 habitantes situada a orillas del río Danubio. La ciudad está partida por dos por el río, por lo que tenemos Ulm y Nuevo Ulm. Ulm pertenece al estado de Baden-Württemberg, mientras que Nuevo Ulm pertenece a Baviera. El centro de la ciudad es muy bonito como el resto de ciudades de la zona, pero lo que es espectacular es la catedral,  se trata de la más alta del mundo. En cuanto a tiendas si por casualidad vais a Ulm, merece la pena pasar por Lederladen, se encuentra situada al lado de la catedral y entre las marcas que puedes encontrar están: Universal Works, Armor Lux, Filson, Red Wing… Tienen una gran variedad de firmas, todas ellas manufacturadas en Europa, USA o Japón.

Catedral de UlmDanubioLederladen

Como curiosidad, os diré que Adidas cuenta entre sus City Series con las Adidas Ulm.

Adidas Ulm

Su equipo local, El SSV ULM 1846 Fussball juega actualmente en la cuarta división Alemana, en la Regionalliga Südwest. Históricamente formaba parte del club SSV ULM 1846, un club deportivo que cuenta con disciplinas tan variadas como tenis, voleibol, atletismo, natación, pero desde 2009 se separó del mismo, añadiendo a su nombre original la palabra Fussball. Juega sus partidos en el Donaustadiom, ubicado entre el resto de instalaciones del club, y a orillas del río Danubio. El estadio cuenta con capacidad para 19.500 espectadores, el 70 %de ellos de pie, y es que solo hay asientos en las gradas laterales. La verdad es que para un equipo de regional que solo ha estado 1 año en la Bundesliga, y 6 en la 2 Liga, y el resto de su historia ha estado deambulando por ligas menores, tener semejante estadio me parece espectacular.

Como curiosidad coincidimos allí con el Mundial de Tennis veteranos, nos hubiera gustado el poder fotografiarnos con Bjorn Borg, pero no fue posible.

Cuando llegamos a Ulm, lo primero que hicimos fue ir a las taquillas para adquirir una entrada. Cuando preguntamos, una trabajadora del club nos contestó con incredulidad que las entradas estaban completamente agotadas y que era imposible adquirir una. Disgustados, nos fuimos al centro a conocer la ciudad. Desde media mañana, se veía a grupos de aficionados del Eintracht en las terrazas, peñistas, familias y grupos de Ultras iban tomando el centro. Por medio algún grupito de hooligans de Ulm andaban de “expedición”.

En una calle del centro un ultra del Eintranch se me acercó y me dijo que le sobraba una entrada y que si me interesaba, se la compré al precio de 20 €, teniendo en cuenta que la entrada costaba 17,5 €. Creo que  no hice un mal negocio. Nos faltaba otra entrada, pero cerca del estadio nos resultó facilísimo encontrarla al mismo precio.

El estadio estaba a 10 minutos andando del centro, nos encontramos con grupos del Eintranch camino del estadio y no había ningún problema a pesar de la ausencia total de policía. Llegamos al estadio y el único bar que vimos abierto era el del club SSV ULM, justo enfrente de una de las puertas del estadio de fútbol,  para allí nos fuimos. Estuvimos echando unas cervezas en una pequeña terraza que había en un costado, donde había varios grupos de hools del club local. Camisetas del Dinamo de Dresde, Vallhallas, tatuajes de Luna nera… no es necesario explicaros hacia donde apuntaba ideológicamente los hools locales. En la terraza del bar, había también aficionados del Eintranch tomando tranquilamente cervezas, sin que nadie les dijera nada, cierto es que enfrente estaba la Polizei pero sin prestar especial atención. Ya sabemos que en Alemania, Hooligans y Ultras son conceptos muy diferentes, y que ambos colectivos a su vez, respetan a los aficionados “normales”. Me llamó la atención un par de maderos que llevaban un spray de pimienta, pero en versión bombona atada a la espalda.

