Beermad

Los pasados 29 y 30 de Abril, y 1 y 2 de Mayo, el Museo del Ferrocarril de Madrid nos ofrecía otra ineludible cita cultural en la ciudad: el Mercado de la Cerveza Artesana.

Para quienes no lo conozcan, el Museo del Ferrocarril se sitúa en lo que antiguamente era la estación de Delicias, y en su interior se conserva una completa colección de material histórico ferroviario, desde los vehículos (de locomotoras a vagones de viajeros) hasta todo tipo de piezas, elementos, fotografías o recreaciones que ilustran las diferentes profesiones relacionadas con el ferrocarril a lo largo de su historia.

Este lugar es conocido por sus actividades, bien sean relacionadas con el ferrocarril en sí, como ferias de juguetes, mercadillo de modelismo, o el famoso “Mercado de motores” (que no tiene nada que ver con su nombre), que está inspirado en los mercadillos tipo Portobello o Camden Market de Londres (para que os hagáis una pequeña idea).

Pero lo que nos llevó al Museo del Ferrocarril este pasado fin de semana fue la cerveza. En el exterior de la estación, se situaban alrededor de unas 60 carpas dedicadas, en su mayor parte, a la craftbeer, mientras que las restantes te lo ponían fácil para meter algo sólido y que la cerveza no cayese a plomo en el estómago. 

Contaban también con una programación musical y otra de cursos, talleres y catas (al precio de 10€ por taller/cata).

Pero centrándonos en el bebercio, que es lo que nos llevó allí, la mayor parte de los stands contaba con grifo y botella, y ofrecían, en cada uno, 2 ó 3 variedades de sus productos.

En la entrada del mercado, había que comprar el vaso (de cristal, 2€) que te acompañaría por tu ruta cervecera. 

Empezamos calentando motores visitando a mis vecinos de Monkey Beer, y nos tomamos una caña de su Akira (que particularmente me gusta bastante): una Pale Ale suavecita (5,5%) con sabor cítrico y afrutado. También me dieron a probar lo que, intuyo, será su nueva cerveza: la Rosemary (con toques de romero y hierbabuena). Y digo que lo intuyo porque había tanta gente que era imposible pararse a hablar.

Siguiendo nuestra ruta, la siguiente cerveza que probamos fue la Amber Eyes, una Golden Ale de los ingleses Greyhound Brewery. También bastante suave (4,2%), con aroma a flores (sí, a flores) y un toque amargo al final que le quedaba bastante bien.

Luego visitamos el stand de Villa de Madrid para probar su Chula IPA (6,5%), con su característico color cobrizo y una alta lupulización, y a continuación nos dirigimos al stand de Freaks Brewing, ya que quería probar directamente del barril una de sus cervezas que ya había probado en botella: la Lord Cobra, una IPA (6,0%) de color dorado y una espuma densa que la hace muy característica (de esta que se te agarra al bigotillo), además de un marcado sabor a mango y lima.

Nos pasamos también por el stand de la gente de Founders Brewing, para tomarme una All Day IPA (4,7%), previo paso a lo que para mí sería el mayor descubrimiento de este evento.

Nuestros pasos nos llevaron a conocer a la gente de La Calavera, dos chavales cojonudos, por los cuales nos dejamos recomendar. Primero nos sacaron su Batard Fruit, una Belgian Strong (9,2%) envejecida durante 6 meses en barricas de vino dulce y fermentada junto a frambuesa.

Luego nos dejaron catar la Horse Piss, una Sour Ale ácida, refrescante, “una locura” en boca de uno de los chavales y, para mi gusto, vinagre puro, a lo que los dos asintieron, con lo cual no iba muy desencaminado.

Y llegó el pepinazo. Disorder, una Imperial Amber Chilli Whisky Barrel Aged (9,3%), que entra bien, dulce y agradable, y que te remata dejándote ese picante en boca y garganta. Una cerveza muy curiosa, sin duda. “¡Volveréis luego a por otra!”, nos dijo uno de ellos. Y sí, efectivamente, salimos del recinto para comer algo (porque un gallego no paga 7 pavos por un bocata de calamares por grande que sea) y volvimos a por otra.

Había muchos más stands de muchas más cervezas: los cada vez más omnipresentes de La Virgen, Oceanía (ambos dentro de la organización del mercado), Arriaca, La Coruja, La Pirata, Bidasoa Basque Brewery, La Quince… Como dije al principio, cerca de 60 carpas que, para nosotros, en un día, era imposible visitar. Buena idea por parte de la organización hacerlo coincidir con el Puente de Mayo en Madrid y que el evento se alargase 4 días.

¡Salud!