Entrada cervezasPub Ulm

En los alrededores del estadio, la presencia policial era bastante amplia, helicóptero incluido, aunque la tranquilidad era absoluta.

15 minutos antes del inicio del partido entramos al campo, sorteando los cientos y cientos de botellas de cerveza vacía que rodeaban la entrada.

Nuestro sector estaba justo al lado de la zona de los Ultras/Hools locales, pude ver que compartían grada, ya que aparte de los grupillos de hools que había visto antes, en esa grada había también bastantes Ultras.

I Casual campo

Enfrente unos 5.000 del Eintracht, pude distinguir las pancartas de Ultras y de Otto Siffling Tribune.

Al salir los jugadores al campo el grupo local hizo un pequeño tifo con banderas blancas y negras en su sector, también sacaron alguna pancarta mensaje que no pude ver. Los visitantes, hicieron un tifo que consistía en un lona negra que tapaba las pancartas con 5 copas en el centro y un montón de manibanderas primero con el número 12, y después con el escudo del Eintracht. Para terminar unos cuantos botes de humo de color blanco y negro. Me pareció espectacular teniendo en cuenta que se desplazaban a un partido de copa contra un equipo 3 categorías por debajo.

Grada FrankfurtGradaTifo Ultras Frankfurt 2Tifo Ultras FrankfurtTifo Ultras ULM

Comenzó el partido y la grada visitante barría a la local en el tifo vocal, me pareció espectacular como animaba el fondo del Eintracht, me gustó mucho la versión futbolera del “We´re Not Gonna Take It” de los Twisted Sister. Entre las dos aficiones había indiferencia total hasta que los del Eintracht se mofaron de la parroquia local al intentar hacer el “Hola don pepito” entre las gradas, pero por lo demás todo era tranquilo.

En lo deportivo el Eintracht muy superior al ULM, pero sin conseguir marcar un gol.

En el descanso visita al bar, que era casi imposible. En el aspecto estético, la verdad es que la mayoría de los Ultras llevaban camisetas y bucket hats del ULM. Los hools iban con camisetas negras  pantalones cortos de deporte y riñoneras, sí que puede ver a algún local con Stone Island, Ralph Lauren o Ellesse, aunque como digo, estos eran minoría frente a los vestidos con atuendos ultras o hools.  De vuelta a nuestra superpoblada grada, nos llamó la atención ver a los operarios del ULM transportando con carretillas los barriles de cervezas sobre la pista de atletismo, algo que gracias a la mierda de liga que tenemos no podemos ver aquí.

Tras el descanso  pancarta mensaje de los Ultras del Eintracht que por lo que pude comprender era contra la represión. Y pancartas por parte de los Ultras locales que no pude ver acompañado de un pequeño tifo.

Pancarta MensajeTifo Ulm 2 tiempo

La segunda parte a pesar del domino de los visitantes, el equipo local metió dos goles, lo que provocó que el estadio comenzara a animar con más intensidad y que los visitantes bajaran el pistón. Al final 2-1 para los locales y el campeón de copa eliminado por un equipo de cuarta.

La salida del campo fue tranquila, la Polizie había cortado las calles para hacer un corredor a los visitantes hacia la zona del río, donde la mayoría tenía aparcados sus coches y autobuses. El helicóptero sobrevolaba la zona y furgonetas de maderos a más de un kilómetro del estadio. La verdad que imposible que pudiera suceder nada después del partido.

Maderos

Y eso es todo lo que ha dado de si este viaje por el sur de Alemania, os dejo con un video resumen de lo acontecido en las gradas durante ese partido.

The Fir

Memoirs of an Asian Football Casual

Screenshot_20180906-000355

Riaz con camisa de Izquierda Casual

A principios de año entrevistábamos a Riaz Khan, miembro de la Baby Squad del Leicester City en los años 80 y uno de los primeros casuals de origen asiático en el Reino Unido.