ExiliadoRCD

TapRoom Coruña

Para todos los amantes de la cerveza llega un nuevo concepto ya instalado en ciudades como Madrid o Barcelona. Nuestro amigo Manuel, amante del buen fútbol y de la buena cerveza, trae a nuestra zona Taproom Coruña. Es un amplio y bonito local de 425 m2 donde podremos disfrutar de sus 20 grifos de cerveza. Alrededor de la mitad, son rotativos de cerveza artesana de diferentes lugares del planeta.

No solo es beber en este lugar,  también podremos llenar la barriga con hamburguesas, raciones o con carnes hechas en su maravillosa parrilla.

No dudéis en pasar por la Rúa do Polígono 32, El Temple, a pocos minutos de nuestra ciudad y disfrutar de algunas de las cervezas de Naparbier, Brewdog, Brouwerij kess, entre otras, y de paso por qué no acompañarlas con unas sabrosas alitas de pollo a la parrilla.

IMG_20170413_140745786_HDRIMG_20170413_140240570_HDRIMG_20170413_141101721IMG_20170413_141528488IMG_20170413_141052527IMG_20170413_151243253IMG_20170413_150056747IMG_20170413_141917830IMG_20170413_142533455_HDRIMG_20170413_161634751_HDR

I Festa da Cervexa de Cedeira

Los pasados días 7, 8 y 9 de abril se celebró en la localidad coruñesa de Cedeira la primera edición de la Festa da Cervexa, una muestra gastronómica y artesanal organizada por la Comisión de Fiestas de este fantástico pueblo. En la explanada del paseo marítimo se congregaron varios food trucks, una pulpería y diferentes puestos de artesanía y antigüedades, entre ellos uno pequeño de venta de discos. Como siempre, no me pude resistir a echar un ojo y encontré el LP Veneno en la Piel de Radio Futura a un precio irrisorio. Tanto para el viernes como el sábado noche se programaron conciertos dentro de una enorme carpa, destacando las bandas tributo Mártires del Rock (Los Suaves) y Riff Raff (AC/DC) o el grupo de rock garage-soul The Hellbuckers. Y cómo no, la clásica sesión vermú para sábado y domingo, con callos y pulpo para todo hijo de vecino.

IMG_3205

En el tema del bebercio, que es lo que más nos interesa, en el lado opuesto al escenario se situaban los stands de varias empresas gallegas de cerveza artesana. Las cerveceras que participaron en la fiesta fueron Artabria y Bandua, ambas localizadas en Sada, Vacaloura (Nigrán), Estrella Pontesa (As Pontes), Faxilda (Vilaboa) y La Ferrolana. Todas ellas ofrecían una selección de sus mejores cervezas en barril y venta de packs de botellas para llevar. Aproveché bien la ocasión y probé unas cuantas. Una Pale Ale de Artabria, la Rye Pale Ale que pinchaba Vacaloura, la Summer Rain, American Wheat de Bandua muy decente, y mi favorita de todas, la Atlantic IPA de Faxilda. Bastante fan de esta última, fue mi elegida para mojar la garganta durante los conciertos del sábado. Al día siguiente, vuelta para comer unos callos y pillar unas botellas de las cervezas que más me gustaron para llevar a casa.

He de poner un pero a la organización, y es que no hace falta ser un experto en el mundo cervecero para echar en falta el vaso de cristal. Algo sorprendente además, ya que es bastante común en este tipo de eventos la venta, a modo de entrada, de un vaso de cristal de la fiesta. Una buena forma de hacerse publicidad y de que el público beba contento. Ahí queda la recomendación. De todas formas, un gustazo que se organicen eventos así tan cerca de casa, que no sea la última. ¡Viva la birra y viva Cedeira!

IMG_3207IMG_3206

Voice Of The People

“Life & Death” de Vocation Brewery

En el condado de Yorkshire encontraremos buenas cerveceras como Ilkley , Northern Monk , Magic Rock , Saltaire y muchas más incluyendo Vocation Brewery. Esta última con base en Hebden Bridge tiene una capacidad de producción de más de 17.000 litros por semana. Una de las cerveceras del Reino Unido que podríamos decir del TOP 10. La gente de Vocation nos trae esta IPA llamada Life and Death (6,5%). Una cerveza hecha con agua, malta, trigo, lúpulo y levadura. Sin filtrar ni pasteurizar, con un color cobrizo, aromas de frutas tropicales y cítricos. Sin olvidarnos de su persistente amargura gracias a la cantidad de lúpulo americano utilizado. Una de esas cervezas que merece la pena probar, en definitiva una gran IPA.