Ahora en el teatro The Curve de Leicester del 26 de septiembre al 6 de octubre de 2018 se podrá disfrutar de la obra teatral basada en su libro Memoirs of a Asian Football Casual. La producción está adaptada para el escenario por el artista asociado de Curve, Dougal Irvine y dirigida por el director artístico de Curve, Nikolai Foster.

 

Memoirs of a Asian Football Casual  como ya sabéis cuenta la historia de Riaz Khan, hijo de padres  paquistaníes estrictos en la ciudad multicultural de Leicester. Riaz encuentra refugio de las presiones en el hogar manteniéndose  fiel a sus raíces culturales, cuando se involucra en la cultura “casual” y se une a la firm de Leicester, la conocida “Baby Squad”.

Vestidos con lo último en marcas de diseño y listos para pelear con las firms rivales, Riaz y sus amigos crean un grupo multicultural que aboga por la tolerancia racial, donde las únicas etiquetas que importan son las de la ropa. Pero a medida que pasan los años y aumentan las bajas en las firms de todo el país, Riaz se piensa si todo eso tiene sentido.

Memoirs-Of-An-Asian-Football-Casual_square-795x0-c-center

Ambientada en la década de 1980, Memoirs of a Asian Football Casual  (se acaba de lanzar su segunda edición) explora el desarrollo de la cultura juvenil  hibrida de la época, que se desarrolló dentro de una importante cultura de violencia.  Esta es una historia sobre la verdad de los tiempos, el racismo, la violencia, la cultura pop, pero también de las amistades y de la integración que surgió de ella.

Leicester es famoso por su multiculturalismo y, por supuesto, por su equipo de fútbol,  que hizo historia al ganar en la temporada 2015-16 la Premier League. La historia de Riaz ofrece una visión única de la vida de Leicester en la década de 1980.

Hablamos con Riaz y nos dijo que por ahora no se sabe si la obra hará una gira por otras ciudades, y también está en el aire un próximo estreno en la gran pantalla.

V feira da cervexa artesá

IMG_20180902_140407Este pasado fin de semana de viernes a domingo y en horario de 12,00 a 01,30 se celebraba otro año más en nuestra ciudad y ya van cinco, la feria de la cerveza artesana.

Como cada año en la Plaza de Azcárraga en la Ciudad Vieja de nuestra urbe se daban cita diversas cerveceras y varios food trucks donde probar diversas cervezas artesanas y donde sin alejarte demasiado poder acompañarlas con algo que llevar al estómago. A los laterales de la plaza había mesas y bancos donde poder degustar ambas cosas.

Esta edición contaba con 17 cerveceras entre las que había gallegas, castellanas, madrileñas, cántabras  y portuguesas. Entre ellas se encontraban nuestros amigos de Kel’s y Bandua, acompañados de otras como La Virgen, Oso Brew, Santo Cristo, Belecker, etc.

En la parte de comida 7 food trucks en los que poder degustar hamburguesas de vaca rubia gallega, tacos, burritos, pizzas…

En los tres días que duraba el certamen también hubo charlas, sorteos, degustaciones y como no para acompañar las horas del beber y del comer hubo actuaciones musicales con dj´s y grupos como dj Smallface o Undercover.

Como de costumbre comprabas el vaso de la edición por 2,5 euros para luego ir al stand de la cervecera y elegir la cerveza que te gustaría probar. Si solo querías catarla por 1 euro te echaban medio vaso, porque si pretendías probar todas imagínate… una caña por 17 cerveceras y cada una de ellas con diferentes cervezas pues la cosa iba a acabar complicándose. Si lo que querías era tomarte una caña el precio medio era de 2 euros.

Otro año más se terminaba una cita marcada en el calendario de la ciudad con buen ambiente, buena cerveza, buena comida y buena música. Para el año que viene si eres de la ciudad, estas de vacaciones o porque te sale de los cojones, tienes una cita en la Ciudad Vieja.