Herculina

Inagurado en noviembre del pasado año en nuestra ciudad por los mismos propietarios que el Barlovento, la Herculina está situada en la calle Juan Flórez nº 85, donde anteriormente había un taller mecánico, y donde los dueños han respetado sus vigas y su gran claraboya para así aprovechar la luz natural. Nada más entrar nos encontramos una larga barra y unas mesas donde tomar algo. La zona del restaurante está dividida en dos plantas espaciosas: la parte superior cuenta con varias mesas y una pequeña barra. Es un espacio abierto desde el cual se puede ver la parte baja del restaurante. En esta, al fondo está su cocina abierta en donde elaboran  todos los platos en su parilla menos la fideuá. Cuenta con una carta elaborada con productos de nuestra tierra y mar. Su precio ronda los 20 euros por persona. Por semana cuenta con un menú del día por 10,90 euros con un primero, un segundo, bebida, postre y café.

IMG_20170408_153902618_HDRIMG_20170408_153843744IMG_20170408_143100242IMG_20170408_143052697IMG_20170408_150524238IMG_20170408_144848590

The Massimo Osti Archive (English version)

27-29 January 2017. Brick Lane, East London.

“The legacy of Massimo Osti is all around us at Jacket Required. His groundbreaking work in founding the likes of Stone Island and C.P Company set the tone for many of today’s most revered brands. Though he passed away almost twelve years ago, his work lives on in the brands he brought to life and the fashion as a whole.

With a design philosophy based around experimentation and innovation, Osti took key military garments as a starting point and created something new using techniques he developed himself.

Having trained as a graphic designer, Massimo’s uncommon take on fashion together with a self-confessed stubborn streak helped him cement a reputation as a peerless pioneer.

Since his passing his family have sought to keep his spirit flourishing through an ever-expanding archive in his home city of Bologna. It is from this mind-blowing abundance of history that Proper magazine eventually managed to curate this exhibition of key Massimo Osti pieces.”

Jacket Required, London.

1

Stone Island and C.P. Company clothing first started appearing on the terraces of English football towards the end of the eighties. A natural progression from established Italian sportswear brands such as Ellesse, Fila and Diadora, that had been gracing the terraces for previous years. A new type of innovation of fabric, garments and branding were to be adopted by the terrace culture of England. The iconic branding of the button badge of Stone Island was to become, and still is the most recognisable brand associated with casual culture. For nearly 30 years Stone Island has been the most sought after clothing for any hooligan, or wannabe hooligan.

To this day the Stone Island button badge and C.P. Company Goggle Jackets hold mixed opinions amongst casual culture. A cliché to some to be seen wearing them on the terrace, as an instant advertisement to opposing fans and the authorities that you are a potential opponent or trouble maker. To others, still a relevant part of casual culture fashion as it’s ever been. Stone Island and C.P. Company are still the badge of honour for the terraces.

Regardless of your opinion, the true beauty of these created garments is where they came from, Massimo Osti. A ground breaking innovative designer who approached clothing in a different manner than ever seen before. His status has become iconic and his ideas are inspiring many brands to this day following his ideology.

A small piece of The Massimo Osti Archive came to London for three days in January. Running alongside the fashion trade show Jacket Required, together with Proper Magazine, an exhibition of 50 key pieces from Massimo’s work was displayed. The Massimo Osti Archive in Bologna includes 5,000 garments and over 50,000 fabric samples from around 300 textile mills and garment companies. Proper Magazine travelled to Bologna to pick the exhibition pieces. A private viewing day was followed by two days open to the general public. The exhibition also coincided with the release of the second edition of the Ideas from Massimo Osti book.

2

London is not a city that I am personally attracted to. Overcrowded and badly operated public services, congested roads. 100 mph life style with no time for care or thought for others. It is a wonderful city to explore and visit this land once great imperialistic history, however a cold and heartless city that will eat you up and spit you out. Approximately 90 km away from our beautiful city of Portsmouth, London is an easily accessible city to venture to for such events like this. The exhibition was situated on Brick Lane in East London. Brick Lane is known locally to some as ‘Banglatown’ due to its current large community of Bangladeshi immigrants. Although it has housed many nationalities of immigrants since the 17th century. Brick Lane is also extremely famous for its curry houses. The Old Truman brewery has also been on Brick Lane since the 17th Century until its closure in 1989. Currently it’s is an arts and events venue holding events like this.

The Archive exhibition was an impressive event featuring some of Massimo’s iconic pieces, from the C.P. Company goggle jackets through to Stone Island Ice Camo jackets. For people like myself with very little knowledge of Massimo’s career, it was an interesting spectrum of his catalogue of work, including projects outside of the Stone Island and C.P. Company banner. The two Left Hand jackets were especially favourites of mine. Also featured were projects Massimo embarked on with the car maker Volvo and clothing company Levi’s. A pamphlet was available regarding the pieces on show. However at times it was hard to identify the text to the exhibited pieces. Personally I would of preferred written text accompanying each piece on display. I’m sure the choice of Massimo’s work that was displayed will be debated by many experts of his work, but for us novices it was an opportunity for a perspective of Massimo’s work and career. The jacket descriptions below are from the text provided from Proper Magazine published pamphlet.

Goggle Jackets. Massimo’s initial idea of incorporating goggles into the jacket came after he studied Japanese Civil Defence uniforms. The ever constant influence of military clothing is apparent from the Swiss Army camouflage jacket that first appeared in service in 1957. This became the model for the Mille Miglia jacket some thirty years later.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

C.P. Company, cotton leather bomber jacket. Inspired by a vintage Dutch police uniform. This 1982 jacket uses goatskin leather waterproofed cotton poplin.

10

C.P. Company, brown deerskin suede bomber jacket.

11

Stone Island, hand-sprayed jacket.

In a project aimed at raising funds for the Rainforest Foundation, these garments come about after a meeting in 1989 between Massimo, Sting and the chief of the Kayapo tribe. The Rainforest Foundation was an environmental charity dedicated to dangers of deforestation as well as preserving the Amazon’s natural habitat.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Stone Island Ice Camo. To some, the concept of a fabric changing colour according to the temperature is perhaps Massimo’s most recognisable innovation. In around 1987, Massimo’s assistant Lorenzo Piazzi began a conversation with a Japanese fabric developer, who had created a special nylon entitled Sway. Following an exciting period of testing, Massimo presented his first collection of ice jackets which he nicknamed Zelig after Woody Allen’s 1983 film.

18

In order to further experiment with thermosensitive fabrics, the second generation of ice jackets was created for A/W 1989-90. Using more subdued tones, the technology was expanded to be used on nylon, polyamide, cotton, jersey and linen. Not content with this, Massimo had another innovation up his sleeve. Stone Island announced itself into the 1990’s with the Camouflage Ice Jacket. The concept was an ambitious one which led to a significant spell in experimentation. The result is a camo pattern fabric which becomes monochrome when reacting to heat.

Stone Island camouflage ice jacket.

Stone Island camouflage ice jacket cape.

21

Stone Island camouflage ice jacket, vest and field ice jacket.

22

Stone Island camouflage ice jacket.

Left Hand hooded jacket. Created in 1983, Left Hand was Massimo’s first new brand for a decade. He used it as a new vehicle to showcase Thermojoint, a marriage of cotton and PVC inspired by a vision of a post-cold war future. The fabric was immediately copied. While trends at the time appeared to favour natural fibres. Massimo went against the grain by utilising new fabric and bonding synthetic fibres with cotton.

Left Hand jacket.

Boneville.

ICD+ Prototype. Having already worked with Levi’s on their Dockers line in 1999, a year later Massimo created a global line for the brand named ICD (Industrial Clothing Division). Taking the concept a step further, the ICD+ range was made in conjunction with Philips and consisted of four jackets that came with built in electronic devices stored in specifically shaped pockets, such as an MP3 player, mobile phone, headphones and a microphone.

34

Vintage Israeli Parka (with photocopies of pockets and zips attached). Massimo’s approach to design was an early form of cut and paste. Having trained as a graphic designer, the conventional method of clothing design did not come naturally to him. Instead he would photocopy various details taken from clothing in his archive which he would then cut out and attach to another vintage jacket. He would then usually leave this jacket hung up for a few days before coming back to re-examine his work.

Massimo’s personal sketch book.

38

Stone Island, reflective jackets.

Stone Island Zeltbahn cape. Using Stone Island’s founding cotton canvas Tela Stella in 1982. The fabric was created from military truck tarpaulins, impregnated with contrasting colours then softened and faded with an enzyme wash. The inspiration for the triangular design comes from a 1930’s German army cape with Massimo adding a hood and wide cuffs to keep the rain out.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Volvo Boiler Suit. In 1984 Massimo was asked by Swedish car manufacturers Volvo to design a range of functional clothing for their design factory workers and office employees. As well as this boiler suit his designs included jackets, vests and overalls.

47

Accessories

Vintage Gas Mask.

4849

Stone Island brown suede boot.

50

C.P. Company ashtray

51

C.P. Company magazines 1985-92

Words and Archive photos: North Harbour

Jacket descriptions: Proper Magazine

Deutschland 83

d83Deutschland 83 nos sitúa en 1983 en una Alemania dividida entre la parte occidental, aliada de los estadounidenses, y una oriental, la soviética.

Empieza la serie sonando Major Tom, un tributo de Peter Schilling al astronauta también protagonista de tres temas de David Bowie. Creada por el matrimonio Winger y compuesta por una primera temporada de ocho capítulos, la serie germana es un soplo de aire fresco para los amantes  del género de espías.

Martin Rauch es un militar del ejército de Alemania oriental reclutado por una agente del servicio de inteligencia llamada Lenora, que resulta ser su propia tía. Su misión es infiltrarse al servicio del Stasi en un cuartel de Berlín occidental bajo el nombre del teniente Mortiz Stamm, mano derecha del general Edel. A Martin la idea de dejar a su novia y a su madre enferma no le hace demasiada gracia, pero finalmente por diversas casusas es coaccionado.