IMG_20180902_145457IMG_20180902_135611IMG_20180902_140606IMG_20180902_144245IMG_20180902_141501IMG_20180902_141045IMG_20180902_140931IMG_20180902_140539IMG_20180902_144642

The Black Dog Tavern

the-black-dog

Antiguamente en la ciudad vieja de nuestra ciudad había un gran ambiente tanto diurno como nocturno. Los tiempos han cambiado y parece que van surgiendo algunos locales interesantes como el situado en la calle de Santa María 2, 15001, A Coruña.

The Black Dog Tavern es un local donde podremos comer diferentes cosas como alitas de pollo, nachos, bocadillos, hamburguesas, etc. Es bueno comer bien, pero si lo haces con una buena IPA la cosa cambia bastante. En esta taberna en el corazón de la ciudad vieja coruñesa, también encontraremos varias referencias artesanales que van rotando como Magic Rock, Amundsen Bryggeri, CRAK Brewery, Dougalls, Caleya, Garage Beer Co, etc. Tanto de barril, como de botella y lata.

Al entrar encontraremos la barra con unos cuantos taburetes y al fondo del local unas mesas donde tomar una cerveza mientras comes algo y si el día acompaña también lo puedes hacer en las mesas del exterior.

No lo olvides, aquí hay buena cerveza, buena comida y buena música. Otra cosa, aquí los baños son mixtos.

IMG_20180519_201956

IMG_20180519_202415

BBK Live

El verano es sinónimo de festivales y uno de los más importantes en el panorama estatal es el BBK LIVE que se celebra en Bilbao. Pues hacia allí pusimos rumbo mi compañero de fatigas y yo.

Screenshot_20180716-215810_Instagram

El festival dura desde el jueves hasta el sábado y se celebra en Kobetamendi, monte a las afueras de Bilbo que nos ofrece una panorámica casi total de la capital de Bizkaia. Pues hacia allí nos embarcamos el viernes, ya que el jueves la gente de bien como nosotros tiene que cumplir con el laburo. La verdad que para el bolsillo fue todo un alivio el ahorrarnos un día de festival, todo hay que decirlo.

Llegamos el viernes al mediodía y tras instalarnos en un piso de Bilbao y echar algo a la tripa, nos dirigimos hacia San Mames para recoger nuestras pulseras-entrada-cartera, ya que todo se hace con dichas pulseras, desde acceder al recinto hasta pagar las consumiciones de dentro del festival, por lo que aparte de retirar las entradas, también cargamos de lo que creíamos que fuera suficiente dinero (error). De ahí para la parada de bus que pone la organización gratuitamente para subir al festival.

Cuando el bus te sube a kobetamendi lo primero que te impresiona son las vistas de toda la ciudad y lo segundo la cantidad de gente venida de todas partes del mundo. Pasas el cacheo y para dentro. Dentro el recinto está compuesto por varios escenarios secundarios (secundarios porque son algo más pequeños que el principal, no por otra cosa), un principal, una zona chill out con sofás y zonas donde sentarse y Basoa, zona de electrónica en bosque del kobeta. Nombres como Modeselektor, Hunee, John Talabot, Ben UFO, Young Marco, Optimo (Espacio) o Prosumer no solo acumulan miles de horas haciendo bailar, sino que están comprometidos con la idea de la música electrónica como búsqueda sin fin. En otras palabras: a Basoa se viene a descubrir.