La música juega un papel muy importante en la serie. A lo largo de la serie suenan canciones de grupos de éxito internacional de la época como New Romantics, Duran Duran, New Order y Eurythmics.

Deutschland 83 es una producción alemana de los responsables de grandes éxitos de la televisión europea como Hijos del Tercer Reich o The Tunnel. Fue adquirida por Sundance TV, convirtiéndose así en la primera serie de lengua alemana que ha pasado a emitirse en una cadena estadounidense. Muy recomendable.

San Lúpulo

A quien vamos a engañar, cualquier motivo nos vale para salir a tomarnos un par de pintas, y este pasado fin de semana había en Madrid un motivo más que convincente, San Lúpulo.

El evento tuvo lugar los días 13,14 y 15 en el barrio de Chamberi, celebrándolo con una ruta por 6 bares de dicho barrio, donde se podía degustar una selección de cervezas artesanales elegidas para la ocasión, aparte de las que pinchan habitualmente en dichos establecimientos.

Nuestra ruta comenzó el viernes por la noche en el acogedor local de Toast Tavern (Guzmán el Bueno, 34) donde pudimos probar la IPA de Edge Brewing, una cerveza artesana al estilo americano muy recomendable. Continuamos calle arriba hasta llegar a Taproom (Guzmán el Bueno, 52), un bar de luz tenue decorado al estilo inglés donde pinchaban la IPA de Freaks Brewing.

El sábado retomamos nuestra ruta en Labirratorium (Blasco de Garay, 21), una Tienda/Bar especializada en el mundo de la cerveza artesanal, donde degustamos la Imperial IPA de Cervezas Medina, para mi gusto la mejor del recorrido. Sin más dilación subimos al Mercado de Vallehermoso, donde se encuentran Prost Chamberi y Drakkar. Ambos bares están situados dentro de este mercado de barrio, dándoles una esencia totalmente distinta de cualquier otro local. Allí pudimos probar una Lotus IPA y la IPA TOMA SHOCK de Mad Brewing respectivamente. Por último, pero no menos importante, subimos al único bar que nos faltaba para completar la ruta, La Piraña (Guzmán el Bueno, 81) donde pinchaban la IPA SIMCOE de La Quince.

Como broche final, habiendo completado el reto de consumir una pinta en cada establecimiento, nos regalaron una botella de Tempes Brewing “DIOS MIO”, una IPA con jalapeños al más puro mexicano.

Korleone

img_20161016_204007_502img_20161017_183816_394img-20161016-wa0018img-20161016-wa0019

III feria da cervexa artesá cidade vella da Coruña 2016

Los pasados días 9,10 y 11 de septiembre tuvo lugar en la Plaza de Azcárraga de nuestra ciudad la III feria da cervexa artesá cidade vella da Coruña 2016. El evento contaba con la participación de alrededor de 20 cerveceras y donde hubo una gran participación gallega,  aunque también se habían desplazado algunas de otros lugares como Portugal, Madrid o Cantabria. Dentro de la programación se podía disfrutar de talleres,  charlas,  conciertos y comida a cargo de 4 food trucks. Nos acercamos el sábado a probar alguna cerveza y a disfrutar del directo del grupo onubense The Preachers. La primera que tomé fue un clásico, una 942 de los cántabros de Dougalls que ya había probado en más de una ocasión. La segunda una American Pale Ale de los madrileños de la Virgen.

Poco a poco van creciendo los eventos desde tipo por nuestras tierras,  esperamos que siga corriendo la cerveza.

p60910-202011p60910-202000p60910-202736p60910-203017p60910-203349p60910-203422

Newport ‘til I die! (Parte II)‏

1-primera-foto 

Newport on the Usk, industrial working town, steel works, docks, dark, in the nineteenth century full of wily entrepreneurs and hoary sons of toil, ruffians in rags, women in shawls, businessmen in stove-pipe hats. It’s not that today. Nothing likeReal Newport by Ann Drysdale.

Newport (…) had a tight little firm of around 50-60 lads who were very loyal to each other. If Newport as a team never existed and these lads would have followed Cardiff and were around in 1945, we would have given Adolf Hitler and his troops a run for their money” S Kaged in Diary of the Soul Crew 2.

Hace algún tiempo escribí un artículo sobre la casual firm del Newport County en los años 80, un grupo “pequeño pero con muchos cojones”, tal y como afirman no pocas fuentes. Finalmente fue publicado en el segundo número del magazine Etiqueta Grada y, a pesar de ser un texto bastante largo (5.306 palabras), tengo que decir que los comentarios y críticas fueron bastante positivos, algo de lo que me siento orgulloso.