IMG_20180714_164026_056

La verdad que nosotros no conocíamos ni a la mitad de los grupos, pero un festival es un festival y pronto descubrimos cual sería el plan a seguir para llevar nuestro disfrute a cotas altas. Katxi de cerveza (8 €), un poco de observación del terreno y directos a Basoa. Allí echamos casi todo el viernes rodeados de amantes de la electrónica y algún que otro amante del ácido, con grandes actuaciones que no daban tiempo a poder descansar. Lo bueno que tiene el BBK es que tienes una gran variedad de ambientes con apenas andar 100m entre ellos, así que cuando veíamos que algún grupo importante iba a hacer acto de presencia en el escenario principal allí que íbamos previa recarga de consumiciones (lo que viene siendo copas a 8 euros en una mierda de vasos de tubo). Así, tuvimos la ocasión de poder disfrutar de The Chemical Brothers los cuales ofrecieron un espectáculo visual increíble impresionando a cualquiera que les viese por primera vez. La verdad que nuestra intención era poder ver también a The XX pero la magia de Basoa nos hipnotizó e hizo que se nos pasará la hora del concierto. Destacar que el viernes cayó una tromba de agua brutal pero que ni eso pudo con las ganas de pasarlo bien gracias a la música que minimizó los efectos climatológicos. Con el cierre a las 7 de la mañana y una pequeña vuelta de reconocimiento por el casco antiguo de Bilbo en busca de más, nos despedimos de la primera jornada festivalera.

15316563548321

festival-bilbao-bbk-live-basoa-luces-1024x402

Tras la primera toma de contacto la estrategia a seguir el segundo día era clara: Basoa sin piedad y escapada para las 2 grandes actuaciones que ese día nos esperaban. Era sábado y se notó en la cantidad de gente que acudió, algo superior a la del viernes. Aquí es cuando nos dimos cuenta del error que es cargar de menos o pensar que vas a consumir menos de lo que realmente vas a hacer ya que nos tocó volver a recargar la pulsera tras esperar una enorme cola. Bueno pues tras todo esto y nuestras horas en Basoa llegó el primer plato fuerte del día: Noel Gallagher. Acompañado por una bandera del Manchester City como protagonista de su escenografía. Noel repasó temas de su discografía como Holy Mountain o Keep on Reaching, pero el público ni nosotros explotamos hasta que llegaron los temas que compuso con su hermano en Oasis, como Wonderwall algo que confirmó la eterna cruz con la que cargan tanto Liam como Noel: la mayoría del público anhela los temas, convertidos ya en clásicos, que crearon juntos. Tras otro rato de vuelta en Basoa para ver si todo estaba en orden y en su sitio, volvimos al escenario principal esta vez para ver a Gorillaz. Damon Albarn salió al escenario equipado con su Stone Island, acompañado de su banda, y el público enloqueció. Su trabajo tiene mérito, desde luego, y no solo por su manejo de voz, guitarras y distintos teclados; también por haber dado vida a la banda virtual más famosa del mundo. A decir verdad yo personalmente esperaba algo más en cuanto a efectos visuales pero una hora y media que duró el concierto dio para mucho donde se pudieron escuchar grandes éxitos del pasado. Y nada, daba la sensación que para muchos acabó el festival cuando acabó el concierto, pobres diablos, no sabían que el bosque de Kobeta da para mucho…

745878-600-338

IMG-20180718-WA0046

Nos despedimos de festi por todo lo alto con la sensación de que la ya autodenominada Basoa Firm volverá a hacer acto de presencia el año que viene.

Txorimalo

Izquierda Casual en Frankfurt

Después de la visita hace poco más de un año de nuestros amigos alemanes de Sapeur, teníamos que devolver la visita y aprovechar para ver un partido de fútbol. Por circunstancias familiares solo podía ser el fin de semana del 9 al 12 de marzo, así que un par de meses antes me pillaba los vuelos a un precio irrisorio para volar desde Santiago de Compostela al aeropuerto de Frankfurt Hahn. Para el que no lo sepa, este no era el aeropuerto que estaba más cerca de nuestra ciudad de destino sino que está a unos 120 km de distancia. Una opción para movernos hasta Frankfurt am Main era coger un autobús enfrente al aeropuerto o por lo contrario alquilar un coche allí mismo y devolverlo a la vuelta. La segunda fue la opción elegida ya que el domingo iríamos a presenciar al Westfalenstadion (desde 2006 por motivos de patrocinio Signal Iduna Park) el partido que enfrentaría al Borussia Dortmund contra el Eintracht Frankfurt.

IMG_20180310_153348_HDR

El viernes, llegaba sobre las 18h al aeropuerto de Frankfurt Hahn, recogía el coche de alquiler que tenía reservado y metía los datos del hotel en el google maps, pero como era de esperar siempre que uno viaja algún lado, algo tiene que pasar. Media hora y no me pillaba buena cobertura, por lo que me fallaba la señal y no sabía hacia dónde ir. Vi un cartel de Mainz, sabía que no estaba lejos de Frankfurt, así que tiré hacia allí con la suerte de que a los 10 min el móvil cogió señal y pude llegar al hotel sin problema alguno.

A las 21h había quedado de recogerme Mark uno de nuestros amigos de Sapeur en el hotel, para ir a buscar a mi acompañante, mi compadre el Txorimalo (para ellos “el otro” ya que les costaba pronunciar su nombre) que venía desde el aeropuerto de Colonia en bus.

Nos llevaron a cenar algo. Eran las 22h, una hora demasiado tarde para cenar allí, ya que a esa hora cierran normalmente las cocinas de los garitos. Así que arreglamos con un par de cervezas y un plato típico de allí que era como lomo de cerdo empanado. Luego fuimos tomar una cerveza por una zona donde abundaban los personajes, para acabar en un club privado donde había que tocar el timbre para que te abrieran, con una primera planta y un sótano, a donde nos dirigimos. Al entrar había unas tres personas en la única mesa que había, parecía un bunker y pudimos degustar unos gin tonics mientras charlábamos un rato.

IMG_20180309_220154

IMG_20180310_000303_HHT

Al día siguiente, sábado, mi compadre y yo nos levantamos pronto para tomarnos un buen desayuno e ir andando hasta el centro de la ciudad. Entre plazas y calles con tiendas nos encontramos con unos grandes rascacielos de fondo, ya que a Frankfurt se le conoce de forma no oficial como la capital económica y financiera de la Unión Europea. También apodada Mainhattan. En la “milla de oro”, desde la calle Zeil encontramos todo tipo de tiendas pero en la Goethestrasse cambia la cosa y es donde las firmas más exclusivas tienen su espacio, como Versace, Gucci, Cartier, Chanel, Prada, Burberry, Louis Vuitton, Dior, Armani, etc.

En varias tiendas pudimos encontrar marcas como Stone Island, donde su uso es mucho más utilizado que aquí, y no me refiero a los seguidores de la cultura casual o cultura de grada, sino que es muy común ver por la calle a niños en edad escolar o adolescentes con su parche de la marca italiana.

IMG-20180310-WA0030

IMG-20180311-WA0012

IMG_20180310_115021

Mark nos recogía el sábado después de nuestro paseo por el centro para ir a ver el estadio Commerzbank-Arena del Eintracht Frankfurt con capacidad para cerca de 50.000 personas. Diferentes murales y pintadas de Ultras Frankfurt decoraban los alrededores del estadio. Como en los demás campos de Alemania los fondos no tienen sillas sino que son gradas de pie. En los bajos del estadio visitamos el museo del equipo.

IMG-20180313-WA0131

IMG-20180313-WA0144

IMG-20180313-WA0147

IMG-20180311-WA0036

IMG-20180311-WA0039

IMG-20180310-WA0051

IMG_20180310_132614_HHT

Llegaba la hora de comer y nos juntábamos con los demás chicos en Naiv, situado en Fahrgasse 4. Bonito local donde comer y tomar unas cervezas artesanas de barril. Después de comer, hablar y beber era hora de tomar un expreso y seguir viendo la ciudad con nuestros anfitriones, que nos llevaron a ver tiendas y lugares de su bonita ciudad, como el El Römer, el antiguo ayuntamiento de la ciudad, la colegiata de San Bartolomé, más conocida como la catedral de Frankfurt, the Eiserner Steg (el puente de hierro), la Main tower, etc. Una ciudad con mucho movimiento y multirracial, donde según nos contó Mark el 50% de su población es inmigrante.