Poco tiempo después de terminar mi artículo entré en contacto con varios lads del Newport que de hecho vivieron aquella época. No pude añadir sus testimonios a mi primer artículo puesto que éste ya estaba escrito y terminado. Sin embargo, la nueva información y fotos que me proporcionaron bien merecían un segundo artículo sobre el tema – escrito desde un ángulo ligeramente diferente, menos basado en los libros sobre la escena galesa que había leído y más en relatos de primera mano. En otras palabras, un acercamiento más personal.

Lo que sigue a continuación es una compilación de experiencias e ideas relatadas por tres aficionados del Newport County. Sus nombres son Neal Heard (famoso autor de ‘Trainers’ y ‘A Lover’s Guide to Football Shirts’), Tutty (‘top boy’ histórico de Newport) y Andrew (otro ‘old face’ de Newport y fundador original de la Youth Firm). No puedo más que darles las gracias por contarme su historia.

 

* * *

 

Como recordareis aquellos que leísteis el primer artículo de Etiqueta Grada, Newport es una pequeña ciudad a orillas del río Usk, situada a 19 kilómetros al noreste de Cardiff, la capital de Gales. En cierta ocasión fue considerada como la ciudad más violenta en todo Reino Unido, pero esta historia ya os la conté. Para los recién llegados simplemente remarcar que no es de extrañar que estos lads fueran duros de cojones.

Los orígenes de Newport se remontan al siglo XI, cuando los normandos se refirieron a ella por primera vez como Novus Burgus (Ciudad Nueva), pero de hecho el primer asentamiento importante en el río Usk, Caerleon, data del 74 o 75 a.C., años en los que el ejército romano estableció un fuerte mientras hacía la guerra contra las tribus locales. Las ruinas romanas de Caerleon pueden ser visitadas hoy en día en las afueras de Newport y se encuentran ciertamente rodeadas de misterio: cuenta la leyenda que Caerleon podría haber sido la mítica ciudad de Camelot, donde el rey Arturo estableció su corte. La pregunta surge inmediatamente: ¿podrían los casuals del Newport ser vistos como los herederos de los Caballeros de la Tabla Redonda? Quizás. Sólo que en lugar de luchar contra dragones, elfos y otras criaturas mágicas, llevarían a cabo incursiones sorpresa en Cardiff en busca de la Soul Crew.

123456789

Pero comencemos desde el principio. Y lo primero sobre lo que le pregunté a Tutty (para continuar con la metáfora Camelot-Newport Firm, Tutty sería un Sir Lancelot al uso) fue cómo recordaba él los años previos a la escena casual en Somerton Park: “En los tiempos anteriores a los casuals yo era, como muchos de nosotros, un joven skinhead. Recuerdo a los mayores haciendo planes sobre dónde intentarían y estarían antes y después del partido para tender la emboscada al grupo visitante. Así que supongo que en cierta medida había algún tipo de organización. Mi hermano, un skinhead más mayor que yo, me contaba acerca de algunas de las movidas que tenían. Y él resultó ser la primera persona que vi detenida – contra el Swindon Town en casa en 1980”. No pasó mucho tiempo antes de que la nueva estirpe de los llamados dressers desplazara a los skinheads por completo, revolucionando las gradas británicas al vestir un amplio escaparate de colorida ropa de diseño. Tutty de nuevo sobre el nacimiento de la cultura casual en el County: “Recuerdo que un día era skinhead y al día siguiente ya no lo era, fue tan simple como eso. A principios de 1983 iba con botas y tirantes, cuando llegó el verano vestía ropa deportiva y para Navidades mi armario estaba ya a tope. Siempre eran los skinheads quienes saldrían en busca de otros skinheads de equipos contrarios. Y siendo una moda tan impresionante, era distinguible a una milla de distancia. Entonces comenzamos a ver algunos cortes de pelo y colores llamativos siendo usados entre los skinheads en varios partidos en casa y fuera. Sobre todo en New Street Station. Fue casi como si instantáneamente absorbiésemos todo aquello de una forma individual porque lo siguiente que supe al próximo partido fue que nuestras botas y tirantes habían sido reemplazadas por zapatillas y camisetas deportivas, ¡y llevábamos pelo! Mi deseo por la nueva moda se convirtió en una obsesión, gastaba todo mi sueldo en ropa. Esa obsesión se extendió con bastante rapidez por las gradas del County, incluso en aquellos que no fueron skins”.

En este punto, Andrew retoma la historia: “Mis primeros recuerdos de la moda de entonces son lads vistiendo ropa deportiva de marcas tales como Fila, Kappa y Sergio Tacchini, después cambiaron a Burberry, Aquascutum y pantalones Farah y pantalones de pana Lois, sin olvidarme del calzado: Adidas, Diadora y Puma. Todo el mundo también comenzó a vestir marcas de golf tales como Pringle y Lyle & Scott. Entonces se empezó a evolucionar hacia marcas italianas y francesas como Best Company, Chipie, C17, Classic Nouveau, Ciao y Chevignon. El resto es historia”.