IMG_20180310_143128

IMG-20180313-WA0084

IMG_20180310_155607

IMG-20180313-WA0177

IMG_20180310_120223_HHT

IMG_20180310_140501

IMG-20180313-WA0095

IMG-20180310-WA0066

IMG-20180311-WA0007

IMG-20180310-WA0062

Para la cena eligieron un bonito lugar a las afueras de la ciudad, una casa grande de varios pisos donde en la planta sótano tenía unas mesas como metidas en cubas donde pedimos un plato típico balcánico. Más tarde y para terminar, ya que al día siguiente nos esperaba un largo día, nos tomamos la última en el local de uno de los mejores hoteles de la ciudad.

IMG_20180310_192136_HHT

IMG_20180310_195136

IMG-20180311-WA0004

El domingo, servidor y “el otro” se levantaban temprano para ir a Dortmund, ya que ese día jugaba allí el Eintracht Frankfurt y nos esperaban alrededor de 220 km de distancia. Nos pegábamos un buen desayuno en una cafetería al lado del hotel para poner rumbo a Dortmund. Después de unas dos horas de viaje llegábamos a la ciudad de la Región del Ruhr y para ser sinceros, como sí nos gustó mucho Frankfurt también digo que Dortmund nada. Para hacer tiempo tomamos algo, comimos y fuimos a ver el museo del fútbol alemán. Enfrente encontramos una de las tiendas oficiales del Borussia Dortmund. Quedaban un par de horas para el partido que era a las 18h, y menos mal que fuimos antes porque para llegar en el coche al Signal Iduna Park nos llevó bastante tiempo ya que el estadio se encontraba a las afueras y había bastante tráfico para llegar al parking del estadio.

IMG_20180311_163730

Quedaba una hora para el comienzo del encuentro y había un gran ambiente en los alrededores donde aficionados de ambos equipos tomaban cerveza en los bochinches instalados en los alrededores. Entrabamos al campo a falta de unos 45 min para buscar nuestros asientos en la grada de al lado del conocido como “The yellow wall” (el muro amarillo), donde algo más de 20.000 personas animan al Borussia. La verdad que la grada impresiona, poco a poco iba entrando gente hasta llenar el graderío. Los chicos de Frankfurt abarrotaban la zona visitante del estadio, y ambas aficiones cantaban cuando sus jugadores salían a calentar. Comenzaba el partido, pasaban los minutos y había un gran ambiente en el estadio, aunque para ser sinceros me esperaba mucho más de la gran grada local, ya que salvo momentos puntuales que animaban todos, el resto del tiempo sólo cantaban en la parte central donde se ubicaban los ultras locales como The Unity y Desperados, entre otros. En la grada visitante muy buena animación de Ultras Frankfurt y demás chicos durante todo el partido, muchas veces se les escuchaba más que a los locales.

IMG_20180311_170233

IMG_20180311_170555

IMG-20180313-WA0196

IMG-20180313-WA0202

En el descanso pudimos degustar unos perritos calientes a un precio bastante razonable 2,80 euros y ver como muchos aficionados veían el partido en las pantallas mientras tomaban una cerveza.

El partido fue bastante emocionante y los locales ganaron por 3-2 en los minutos finales. Acabando el partido nos hacíamos una foto con nuestra bandera de Izquierda Casual Service, espero que la primera de muchas, y nos volvimos para Frankfurt.

IMG-20180311-WA0065

Dos horas después llegábamos a la ciudad para tomarnos una cerveza y acabar en un Mc Donald´s, ya que allí a partir de las 22h cierran las cocinas en los locales.

Al día siguiente ya era lunes y nuestro pequeño viaje pero intenso, llegaba a su fin. Dar las gracias a Basti, Markus, Chris, Marcus y a Mark por su hospitalidad. Nos vemos pronto. Danke!!.