Neal Heard va más allá en su respuesta y comparte con nosotros una profunda reflexión sobre la efervescente fashion scene en aquella época, situando a Newport al frente de distintas tendencias revolucionarias: “Es interesante que hayas elegido la escena de Newport en los años 80. Para mí, Newport, ahora conocida como una ciudad oscura, dura y descuidada,  fue LA ciudad de Gales allá por los ochenta. La ciudad fue siempre una ciudad dura y de clase obrera, con enormes acerías y florecientes y agitados puertos. Pero por varias razones, Newport destacó de forma bastante sorprendente en lo referente a la moda.

La ciudad contaba con una próspera y respetada escuela de arte justo en el centro de la ciudad, y creo firmemente que esto tuvo una importante influencia en la escena de la moda en la ciudad.

La ciudad también atrajo al público punk y “alternativo” de los Gwent Valleys, quienes siempre tuvieron una influencia en la moda muy contestataria y anárquica. Así, Newport tuvo muchas y variadas escenas de moda, donde todas se alimentaban e influenciaban entre ellas, ninguna escena se tornó demasiado aburrida o descuidada y todas colaboraron a que las demás creciesen.

Mucha gente de Newport triunfó en la escena de moda de Londres, como Steve Strange de Blackwood, frecuentemente visto en Newport, que acabó creando el Blitz club. Fraser Moss fundó la marca de ropa You Must Create (YMC). Simon Spitteri es responsable de compra de ropa masculina para la enorme e influyente compañía online de moda Mr. Porter. Fraser Trewick fundó Hawksmill Denim Co; y la lista va más allá, con estilistas, encargados de compras y diseñadores, todos procedentes de la ciudad y que acabaron teniendo éxito. Este humilde entrevistado fue el creador de ‘Trainers’, y ahora trabajo para Le Coq Spotif desarrollando mi propia colección para esta mítica marca.

Yo era un wannabe futbolero por aquel entonces, pero siempre me pareció más interesante la mezcla y fusión de las distintas corrientes. Por ello, aunque me encantaba mucha de la ropa casual, especialmente la temprana “época de apropiación de marcas de abuelo”, me gustaba modificar y combinar mi look, así que no se me podía etiquetar como un dresser uniformado. Pienso en Newport como una ciudad que tomó y adoptó este enfoque. De ahí que los dressers del County tuviesen mucho nivel, demostrándolo en las gradas de forma tan elegante como brutal. Muchos de los primeros casuals tenían un pasado como mods, skins o punks, así que el look al final distaba mucho de ser un cliché. Newport llegó a ser conocida como la Nueva Seattle, apodo que le puso la revista NME, y este espíritu independiente, respecto a la ropa, existía en todas las escenas de moda de la ciudad, incluyendo por supuesto a los movimientos del NCFC B-Team y de la Youth Firm”.

1011121314

Nos quedamos ahora con dos nombres: B-Team y Youth Firm. B-Team era básicamente el término utilizado por la gente mayor como Tutty para referirse a la firm y, aunque tenían hechas algunas tarjetas donde aparecía el nombre B-Team y solían cantar a voces todo el rato la canción de la intro del Equipo A para echarse unas risas, se trataba más de un nombre que utilizaban entre ellos, y no tanto el nombre del grupo, realmente nunca lo aireaban por ahí. Los casuals del Newport no se preocupaban demasiado por los nombres.

Por otro lado, la facción más joven de la firm del Newport, conocida como la Youth Firm, fue fundada en 1986 por Andrew y algunos otros chavales. Ya por entonces había muchos lads mayores involucrados dado que los dressers y los skins antes que ellos llevaban haciendo de las suyas desde hacía bastante tiempo. La Youth Firm fue creada por chicos de entre 14 y 18 años y pronto se convirtió en un pequeño pero feroz grupo que buscaba sus propias movidas. Cardiff fue siempre su elección predilecta para sembrar el caos, continuando la tradición de hacer visitas a la Soul Crew en días que no había partido y atacando sus pubs. En ocasiones, los partidos de rugby que se jugaban en la capital proporcionaban a estos lads la excusa perfecta para buscar bronca, tal y como Tutty recuerda: “Algunos de los chavales solían ir a The Arms Park èn Cardiff bien a buscar movida al Friendship Pub o a un par de internacionales, y la encontraban, pero tampoco era una cosa que sucediese todos los días y desde luego no era para mí. Dicho esto, lo que sí hacíamos era juntar una buena crew los sábados en verano, cuando no había fútbol, para ir a buscarla”. Pero la gente de Cardiff no eran los únicos enemigos con los que se cruzaban en Gales; a lo largo de los años Newport tuvo varias peleas con Swansea y Wrexham. Andrew de la Youth Firm recuerda uno de sus primeros partidos contra el Wrexham: “Yo tenía solo 13 años y jugábamos contra el Wrexham en casa un martes por la noche, ellos salieron del tren y fueron andando por el puente de Newport. Nosotros aparecimos detrás de ellos, éramos como unos 50 y del Wrexham había más o menos el mismo número. Hubo pelea durante unos 10 minutos, hasta que empezaron a aparecer más de los nuestros y los del Wrexham dieron la vuelta y corrieron. Siempre recordaré cuando un tipo del Wrexham que llevaba una ski jacket Kappa se cayó, entonces uno de los mayores sacó un cúter, le rajó el frontal de la chaqueta y le dejó una tarjeta de visita dentro. Acabas de conocer al NCFC B-Team. El empleo de tarjetas de visita fue un elemento muy común entre la mayoría de los grupos allá por los años ochenta”.

Podéis leer acerca de ésta y otras refriegas contadas en primera persona por lads del Newport y también algunos de sus enemigos, en el libro ‘The Trouble With Taffies: Welsh Hooligan Gangs’ de Jeff Marsh, el cual recomiendo a todo aquel al que le interese la escena galesa. Curiosamente, Tutty es mencionado en el libro: “La otra figura principal en Newport era Tutty. Siempre paraba en el Lazers los fines de semana y siempre vestía toda la ropa que estaba de moda en la época. Se podría decir que era el tipo mejor vestido entre los chavales del County, de lo que puedo recordar. Él y su hermano siempre estaban en problemas con la policía” Ni que decir tiene que debía preguntarle pues por sus influencias a la hora de vestir y por su look favorito durante aquellos años: “Habiendo formado parte de una moda tan cambiante y echando la vista atrás, mi look favorito era con diferencia el de la  ropa deportiva. Sencillamente me encantaba.

A la pregunta de si Newport tomó influencias de otras firms más grandes es realmente difícil responder. Si hago caso a buena parte de los libros que he leído, nadie reconoce haber sido influido por nadie jajaja. En lo que a mí respecta, fichaba lo que llevaba alguien y si me gustaba, entonces podrías decir que esa persona, a la que quizá nunca llegaría a conocer, me proporcionaba la idea. Así que personalmente cogía la idea de alguien y la tomaba para mí mismo. Y eso funcionaba también para buena parte de la firm. A nadie del núcleo duro le gustaba vestir las mismas prendas. Y con la ingente variedad existente, si estabas preparado para viajar a otras ciudades, tal y como yo hacía, era fácil no acabar todos vestidos iguales”.

151617181920212223

En algún momento a finales de la década el acid house y la cultura rave se extendieron por toda Gran Bretaña, lo cual significó que un enorme número de futboleros acabaron metidos en la música de baile y el consumo de MDMA. Este hecho, junto con la Tragedia de Hillsborough, tuvo un enorme impacto en el número de peleas que tendrían lugar en los estadios británicos durante los años siguientes. Newport, como ya expliqué en su día, no fue la excepción, con el agravante de que el equipo bajó varias categorías y finalmente desapareció debido a problemas económicos (finalmente fue refundado en las categorías más bajas del fútbol británico y se vio forzado a jugar como local en Inglaterra). O como Andrew me contó: “Sí, estás en lo cierto. Muchos de los muchachos empezaron a irse de raves y a tomar éxtasis, lo más sorprendente es que ahora te encontrabas bailando en fiestas al aire libre junto a lads enemigos con los que apenas unos años antes te habías estado dando de hostias. No sería hasta finales de los 90, cuando la escena rave empezó a morir, que los lads volvieron de nuevo al fútbol”. Tutty también interviene: “Hacia finales del año 1989 empecé a ir a raves y me enganchó completamente. Dejé de ir al fútbol y todo se reducía a ver qué rave o club visitaría esa noche. Y así me tiré varios años. Hasta que tuve que parar y volver de nuevo al mundo real. Supongo que así es la vida J”

No me gustaría terminar sin mencionar a los Disorderly Young Casuals (DYC), que son quienes actualmente portan la llama del hooliganismo y la cultura casual en Newport. A este respecto, cedo las últimas palabras de este artículo a Andrew: “Sí, son principalmente los DYC quienes están involucrados estos días. Pero los lads todavía siguen asistiendo a las grandes citas, como los partidos contra Portsmouth y Bristol Rovers. La mayoría de DYC tienen sanciones provisionales y están esperando juicio por una bronca que tuvieron con Leyton Orient al principio de esta temporada [se refiere a la temporada 2015-2016]. En Newport ahora mismo los incidentes son escasos y no se dan habitualmente. La verdad es que los DYC son un grupo con un par de huevos y, con el tiempo, están viendo crecer sus números. Muchos de ellos son hijos de los viejos lads de los ochenta”.

Álex

242526